15:37. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Gabino como problema

Política
28 mayo, 2011
MARINA GARCÍA

Desencajado, ojeroso y con varios años de más. Así llegó Gabino de Lorenzo, el pasado jueves, a la reunión del Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular, convocado para analizar los resultados electorales del 22-M. El alcalde en funciones de Oviedo se hacía carne, tras su antológica y patética comparencia televisiva (TPA) en la medianoche del pasado domingo. Por primera vez, Gabino de Lorenzo necesita el apoyo de la dirección regional del PP para poder seguir al frente del Ayuntamiento de Oviedo. Y el sanedrín de la calle Fruela (Ovidio Sánchez, Fernando Goñi…), tiene asumido que el alcalde de Oviedo se ha convertido en un problema a la hora de tratar de alcanzar un pacto de gobierno con Foro Asturias a nivel regional. El Partido Popular ya no necesita a Gabino de Lorenzo, y tampoco le necesita Isabel Pérez Espinosa, que no quiere ver truncado su ‘accidental’ estrellato político. En el PP, hoy más nunca, reina el caos y el desconcierto.
¿Quién será el primero en mover ficha? Los populares prefieren esperar a que Foro Asturias les llame para emprender una negociación, así, al menos, lo dictan los cánones políticos no escritos, pero sí escriturados en el tablero de la negociación política. Mueve ficha, y convoca, el partido más votado y, por consiguiente, llamado a gobernar. Por la misma regla de tres, Gabino de Lorenzo tendría que hacer lo propio y abrir una negociación con Arturo González de Mesa (Foro Asturias), que en sus manos tiene la llave de la gobernabilidad municipal. Sin embargo, su soberbia no le permite tal iniciativa política. De Lorenzo no llamará a González de Mesa, y éste, no aceptará ningún otro interlocutor que no sea el alcalde en funciones de Oviedo, no valen intermediarios, no valen escuderos (Caunedo-Mortera).
Por ahora, Gabino de Lorenzo prefiere esperar, sabe qué el próximo día 11, cuando se constituyan los nuevos ayuntamientos en toda España, será reelegido alcalde en segunda convocatoria y 48 horas después del primer pleno de investidura. La Federación Socialista Asturiana (FSA) le ha despejado el camino (desactivando cualquier tipo de pacto entre el grupo municipal socialista y Foro Asturias), inyectando oxigeno a un político moribundo. Aún así, De Lorenzo sabe que está tocado y contra las cuerdas. Llegado el momento, probablemente, no será necesario que los grupos de la oposición -que cuentan con 16 concejales frente a los 11 del PP- presenten una moción de censura para acabar, definitivamente, con el gabinismo; su futuro ya está escrito en las negociaciones que Foro Asturias y el Partido Popular emprenderán a partir de la próxima semana. Veinte años después, Gabino ya no manda nada.
Gabino de Lorenzo tratará de blindar su continuidad al frente del consistorio ovetense, condicionando a un pacto global las negociaciones entre los dos partidos, algo a lo que no está dispuesto Francisco Álvarez Cascos que ha dado autonomía a los ‘foros locales’ para negociar y suscribir acuerdos. O dicho de otra manera, no habrá reparto de cromos, ‘para ti el Ayuntamiento de Gijón y yo me quedó el de Oviedo’. Durante las próximas horas, el alcalde en funciones de Oviedo, con el apoyo de Pérez Espinosa, bloqueará cualquier tipo de acuerdo a nivel regional, propiciando un efecto rebote que convertirá en presidente de Asturias al candidato socialista, Javier Fernández. A la desesperada, Gabino se va a convertir en socio político y aliado del PSOE. ‘Habemus’ nuevo pacto.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter