15:39. VIERNES 28 DE FEBRERO DE 2020

La Empresa Municipal de Aguas, bajo sospecha, durante el mandato socialista

Política
23 septiembre, 2013
FERNANDO ROMERO

Las sospechas sobre indicios de co­rrupción en la Empresa Municipal de Aguas (EMA) de Gijón, apuntan al mandato de Paz Fernández Fel­gueroso. El juez ha tomado, esta semana, declaración a la exconce­jala socialista y expresidenta de la EMA, Dulce Gallego, y a su gerente, Luis Alemany, en calidad de impu­tados. Su testimonio podría impu­tar a otros cargos, o ex cargos po­líticos, entre ellos a la ex alcaldesa de Gijón, teniendo en cuenta que, en última instancia, era la máxima responsable de esta empresa municipal.

El jueves declaró Luis Alemany, y ayer lo hizo Dulce Gallego, ante el juez del Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón, a raíz de la de­nuncia sobre la gestión de la EMA formulada por el equipo de gobier­no (Foro). La fiscalía ha remitido al juez una extensa documentación donde se reflejan gastos millona­rios sin ninguna justificación, fac­turas falsas, contratos sin control, favoritismo a dos empresas y un sinfín de irregularidades. Los dos imputados, por ahora, se enfren­tan a un delito de prevaricación, aunque el juez podrían elevar los cargos contra Alemany y Dulce Gallego. La denuncia también al­canza al propietario de la empresa Suymcoplas, José Luis González Muñiz, que tenía como principal ‘cliente’ a la Empresa Municipal de Aguas. El 80% de su facturación (unos 19 millones de euros) proce­día de la EMA, que había conver­tida a Suymcoplas, en su empresa de ‘cabecera’ para ejecutar todo tipo de obras. Se da la circunstancia, de que en mayo de este año, Suycom­plas entró en suspensión de pagos y, semanas después, coincidiendo con las denuncias de la fiscalía, la empresa fue disuelta.

Al juez de instrucción le queda mucho trabajo por delante. Tendrá que estudiar cerca de dos mil fac­turas pagadas por la EMA, cuan­do era concejal responsable de esta sociedad, Dulce Gallego. Además, de Suymcoplas, El Arbeyal Promo­ciones Inmobiliarias XXI, también obtuvo contratos millonarias y ad­judicaciones que el juez también ha puesto bajo sospecha.

Un archivo innecesario

La Empresa Municipal del Agua, realizó una inversión de 1,3 millo­nes de euros, en la compra de un local para albergar su archivo. Un gasto innecesario, ya que en los sótanos de la sede de la EMA, se­gún publicó AsturiasDiario el pa­sado mes de mayo, existen más de 300 metros cuadrados destinados al archivo, que están prácticamen­te vacíos. Pero a pesar de ello, Ale­many y Gallego decidieron gastar un millón de euros en un local de 630 metros en la calle Honduras de Gijón.

El EMA tenía que haber recep­cionado estas obras en noviembre de 2010, pero dos años más tarde las obras aún no habían termina­do. Los servicios jurídicos muni­cipales están estudiando la posi­bilidad de anular este contrato, ya que el actual equipo de gobierno pretende recuperar, al menos, los 300.000 euros adelantados a la em­presa, según fuentes de la EMA.

Otro de los contratos que está siendo investigado por el juez es el de la adjudicación a Suymco­plas, en 2009, de la ejecución de pequeñas obras de reparación, renovación y ampliación de re­des. El presupuesto era de 900.000 euros anuales que luego se redujo a 773.910. Sin embargo, esta empre­sa facturó en ese periodo 3,7 millo­nes de euros, 2,3 millones más de lo adjudicado por la EMA. Ade­más, el consejo de administración de la empresa municipal no fue in­formado en su día de esta opera­ción ni de la prórroga del contrato con Suymcoplas. El juez investiga si Suymcoplas utilizó contratos de urgencia para diversas obras que no tenían esta consideración, co­mo pequeños trabajos de abaste­cimiento, renovación de algunas calles, redes, etc que se adjudica­ron sin libre concurrencia pública de ofertas, es decir, ‘a dedo’.

Factura falsa

Otra de las irregularidades que investiga el juez es la existencia de una factura falsa por valor de 24.000 euros y que había emitido la Agencia Local de Energía sin que figurara concepto alguno, y sin que conste documentalmente la reali­zación de ningún servicio. Fuentes municipales sospechan que esta factura fue emitida para financiar a la Agencia con cargo al presu­puesto del EMA. Como ya adelan­tó AsturiaDiario el pasado mes de mayo, el paquete de facturas que se remitió al fiscal y que ahora inves­tiga el juez, corresponde al periodo que va desde 2009 al 2012, época en la que era gerente Luis Alemany y presidenta de la empresa pública, Dulce Gallego. El primer bloque de documentación se remitió des­de el Ayuntamiento a la fiscalía en diciembre de 2012, y el resto duran­te la pasada primavera. El gobier­no de Foro aportó con la documen­tación, un informe de gestión de la EMA, realizado por Consultores de Gerencia del Norte, en el que se reflejan los excesos del contrato en relación a los precios unitarios. Además, se adjuntó la citada factu­ra falsa, y el expediente de adquisi­ción de un local para el archivo de la empresa municipal.También se incluyó numerosa documentación sobre las supuestas irregularidades en la ejecución de obras, por un im­porte superior a los 850.000 euros entre 2009 y 2012 (último manda­to del PSOE en Gijón), y que hacía referencia a unidades de obras do­blemente facturadas en otras más pequeñas y que no eran objeto del contrato firmado.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter