21:28. JUEVES 02 DE ABRIL DE 2020

El principio del fin

Oviedo
11 junio, 2011

Gabino de Lorenzo hoy se convertirá, junto a Rita Barberá (Valencia), en el alcalde de capitales de provincia que más tiempo lleva empuñando el bastón de mando municipal; el otro ‘superviviente’, Odón Elorza (PSOE), hoy dejará de ser alcalde de San Sebastián. Sin embargo, algo ha cambiado en el Ayuntamiento de Oviedo. Gabino de Lorenzo emprende en minoría su sexta legislatura gobernante. El 22-M certificó el fin de la mayoría absoluta que el alcalde había encadenado desde las elecciones de 1995 -alcanzó la Alcaldía en 1991 con el apoyo del CDS-. Ahora, el marcador final, 11-7-6-3, dibuja un mapa municipal inédito en el consistorio ovetense. Por primera vez, el ‘gabinismo’ se ha desplomado a mínimos históricos. El PP ya solo cuenta con 11 concejales frente a los 16 que tienen los grupos políticos de la oposición. Y Gabino de Lorenzo siempre había gobernado con el rodillo de sus 15, 18 o 17 concejales. En inferioridad numérica, la lógica política conduce a pensar que De Lorenzo no podrá acabar la legislatura que hoy empieza ya que, sobre su cabeza, siempre revoloteará la presentación de una moción de censura.

Aún así, el alcalde de Oviedo no capitulará fácilmente, y menos aún conociendo las debilidades de los grupos de la oposición, que no han sido capaces de entablar una negociación para derrocarle. Con más vida que un gato, De Lorenzo se dispone a gobernar en solitario y con la respiración asistida que le ha dado el Grupo Municipal Socialista, que muy pronto arrojó la toalla, renunciando a presentar candidato en la sesión de investidura que se celebrará esta mañana. Pero entubado, y atado de pies y manos, Gabino de Lorenzo apenas tendrá margen de maniobra para seguir haciendo de las suyas. ‘Villa Magdalena’ -la operación de los aparcamientos- hace ya tiempo que se ha convertido en la ‘madre de todas las guerras municipales’. Un monumental atropello urbanístico que ahora podrán tumbar los grupos de la oposición, al contar con un mayor número de concejales (16-11) en el salón de plenos. Y aunque las decisiones de mayor calado se van a seguir tomando en la Junta de Gobierno, Gabino de Lorenzo ha quedado
-definitivamente- acorralado en su búnker municipal.

Por ahora se queda Gabino, se ha ido Paloma, sigue ‘Rivi’, y llega Arturo González de Mesa (Foro Asturias) que, previsiblemente, ‘animará’ los debates municipales que habían caído en el letargo, en la rutina de lo previsible, y en el sopor político. De Lorenzo, cerró la campaña electoral con una promesa que sonó a propósito de enmienda, “me comprometo a no faltar a más plenos”. Otra cosa es que realmente tenga intención de asumir las responsabilidades que le corresponden, teniendo en cuenta que es reincidente en embustes e incumplimientos. Y en la ‘previa’ no ha empezado con buen pie, ausentándose -una vez más- del último pleno que esta semana celebró la corporación saliente.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter