16:28. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

La ruptura entre ‘los Cosmen’ y ‘los Lago’, complica aún más el rescate del Palacio

Oviedo
10 agosto, 2013
DAVID ASCASO

Para ambas familias, el Ayuntamiento de Oviedo se ha convertido en su única ‘tabla de salvación’. La deuda por la ‘operación de los Palacios’ ya alcanza los 150 millones de euros

El ‘agujero’ de Jovellanos XXI ya alcanza los 150 millones de euros, 90 a cuenta del Palacio de Congresos y 60 millones con cargo a los pisos de lujos que la empresa construye en la parcela de ‘El Vasco’. ¿Quién va a pagar las deudas de una empresa en concurso de acreedores y en vías de liquidación?, esa es la pregunta que, desde hace dos semanas, se hacen todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Oviedo. La deuda le corresponde a una mercantil, pero tiene efectos ‘colaterales’ que pueden resultar muy gravosos para las arcas municipales. A la insolvencia financiera de Jovellanos XXI, se ha sumado esta semana, la presentación de un ERE que afecta a todos los trabajadores de la empresa ‘Vasco XXI’, que ejecutaban las obras y la construcción de 106 viviendas junto a la calle Gascona. Las obras están prácticamente paradas, y varias subcontratas también han dejado de trabajar en la parcela. Al igual que en el Palacio de Calatrava, la sociedad ‘Vasco XXI’, no puede atender los vencimientos bancarios y las entidades financieras no están dispuestas a refinanciar una deuda astronómica. A los problemas económicos, se suma la ruptura entre los dos empresarios que se embarcaron en la llamada ‘operación de los Palacios’, Jose Cosmen Adelaida y Alberto Lago, aunque ya hace tiempo que sus respectivos hijos han tomado las riendas de un entuerto especulativo que solo acumula deudas. Y mientras que el administrar concursal, trata de evaluar la deuda real de Jovellanos XXI, la cuantía ya amortizada del Palacio de Calatrava a través de operación de venta, gestión y explotación, así como también el valor de los activos que tienen las distintas sociedades en las que Jovellanos XXI segregó su actividad y la ‘operación de los Palacios’; los clanes familiares no acaban de llegar a ningún acuerdo en relación a la deuda que han de asumir cada familia, es decir ‘los Cosmen’ y ‘los Lago’.

Sobre la parcela de ‘El Vasco’ pesa un crédito de 60 millones de euros, cuando los ingresos, por venta de pisos, son -por ahora- mínimos. El ‘pinchazo’ de este pelotazo urbanístico -Jovellanos XXI adquirió al Ayuntamiento la parcela por tan solo 6 millones- complica aún más el rescate del Palacio de Congresos. Por la ‘operación de El Vasco’, 106 viviendas, oficinas, plazas de aparcamiento y un centro comercial, Jovellanos XXI calculaba que obtendría unas plusvalías superiores a los 30 millones de euros. Pero todo se ha quedado en agua de borrajas. Apenas hay venta en la parcela de El Vasco, de tal manera que apenas hay ingresos en las cuentas de resultados de los Cosmen y los Lago. Entre los activos de Jovellanos XXI, para saldar sus deudas, están incluida su participación en ‘Vasco XXI’, valorada en 30,2 millones de euros, que podrían haber sido pignorados por el Banco Herrero para avalar el préstamo que la entidad financiera concedió a los empresarios. Si no hay acuerdo, y ‘Vasco XXI’ sigue sin amortizar la deuda, el Banco Herrero podría llegar a ejecutar un embargo sobre las viviendas que están en pleno proceso de ejecución. La situación salpica de lleno al Ayuntamiento de Oviedo que, antes o después, tendrá que sentarse a negociar con los dos socios que ahora han roto e intentan salvar su patrimonio. Para los Cosmen, y los Lagos, el Ayuntamiento se han convertido en su única tabla de salvación, para poder saldar parte de sus gigantescas deudas.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter