15:53. DOMINGO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Regalo de Navidad

Oviedo, Política
27 diciembre, 2013
Oviedo bien vale un pacto, aseguró ayer Agustín Iglesias Caunedo. Aunque sea con el ‘enemigo natural’. El alcalde llegó ayer al pleno municipal, con la seguridad de sacar adelante sus cuentas, tras llamar en Nochebuena a Roberto Sánchez Ramos y aceptar sus enmiendas (5,6 millones). Fue el ‘peaje’ que tuvo que pagar para lograr la abstención de los tres concejales de IU, y evitar la prórroga presupuestaria. El PP contó también con el voto favorable de los dos ediles no adscritos, suficiente para superar los once votos contrarios (6 del PSOE y 5 de Foro Asturias).
El debate presupuestario, con el resultado conocido de antemano, sirvió para que PP e IU explicaran un acuerdo criticado por el resto de la oposición, que vio como sus propuestas eran rechazadas. IU y Foro se abstuvieron en la votación de las iniciativas del PSOE, y a su vez, Foro y PSOE votaron en contra de las enmiendas de IU. Un cambio de alianzas que enfrentó a los grupos entre sí, y permite a Iglesias Caunedo presumir de ser el único alcalde los principales concejos asturianos, que gobernará 2014 sin las restricciones de una prórroga . El equipo de gobierno manejará un presupuesto de 207 millones (en 2013 fueron 233, incluyendo una partida extraordinaria de 33 millones para tapar el agujero de Cinturón Verde). Las nóminas del personal se llevarán 53,7 millones, los gastos corriente 89, los financieros 4,3, y la inversión se limita a 15,4 (3,1 pendientes de un crédito). El alcalde podrá poner en marcha un plan de emprendedores, un vivero empresarial en Ventanielles, e inaugurar el próximo año la pasarela de La Florida, además de ‘ceder’ 1,4 millones a los barrios, a través de los consejos de distrito.
Según el PP, solo IU negoció “con honestidad y gratitud”, en palabras del alcalde, mientras Roberto Sánchez Ramos, justificó el ‘salvavidas’ lanzado al PP por la aprobación de unas enmiendas que aseguran inversiones en los barrios y políticas de empleo. “El alcalde picó a nuestra puerta, y aquí estamos”. El concejal no adscrito Manuel Fernández, intentó dejar en evidencia a PSOE y Foro, apuntando que “en el Ayuntamiento hay una mayoría de centro derecha, incapaz de ponerse de acuerdo, y el PP, tuvo que buscar un pacto a la izquierda de la izquierda”. Los socialistas defendieron sus enmiendas, y lamentaban la “oportunidad perdida” para forzar un cambio real en el modelo de ciudad, mostrando su “decepción” con IU. Foro Asturias trató de desacreditar al PP, y el contenido del presupuesto a pesar de la aceptación inicial de sus propuestas, culpando a Iglesias Caunedo de “perder el rumbo”. A pesar de los recelos y del ‘fuego cruzado’, todos los partidos, sin excepción, reconocen que en el fondo, es mejor tener un presupuesto que gestionar una prórroga.
Por delante quedan aún importantes votaciones vinculadas a la aprobación de las cuentas. El pleno debe aprobar un crédito de 3,1 millones para financiar parte de las inversiones, aunque como aseguró Jaime Reinares “aún queda mucho para hablar de eso”. Y también tendrá que negociarse el destino del remanente de tesorería de 2013. El PP se comprometió con IU a destinarlo a los barrios y gasto social, en lugar de entregarlo a los bancos para reducir la deuda, como ocurrió este ejercicio (11,9 millones). Sin embargo, la concejal Margarita Vega puso en duda que exista superávit. “Están hablando de remanente, dando por seguro que habrá. Si el presupuesto de 2013 se hubiera ejecutado por completo, no sobrarían partidas”. En caso de contar con un remanente, el pleno decidirá donde destinar ese dinero, que podría ascender a varios millones de euros.
La política hace extraños compañeros de cama, y ayer el refrán político se confirmó con el abrazo entre Agustín Iglesias Caunedo y Roberto Sánchez Ramos, y las felicitaciones y parabienes entre los concejales del PP y IU antes del inicio de la sesión. En los corrillos, los ediles de Foro Asturias no dejaron de lanzar ‘puyas’ por el pacto, mientras el PSOE optó por entrar ‘en bloque’ al salón de plenos, justo antes de iniciarse el debate. Sin embargo, no fueron los más rezagados. Jorge Menéndez Vallina, el aún concejal de Cultura (dejará el acta próximamente) y desde la madrugada del jueves, presidente del Real Oviedo, llegó avanzado el pleno, bajo la mirada de Agustín Iglesias Caunedo, quien le recibió con una irónica sonrisa. Aunque se hubiese ausentado, el alcalde había hecho bien las cuentas, y contaba con margen suficiente para aprobar los presupuestos. La estrategia de órdagos y faroles, le permitió cerrar un acuerdo con IU apenas 24 horas antes del pleno, y apuntarse el tanto. “Somos un partido de centro capaz de tender la mano”. Iglesias Caunedo ha conseguido algo que su predecesor ni siquiera se planteó. Aprobar unas cuentas de la mano de Roberto Sánchez Ramos.
Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter