15:49. LUNES 24 DE FEBRERO DE 2020

25 años de la declaración del Parque Natural de Somiedo

Opinión
2 septiembre, 2013
GONZALO OLMOS

El 10 de junio de 1988 la Junta General del Principado de Asturias aprobó la Ley 2/1988, por la que se declara el Parque Natural de Somiedo. En aquel momento, el concejo de Somiedo estaba situado a la cola de la renta per cápita de los municipios asturianos; al aislamiento derivado de las difíciles comunicaciones se unían las dificultades derivadas de la falta de servicios públicos y la dominante sensación de abandono a su suerte. Veinticinco años después las cosas han cambiado sustancialmente; la situación económica del municipio, aún con las dificultades de la crisis en curso, es razonablemente satisfactoria, manteniendo un sector ganadero fuerte y con un sector servicios creciente, vinculado principalmente al turismo rural y ecológico; se ha conseguido paliar el descenso de población y muchas redes públicas imprescindibles (desde la electrificación hasta el saneamiento, pasando por las infraestructuras viarias), aunque continúen precisando inversiones, se han desplegado superando el secular atraso. Lo más importante es que, pasado este tiempo, la marca “Somiedo” está revestida de prestigio y es sinónimo de un modelo de desarrollo territorial exitoso, pese a las enormes dificultades propias de un concejo alejado del centro de la Comunidad por una complicada orografía, con una importante dispersión de población (37 pueblos y unos 1.550 habitantes sobre 291 Km2) y sobre el que se cierne, como en otros muchos casos de la Asturias rural, la perspectiva del envejecimiento de la población y la falta de nuevas generaciones de reemplazo.
Pese a todas las razonables inquietudes, el 25º aniversario de la declaración del Parque Natural de Somiedo es un momento para felicitar a sus valedores y protagonistas por el trabajo bien hecho, reconociendo los logros de una política que ha sabido armonizar la preservación del entorno con el desarrollo económico. Particular mención merece la práctica total unanimidad en el reconocimiento, por todos los actores sociales y políticos, a las conquistas alcanzadas con el desarrollo del Parque; consenso parejo al respaldo institucional que ha acompañado buena parte del trecho recorrido desde su gestación hasta el momento actual.
Los artífices del Parque apostaron decididamente por hacer de Asturias una tierra respetuosa con sus valores medioambientales, en un momento en el que no existía la conciencia cívica hoy prevalente al respecto; entendieron, además, que podía generarse un círculo virtuoso utilizando paisaje, naturaleza, modos de producción arraigados y tradiciones como activo económico. Los principales protagonistas del éxito, en todo caso, han sido los propios vecinos de Somiedo que, mayoritariamente, lejos de los frecuentes recelos que en estos casos se suscitan por determinadas restricciones derivadas de la normativa reguladora de las actividades en el Parque, y comprometidos con el futuro de su concejo, entienden, comparten y defienden el espíritu y los objetivos con los que se puso en marcha este espacio protegido, hoy también considerado Lugar de Importancia Comunitaria, Zona de Especial Protección de las Aves, y, como distinción más notable, Reserva Mundial de la Biosfera, declarada por la UNESCO en el año 2000.
El Parque Natural de Somiedo, además, abrió camino a nuevas iniciativas de similar carácter en Asturias, demostrando el acierto de sus impulsores, liderando un proceso de revalorización del territorio y una estrategia de desarrollo rural y preservación del medio exitosa. 25 años después, y merced en buena medida a las ajustadas y estudiadas previsiones del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de Asturias (aprobado en 1994), somos la Comunidad Autónoma con mayor porcentaje de su territorio bajo figuras de protección de espacios naturales.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter