09:30. MIéRCOLES 08 DE ABRIL DE 2020

Omisión del deber político

Opinión
11 junio, 2011
Por MARINA GARCIA

Veinte años, que se dice pronto, esperando que la aritmética electoral fuese propicia, y ahora que por fin ha llegado ese momento, el PSOE le ha perdonado la vida a Gabino de Lorenzo. Alfredo Carreño, concejal y secretario general de la AMSO, dice que “los ovetenses no entenderían un pacto a tres bandas”, y también se ampara en anteponer la “estabilidad municipal”, a depurar al causante de tanta degradación municipal y a un político que ya sólo causa alarma social. Carreño, que en realidad dice lo que le mandan decir sus superiores de la FSA, no ha entendido el mensaje de los ovetenses. El 22-M, 41.019 ovetenses votaron a la izquierda (PSOE-IU-ASCIZ) y un total de 69.506 electores (sumando los votos de Foro Asturias y de UPyD) dijeron NO a Gabino de Lorenzo. O dicho de otra manera, de 119.000 votantes, tan solo 39.000 respaldaron al alcalde de Oviedo, que ya únicamente cuenta con el crédito del 33,79% de los ovetenses. El 22-M se convirtió en un plebiscito a Gabino de Lorenzo. Gabino si, Gabino no. Y de cada diez votantes, siete entonaron el ¡‘Gabino vete ya’!

Lo que no entienden los ovetenses, o al menos los votantes socialistas y los votantes ‘rojos’, es que Alfredo Carreño al día siguiente de las elecciones anunciase que “Gabino de Lorenzo no va a ser alcalde”. Pero todo se quedó en un ‘coitus interruptus’ ya que, en cuestión de horas, Carreño cambió de discurso y de acera. Desde que acabaron las elecciones, y ya han pasado tres semanas, cuando habla Carreño solo dice disparates. “Cómo voy a presentar candidatura, ¿y si salgo alcalde?”. Una respuesta digna de figurar en la antología de la estupidez. Este pusilánime Carreño, que dice que no va a entrar en “cosas raras”, además de no haber entendido el mensaje lanzado por 70.000 ovetenses; por omisión del deber, va a momificar a Gabino de Lorenzo en su cripta municipal. Así se lo dijo, por carta, Alejandro Suárez (Izquierda Unida) “ante la degeneración democrática no cabe la inacción, la omisión, la abstención. No estamos en política para abstenernos, sino para implicarnos”. Carreño, por alguna razón que se nos escapa, no presentará candidatura y se abstendrá en la votación de investidura que, en la mañana de hoy y con el plácet del PSOE, volverá a otorgar el bastón de mando -durante otros cuatro años- a Gabino de Lorenzo. Raro, muy raro.

El PSOE utiliza un doble lenguaje en función de uno u otro escenario. En Gozón, en la tarde de ayer, PSOE, IU y Foro, trataban de alcanzar un pacto de gobierno para arrebatarle la alcaldía al PP. En Oviedo, por una cuestión de higiene democrática -además de otras muchas cuestiones- había sobradas razones para haber alcanzado un Pacto Cívico -ya lo hizo Zapatero en 1987 en el Ayuntamiento de León-, y ni tan siquiera habría sido necesario un acuerdo de gobierno entre los tres partidos. Sin embargo, Carreño y sus rarezas, solo se afana en indicarle al candidato de Foro con quién tiene que pactar.

Apelando a la “estabilidad municipal”, manda huevos que diría Trillo, Carreño y su mansedumbre, apuntalarán a Gabino de Lorenzo al frente del Ayuntamiento de Oviedo; al mismo político que, no hace mucho, criticaban por haber dejado de asistir, durante más de un año, a los plenos municipales; al mismo político que han sufrido en sus propias carnes los socialistas durante los últimos años, al jefe de la ‘camorra’ gobernante. La ‘estabilidad’ de toda una ciudad en manos de un zombi político. Y el PSOE, una vez más, resignado a cruzarse de brazos.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter