17:01. SáBADO 19 DE OCTUBRE DE 2019

El Ayuntamiento pide a Sedes sus 49 pisos vacíos en Prado de la Vega para destinarlos a alquiler social

Oviedo
25 abril, 2014
El pleno del Ayuntamiento de Oviedo fue esta mañana un dechado de unanimidades. Hubo debate y crítica política pero, al final, muchos acuerdos. Entre los más importantes, la propuesta de IU refrendada por todos los grupos políticos, de solicitar a la empresa Sedes la cesión de los 49 pisos vacíos y sin estrenar que tiene en Prado de la Vegaya que son 1.500 familias las que demandan actualmente en Oviedo una vivienda social por su situación de emergencia a causa del paro y la crisis.
Defendió su propuesta el portavoz de IU Roberto Sánchez Ramos, quien explicó la situación de quiebra, con sus trabajadores en procesos de despido, de la empresa pública Sedes. “Es necesario que el ayuntamiento tome medidas cuanto antes porque no puede haber gente sin viviendas ni viviendas sin gente”. El edil recordó que en Oviedo hay miles de viviendas vacías, muchas de ellas de entidades bancarias,  “y tenemos que forzar a que ese lujo asiático se ponga en el mercado”. Para estas 49 se plantea que pasen a formar parte del censo de alquileres sociales.
Precisamente el pleno de ayer aprobó personarse en el juicio entablado por los concejales de Foro Asturias contra la aplicación del Impuesto de Bienes Inmuebles a los pisos vacíos con el objetivo de dinamizar este mercado ante las necesidades de la población. Sánchez Ramos recordó que esta medida, impulsada gracias al acuerdo presupuestario alcanzado entre PP e IU, es una de las pocas armas que tienen los ayuntamientos para forzar a los propietarios. IU recordó que en su día Sedes obtuvo además subvenciones públicas tanto en la adquisición de suelo como en la construcción “y hay que evitar que ahora alguien se quede con esos pisos a un precio irrisorio”. El resto de los grupos hicieron uso de la palabra para celebrar la unanimidad y un acuerdo “por encima de los intereses partidistas” máxime cuando muchas familias de Oviedo cumplen los requisitos para optar a una vivienda social. Hubo una excepción: el portavoz socialista Alfredo Carreño, quien aprovechó su turno de palabra para criticar al PP y acusar al gobierno de Rajoy de ser el responsable de la situación de crisis que vive España y que, a su juicio, ha llevado a la actual situación. Fue respondido por Gerardo Antuña (PP) quien afeó a Carreño su “oportunismo” y le pidió “altura de miras”. Le recordó que Sedes “está como está gracias a ustedes”.
El pleno aprobó también de manera unánime solicitar a la consejería de Educación que se imparta en la escuela de Arte de Oviedo la titulación superior de Diseño e Interiores. Asimismo se pedirá al gobierno de la Nación la reducción del IVA para los peluqueros aplicándoles el tipo reducido (después de las movilizaciones que ha llevado a cabo este gremio) y que se apoye que la misión de la ONU Minurso en el Sahara Occidental incluya la supervisión de los derechos humanos, algo que rechazó recientemente el Senado. Además el pleno pide la libertad de los presos políticos saharauis.
IU fue ayer protagonista en el pleno ya que sus iniciativas fueron las más enjundiosas y además generaron un apòyo unánime. El debate más apasionado de la sesión ordinaria de ayer se suscitó por la proposición de urgencia de apoyo a los trabajadores de la fábrica de Trubia, tras el anuncio de la empresa General Dinamics de despedir a 120 trabajadores ante la falta de pedidos, un año después de haber echado a otros 55. El protagonismo del debate estuvo en manos de Robero Sánchez Ramos (IU) y de Amador García (PSOE) ex trabajador de la fábrica. La urgencia fue aprobada por unanimidad y se demostró que todos los grupos políticos de Oviedo están por la defensa de las fábricas de armas de Oviedo, tan señeras del ovetensismo casi como la Catedral. Se recordó en el debate que hace trece años, cuando se privatizó la empresa nacional de Santa Bárbara, la multinacional General Dinamics se comprometió a buscar mercados y a asentar la actividad fabril. Por eso, Sánchez Ramos apeló a esos acuerdos y reclamó el cumplimiento de los compromisos. Además exigió que la fábrica volviera a la titularidad pública. Los concejales no adscritos pidieron que se solicitara al gobierno central que hicieran mas pedidos para evitar el cierre, mientras que Llavona de Foro pidió que no se utilizara este tema políticamente dado que todos estaban de auerdo en la continuidad de la fábrica de Trubia.
La exposición más larga, apasionada y documentada le correspondió al concejal del PSOE, Amador García, que fue representante sindical y trabajador de la fábrica de la Vega. Sin pelos en la lengua dijo que el desmantelamiento de santa Bárbara obedecía a una trama montada “para cargarse el sector de Defensa” y apeló a la necesidad de mantenerlo al ser estratégico para la Defensa de España. El concejal, Jaime Reinares, recordó que el PP desde 1991 siempre había defendido el mantenimiento de la producción de La Vega y Trubia y que incluso a la hora de diseñar el PGOU se dejó la capacidad a los trabajadores para decidir sobre los terrenos que ocupan ambas factorías y evitar operaciones especulativas. También anunció que el Gobierno de España estaba haciendo gestiones para evitar el desmantelamiento de General Dinamics. El cierre del pleno le correspondió al alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, que hizo también una declaración favorable al mantenimiento y defensa de la actividad industrial.
Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter