19:56. LUNES 21 DE OCTUBRE DE 2019

Despidos en ‘La Gruta’

Oviedo
11 marzo, 2013
FERNANDO ROMERO

La empresa despide y regula a 13 empleados, todos ellos fijos y mayores de 50 años, que llevaban más de 30 años trabajando en el hotel.

De los 133 empleados de la época de los hermanos Cantón, hoy sólo quedan 2. ‘La Gruta’, uno de los ho­teles más señeros de Oviedo y de Asturias, no levanta cabeza. La si­tuación laboral es, cada mes, más precaria, y los últimos empleados de la plantilla fija, los más vetera­nos, luchan ahora para que el actual propietario de hotel, les pague las liquidaciones e indemnizaciones, que les corresponde.

Ocho de esos trece trabajado­res han sido despedidos -el juez ha reconocido la “improcedencia”-, mientras que el resto decidieron presentar su renuncia laboral, des­pués de que la empresa les ofreciera reducir su jornada a la mitad, algo que rechazaron. Pero ni los despe­didos, ni quienes han causado baja voluntaria, han cobrado el dinero que les adeuda la empresa, que in­tentó saldar los despidos y los ce­ses con un pagaré, según explica María Teresa Manzanera, portavoz del colectivo de trabajadores. Las indemnizaciones y liquidaciones adeudadas, oscilan entre los 20.000 y los 75.000 euros, “y nos querían dar pagarés a 24 meses, aunque nuestros abogados nos dijeron que los rechazásemos ya que, cuando llegase su vencimiento, nadie sabe en qué situación estará la empresa”.

Para ahorrar costes (trienios, quinquenios…), el propietario del hotel ‘La Gruta’, Amado Alonso, ha emprendido un rejuvenecimien­to de la plantilla. “No quiere gente mayor. Los afectados tenemos en­tre 53 y 59 años, y éramos todos fi­jos. Lo que quiere son trabajadores temporales. En su día, ya nos avisó (Amado Alonso) de que entraba pa­ra hacer limpieza, y vaya si la está haciendo”, relata una exempleada de ‘La Gruta’. Durante esta semana, los trabajadores han realizado dos sentadas delante del hotel y piensan seguir movilizándose frente al esta­blecimiento, y también delante de otros negocios del empresario, has­ta que liquide la deuda que mantie­ne con sus exempleados. “Nos dijo un día que con el dinero de su fami­lia no se juega, y nosotros le deci­mos ahora lo mismo”, explican.

Los 13 afectados desempeña­ron, durante más de 30 años, labo­res de camareros, almacenistas y camareros de piso, y fueron con­tratados en la época de los herma­nos Cantón. Desde hace tres años, el actual propietario ha llevado a cabo una continua reducción de la plantilla, que afecta a los emplea­dos de mayor edad, y por tanto con mayores cargas sociales y econó­micas, a pesar de que el compro­miso al que llegó con los antiguos propietarios era el de mantener a la plantilla, algo que, según Ma­ría Teresa Manzanera, se confir­mó cuando Amado Alonso se hi­zo cargo del hotel “y nos dijo que íbamos a seguir hasta que nos jubi­láramos, aunque nada más llegar empezó a despedir ya a los de las oficinas, con la diferencia de que a ellos sí les pagó”

De 133 a 50 trabajadores

Ernesto Cantón fue, junto a sus her­manos, uno de los fundadores de ‘La Gruta’ en 1959. Estos días dice estar muy afectado por el despido de sus antiguos empleados, a los que con­sidera de su familia, y por eso apo­ya sus movilizaciones. “Una vez contratamos a varias personas de una misma familia de las Cuencas y acabaron trabajando en nuestro hotel 24 integrantes de esa misma familia. Es una pena lo que está pa­sando con La Gruta. Cuando deja­mos el negocio, teníamos trabajan­do a 133 personas fijas, y ahora solo quedan dos”. Cantón, que dirigió La Gruta durante 41 años, acompañó el pasado lunes a los trabajadores en sus protestas, y recuerda que cuan­do dejaron el hotel llegaron, con el nuevo propietario, a un compromi­so de mantenimiento de la plantilla, algo que ha cumplido.

Este veterano empresario no se explica la deriva de La Gruta des­de que la cogieron los dos últimos propietarios, teniendo en cuenta la buena clientela que siempre ca­racterizó a este establecimiento, y lo achaca a la “mala dirección que ha tenido, porque, por ejemplo, ha quitado muchas cosas y el mesón ahora solo abre desde la 1 de la tar­de hasta las 4”.

El hotel ‘La Gruta’ tiene 4 estre­llas y 105 habitaciones, y además de hotel, fue un referente de la gastro­nomía asturiana. En la actualidad hay en plantilla unos cincuenta trabajadores

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter