04:18. SáBADO 19 DE OCTUBRE DE 2019

Sedes y Gispasa, camino de la liquidación

Asturias
28 marzo, 2014
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

La Junta aprueba disolver la empresa de gestión sanitaria y retirar el ERE de Sedes, provocando, según el PSOE, su liquidación

La Junta General acordó esta mañana retirar el ERE de Sedes cumpliendo la normativa que obliga a subrogar la plantilla a su posible comprados, y evitando 38 despidos, y poco después, votó a favor de proceder a la disolución de Gispasa, que según el PSOE, mandará al paro a 11 trabajadores. Una vez más, los socialistas perdieron dos importantes votaciones, ante la clara mayoría de la oposición, obligando al gobierno regional a actuar en contra de su propio criterio.

La situación de la constructora pública volvió a centrar la atención de un pleno, por la moción del diputado del PP, José Agustín Cuervas-Mons, que reclamaba información sobre la situación de la venta de Sedes y del ERE puesto en marcha por la dirección. “Culpan a la Reforma Laboral de todos los males de Asturias, pero luego no dudan en aplicarla en sociedades públicas”, criticó el popular. Cuervas-Mons también recordó que la venta de la constructora es la única operación que permitirá obtener ingresos reales o un ahorro importante para el Principado, de todas las medidas contempladas para reducir la maraña de entes regionales. Por su parte, Ángel González de IU lamentó tener que recordar al gobierno una ley aprobada en la cámara, y que exige el mantenimiento de las plantillas, en caso de enajenación de las empresas públicas. El PP presentó la moción, e IU introdujo una enmienda para evitar los despidos. UPyD y Foro se sumaron a la iniciativa, obligando al Principado a reconsiderar el ERE. El gobierno tiene 15 días para presentar un informe sobre la situación de la venta y los pasos a dar (nueva subasta abierta, venta directa), y retirar el ERE. Una situación que según Fernando Lastra, portavoz del PSOE, “provocará la liquidación de la compañía en un mes. Una cosa es pedir información y otra la suspensión del ERE”. Los socialistas defienden que los despidos son necesarios para mantener la empresa abierta, y asegurar su venta. Pero ya han pasado más de diez meses desde que se abrió el proceso. No se ha vendido la constructora, ni una de sus propiedades (Uría 10), como tampoco las sedes del Principado en Madrid y Bruselas, ni se ha encontrado un nuevo gestor para el Hotel de la Reconquista. El problema para el gobierno no es la liquidación de Sedes, sino la deuda que arrastra y los avales que comprometen al Principado. La compañía tiene un agujero que ronda los 100 millones, que la administración autonómica debería asumir como propietaria del 60% de las acciones, de las que no consigue deshacerse.

La oposición trata de salvar Sedes, pero condena a Gispasa. Todos los grupos instaron al gobierno a iniciar el proceso para disolver y liquidar el ente de gestión sanitaria, a propuesta de IU. La Junta General censuró su gestión, basándose en el informe de la Sindicatura de Cuentas, que detectó “irregularidades” en su gestión. Según Ignacio Prendes, Gispasa duplica la labor del Sespa y provoca un coste adicional de 2 millones. Como concretó José Agustín Cuervas-Mons, tiene 11 empleados y unos gastos estructurales de un millón al año. El diputado socialista José María Pérez intentó dar la vuelta a las críticas, acusando a Foro de no actuar durante su etapa de gobierno, y de provocar 11 despidos, cuando hacía media hora escasa, la oposición había votado contra el ERE de Sedes. De nuevo, el problema está en la deuda. Gispasa fue creada como pantalla para que la deuda generada por el HUCA no computase en las cuentas regionales. A finales del año pasado debía 181 millones al Banco Europeo de Inversiones, y abona cada año 12 millones del préstamo. Sin el ‘escudo’ de Gispasa, esa responsabilidad recaerá en las cuentas autonómicas, desequilibrando el déficit. La desaparición de Sedes y Gispasa va mucho más allá de la pérdida de 70 empleos. El auténtico problema está en una deuda conjunta, próxima a los 300 millones, que se mantenía al margen del déficit, y que podría acabar aflorando.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter