20:02. LUNES 21 DE OCTUBRE DE 2019

Los trabajadores no negociarán el cierre

Gijón
19 octubre, 2013
ALEJANDRO CAICOYA

El comité de empresa y la dirección de Tenneco se reunirán el miércoles. Los empleados adelantan que no participarán en ninguna negociación mientras el ERE no sea retirado

Los trabajadores de Tenneco demostraron esta semana que tienen ganada la lucha en las calles, aunque su futuro se decidirá en los despachos, y a miles de kilómetros de Gijón. El jueves, a las puertas de la fábrica, se concentraron apenas medio millar de personas, entre empleados, familiares y compañeros de las factorías de Ermua y Valencia. Pero cuando llegaron a la Plaza Mayor, más de 10.000 gijoneses se habían sumado a la manifestación, según la Policía Local. Representantes de todos los partidos políticos del Ayuntamiento y la Junta General, encabezados por la alcaldesa Carmen Moriyón, y de todos los sindicatos, mostraron un respaldo unánime a la plantilla de Tenneco. Durante los días previos, el comité de empresa había pedido el apoyo de toda la sociedad para evitar el cierre, y el resultado fue una de las manifestaciones más multitudinarias vividas en Asturias en la última década. Nunca una protesta laboral había conseguido alcanzar tanta repercusión, desde los tiempos de la reconversión industrial. “Esto solo es el principio”, aseguró Isaac Piñera, secretario del comité de empresa.

Los empleados participaron en la marcha conociendo cuál es la ‘oferta’ de la multinacional: 221 despidos, y una indemnización de 20 días por año trabajado. “Es una insulto, aplican las condiciones de la Reforma Laboral sin contemplaciones. No participaremos en su juego”. Ignacio Fuster, miembro del comité de empresa, adelanta que no habrá ningún acercamiento el miércoles, cuando las partes se reunirán en la sede del Sasec (Servicio de Resolución Extrajudicial de Conflictos). “Si retiran el ERE, y aceptan negociar un plan de viabilidad, para mantener la fábrica abierta, podríamos plantear muchas opciones. Pero con 221 despidos sobre la mesa, no hay nada de lo que hablar”, apunta Fuster. La empresa ‘redondeará’ los ceses, con jubilaciones y el fin de contratos temporales, para mandar a la calle al 100% de la plantilla gijonesa (228 personas).

El plazo para la ‘negociación’ se agotará el próximo 14 de noviembre, cuando Tenneco, si sigue adelante con el cierre, enviará la comunicación y las actas a la Consejería de Industria. El Principado, a su vez, remitirá la información a Inspección de Trabajo, para que emita su informe. En paralelo, el comité de empresa está pendiente de las medidas que pueda tomar la Comisión Europea (quien ha solicitado a la multinacional del datos del cierre) y en contacto permanente con la consejería de Industria y el Ayuntamiento. Ayer, mantuvieron una nueva reunión con Fernando Couto, concejal de Desarrollo Económico y Empleo, para fijar una ‘estrategia común’. El comité también denunciará a la dirección, por negarse a contratar a un auditor independiente, para realizar un estudio de la viabilidad de la fábrica, un derecho reconocido por la normativa europea. El objetivo es poner todos los obstáculos posibles a la ‘deslocalización tecnológica’ que se está gestando en Gijón. Las maquinaria de la fábrica, se trasladará a Rusia, donde Tenneco abrirá una nueva planta, como denuncian los sindicatos.

Al paro, a Alemania o a Polonia

Tenneco ha dado a sus trabajadores tres salidas: irse al paro, a Alemania o a Polonia. La dirección ha ‘ofrecido’ a los empleados la posibilidad de mudarse a Europa Central, una medida que los sindicatos consideran “una burla más”. El comité de empresa sostiene que “se intentan reir de nosotros a la cara. Da igual que sea Alemania o Sudáfrica, queremos que la actividad siga en Gijón”. La mayoría de la plantilla tiene entre 40 y 55 años, y nadie está dispuesto a aceptar el traslado que plantea la dirección. “Saben de sobra que nadie puede aceptarlo”. Tenneco tampoco ha tenido en cuenta la situación de 41 empleados, que por su edad, están en condiciones de prejubilarse. La multinacional, con la Reforma Laboral de su parte, no retirará al ERE de extinción, y el comité de empresa, tampoco aceptará ninguna negociación, como acordaron los trabajadores en asamblea. Serán los tribunales quienes tengan la última palabra sobre la legalidad del ‘cerrojazo’ de Tenneco.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter