21:05. VIERNES 22 DE NOVIEMBRE DE 2019

¿Dónde están los ‘palacios’?

Política
3 marzo, 2014
LUCÍA GARCÍA

La ‘operación de los Palacios’ es una fosa común donde están sepultados todos los entuertos de Gabino de Lorenzo. Quince años, que se dice pronto, de ‘palacios’ que nunca levantaron la cabeza en la antigua parcela de El Vasco, y de continuos ‘maridajes’ urbanísticos que solo favorecieron a una de las partes, la sociedad ‘Jovellanos XXI’. Fraude urbanístico, estafa a la ciudadanía, descomunal ‘pelotazo’, y un continuado engaño perpetrado por Gabino de Lorenzo con la complicidad política de Vicente Álvarez Areces. En realidad, no es necesario que nadie más sea llamado a declarar ante la comisión de investigación de la ‘operación de los Palacios’, ya que el resto de personajes, desde Santiago Caicoya ex director general de SEDES, hasta el vanidoso arquitecto valenciano, Santiago Calatrava, no son más que actores secundarios de la trama de los ‘palacios’ que urdieron Gabino y Tini.

Gabino, Tini, y los Cosmen y los Lago, como cooperadores necesarios que ahora, quince años después, se han dado a la fuga tras haber ‘troceado’ el Calatrava, dejando a los bancos dos gigantescos pufos que también salpican al Ayuntamiento. Gabino, Tini, los Cosmen y los Lago, pero también José Luis Marrón Jaquete, director general, también ‘desaparecido’, de la sociedad Jovellanos XXI; ex miembro del comité ejecutivo de la FSA; y muñidor de los acuerdos inconfesables entre el ex regidor de Oviedo y el ex presidente del Principado. El ‘tercer hombre’, de un brumoso acuerdo PPSOE, en el que subyace, en el imaginario de este cronista, un fondo de reptiles para ‘engrasar’ los aparatos de dos partidos que, desde hace 25 años, se vienen repartiendo el control de las instituciones en Asturias.

Dos palacios que se quedaron en un único palacio (el Calatrava) convertido en un pandemónium (centro comercial, oficinas…). Dos privilegiadas parcelas (El Vasco y Buenavista) que para sí ya hubiera querido cualquier promotor o constructor asturiano. Un perverso acuerdo urbanístico trufado de un sinfín de añadidos y modificaciones de obra. El viejo Carlos Tartiere, demolido en 2003, y sacrificado para que Santiago Calatrava pudiera calzarnos ese chapucero engendro que “dialoga con las torres de Buenavista”. Y entre medias, las ya olvidadas y alucinógenas ‘trillizas’ que Roberto Sánchez Ramos tumbó en Europa, y que le costó el sueldo de concejal durante más de un año (así se las gastaba el vengativo Gabino). Y entre medias, la CUOTA (Comisión de Urbanismo y Territorio) del Principado autorizando la apertura de nuevos centros comerciales unicamente en “edificios singulares”, cuando en Oviedo se había establecido una moratoria ante la saturación de grandes superficies. Y entre lo uno y lo otro, SEDES comprando los ‘tentáculos’ del Calatrava por 56 millones de euros. Y mientras que ‘Jovellanos XXI’ hacía caja y desguazaba Oviedo, el Ayuntamiento solo ingresaba 6 millones de euros por la venta, a precio de saldo, de la parcela de El Vasco. Ni Palacios, ni edificios públicos, ni la madre que lo parió. Todo fue una monumental estafa política, una patraña urdida por Gabino, Tini, Marrón, y un concejal chusquero que sacó tajada para sus vástagos.

Pero la avaricia siempre rompe el saco de la codicia. El Ayuntamiento ‘regaló’ a Jovellanos XXI sus mejores parcelas. El consistorio tuvo que construir un nuevo campo de fútbol con un coste sideral, 8.000 millones de pesetas, 30.000 asientos de Igrafo incluidos en la ‘operación’. Calatrava, el arquitecto egocéntrico, se puso las botas a golpe de dibujos y levantando un hiperbólico Palaciomix tan chapucero como ruinoso. La compra de los ‘tentáculos’ acabó quebrando las cuentas de la constructora pública (SEDES), mientras que ‘Jovellanos XXI’ ha entrado en un proceso concursal tras haber traspasado sus activos a otras sociedades y vaciado la caja, tras la venta -a ‘cachos’- del Calatrava (centro comercial, hotel, oficinas, aparcamiento…).

La ‘operación de los Palacios’ ha terminado en una voladura controlada para endosarle los ‘agujeros’ (El Vasco y el Calatrava) al Ayuntamiento de Oviedo. ¿Y donde están los ‘palacios’? Por mucho menos, en Burgos, se sublevaron…

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter