05:51. JUEVES 27 DE FEBRERO DE 2020

La hora del cambio

Opinión
20 mayo, 2011
Cristina Coto

Poco queda por contar en esta jornada de reflexión previa a la convocatoria electoral. Sin duda, la campaña habría sido muy diferente de no haber irrumpido con fuerza en la misma FORO ASTURIAS y Francisco Álvarez-Cascos; los de siempre habrían tenido que esforzarse menos, sobre todo en insultos, descalificaciones y calumnias. Los dos partidos hasta ahora mayoritarios han coincidido en tal objetivo, y hasta Areces, tras ser apartado por sus propios compañeros de partido, dada la cocina de corruptelas que tenía montada en el Gobierno, ha tenido su momento de gloria; a él le ha tocado hacer el llamamiento al miedo –es decir, la parte del discurso de las izquierdas mas vista y mediocre-, y ha llegado a espetar: “Cascos hace peligrar las conquistas de Asturias”. Si no fuera tan triste tendría su gracia, porque ¿a qué conquistas se refiere? A los 90.000 parados, a los 46 millones de euros estafados (que se sepa de momento) a los millones en sobrecostes, a las infraestructuras paralizadas, a los jóvenes que emigran o a las miles de personas que subsisten en Asturias gracias a los vales de comida de una Cáritas desbordada.

Mientras Álvarez-Cascos iba desgranando sus propuestas electorales, propuestas hechas desde Asturias y para Asturias, los demás iban perdiendo los nervios. El PSOE, con la corrupción encima, el PP echándole una mano y ofreciéndole un debate que no tocase el caso Riopedre –por cierto, no hubo debate, ni con Riopedre ni sin él- y los minoritarios de IU, nerviosos, muy nerviosos por si no pueden reeditar el pacto de los cargos y los coches oficiales. Aun no se han enterado de que ya sólo son una cuestión de estética; los grandes pactos son los otros: Asturias para el PSOE, Oviedo para el PP; Cantabria para el PP, Asturias para el PSOE.

La campaña ha sacado a la luz alguna sorpresa; hemos descubierto que Javier Fernández hablaba, pese a la dificultad de enfrentar una campaña electoral con el aval del desastre económico ZP- Areces; la sociedad asturiana ha podido evidenciar el compadreo de las cúpulas de los partidos hasta ahora mayoritarios; incluso unos cuantos políticos del partido de la oposición fueron obligados a venir a Asturias a tratar de apaciguar con sus carismáticas presencias las aguas del desastre; aprendieron donde estamos e hicieron un poco de turismo, cosa que siempre resulta didáctico.

Como en el libro de Czeslaw Milosz, “el poder cambia de manos”, va a cambiar, y toda la entente, con su terminal mediática transformada en una suerte de Sálvame Deluxe centrada en la calumnia desesperada, se han retratado nítidamente ante los asturianos.

Asturias necesita y cambio como el comer, como el comer de nuestros 90.000 parados y de las 33.000 familias con todos sus miembros en el desempleo. Y la tarea no es fácil, porque la clase política que nos gobierna, desde el Gobierno, y desde la oposición, nos ha llevado a una situación límite de problemas complejos y enquistados. Por eso el cambio es múltiple, pasa por regenerar las instituciones y a la administración autonómica, por la recuperación económica y la creación de empleo, por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y por conformar una nueva Asturias. Estas son las cuatro partes, los cuatro pilares básicos del programa electoral de FORO ASTURIAS.

A partir de ahí, de cada pilar, se construirá el resto. Pero hoy por hoy lo primero que necesita Asturias es un gobierno que no la hunda, con el apoyo impagable de Madrid; que no se llene la boca hablando de progreso, cuando nos envuelve lo reaccionario. Es hora de bajar el telón, para que termine la farsa.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter