21:09. JUEVES 02 DE ABRIL DE 2020

Miguel Ángel Lombardía, más de medio siglo de pintura

Cultura
11 junio, 2011


El artista langreano presenta en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo una elección de su obra.

Miguel Ángel Lombardía celebra su medio siglo con el arte (con el arte hasta la cintura, con el arte hasta el borde de los labios, como la sangre del poema de Blas de Otero) con una exposición antológica que permanece hasta el próximo día 30 en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo, en la calle San Francisco.

El año y el mes (agosto de 1946) en que nació en Sama de Langreo Miguel Ángel Lombardía, George Orwell publicaba su novela ‘Rebelión en la granja’, los griegos se manifestaban a favor del regreso del rey Jorge II, en la España de postguerra se iniciaban restricciones de energía eléctrica en la zona centro y en Levante, los árabes y los judíos se negaban a participar en la conferencia de Londres (para tratar de la difícil situación de Palestina), y tanto la República Dominicana como una parte de Honduras sufrían el azote de un terremoto que se cobró centenares de vidas humanas… Y aunque las crónicas no lo cuentan, también entonces había flores para el dolor, flores para la alegría, flores para la desesperanza, flores para soñar…

Nada nuevo bajo el sol, salvo que en Asturias había un nuevo habitante, uno más entre los muchos niños que crecían entre las escombreras, junto al Nalón cuyas aguas bajaban negras, después de haberse perdido la aldea de don Armando Palacio Valdés…Y, en un mundo en que nadie es más que nadie si, tal como nos advierte Miguel de Cervantes…no hace más que los otros, llegaba Miguel Ángel con su precoz vocación, que se iría consolidando a partir de la infancia y de la adolescencia, para jugar en el parque con el arco iris, para inventar colores, para contar su crónica personal…, su perplejidad ante el hecho de existir…, con pinturas, esculturas…Todos somos ‘invitados a la vida’, y hay quienes, como es el caso de Miguel Ángel Lombardía, convierten esa invitación en gratitud, y nos hacen ver las cosas de otro modo, convocándonos generosamente a compartir su mirada…

Nada de lo que ocurre en el mundo, desde aquel año 1946, le resultó ajeno a la sensibilidad de este pintor comprometido, que supo estar al lado de Picasso en una legendaria Nochevieja, y que supo estar al lado de sus gentes en todo momento, y con una especial sensibilidad para el planeta trágico de la mina…Y puesto que es un infatigable capitán de entusiasmos, Miguel Ángel recreó ‘La Regenta’ en el centenario de la novela de ‘Clarin’, y es autor de una Tauromaquia a la que el desaparecido Jesús Villa Pastur comparaba con las escenas taurinas de Goya…En lo que se refiere a la recreación de ‘La Regenta’, aventura cultural promovida con la complicidad de Carlos Cecchini Estrada, editor y compañero de fatigas de Miguel Ángel, y un asturiano imprescindible y muy querido que se nos fue quizá porque este mundo le quedaba pequeño, como quien se equivoca del número de sus zapatos…

Este medio siglo y pico de Lombardía con la pintura nos han permitido conocer, desde muy distintos ángulos, a un gran artista y a un excepcional ser humano. Sus ‘Flores, flores para Manhattan y otras flores’ constituyen un nuevo capítulo de esa actitud abierta, valiente, sensible y actualísima de Miguel Ángel con su mundo y su tiempo. Lo dijo muy bien el poeta José Hierro: “la pintura de Lombardía, alucinado antiarte, clama y pone el grito en el cielo”.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter