06:43. MARTES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El Instituto Asturiano de Prevención se ‘come’ 4,8 millones cada año

Política
28 abril, 2014

El Instituto Asturiano de Preven­ción de Riesgos Laborales, que cuenta con su propio ‘observatorio’ de la siniestralidad, fue incluido en el año 2000, como una de las nove­dades del Pacto Institucional por el Empleo, el primer acuerdo de con­certación social, aunque no se pu­so en marcha hasta 2004. Actual­mente cuenta con un presupuesto de 4,8 millones al año, y destina 2,7 millones a los gastos de perso­nal. Su directora, Myriam Hernán­dez, percibe, según el presupuesto, 54.640 euros al año. En la práctica, una de las funciones del Instituto, es derivar recursos a la patronal y los sindicatos. Según se recoge en las cuentas de 2013, prorroga­das a 2014, este ente subvenciona a la FADE (192.845 euros), UGT (99.138) y CCOO (109.328) para “el funcionamiento de los Delegados Territoriales”. El Instituto también financia “actividades de formación y empleo en materia de prevención de riesgos laborales” a los agentes sociales: 149.200 euros a la FADE; 111.900 a UGT; y 111.900 a CCOO. Cada ejercicio, deriva casi 775.000 euros a estos organismos, más del 16% de su presupuesto.

Entre los gastos también fi­guran 59.990 euros para dietas y transporte, medio millón en pro­gramas de innovación, 371.000 euros en ‘material y suministros’, o 30.000 euros en aplicaciones infor­máticas. El Instituto es uno de los puentes que unen a la patronal y los sindicatos con la administración, y las arcas públicas. Pero resulta más costoso de mantener que la Sindi­catura de Cuentas (3,2 millones). El Instituto depende directamente de la Dirección General de Trabajo, y su gasto, sumado al de otros entes asociados, como el Servicio Público de Empleo, el Consejo Económico y Social y el Servicio de Solución Extrajudicial de Conflictos, supo­ne más de 86 millones de euros al año.

Entre su actividad diaria, ade­más de recibir las bajas laborales y realizar las estadísticas, está la presentación de guías en otras au­tonomías, la organización de jor­nadas y seminarios (‘Líderes en prevención’, ‘Riesgos y medidas preventivas en trabajos en cubier­tas’), la publicación de libros y re­vistas, campañas sobre seguridad vial o la concesión de subvenciones a empresas en materia de seguri­dad. Organizado en ocho áreas di­ferentes, el Instituto no está en el punto de mira de la oposición, y no figura en la lista de ‘chiringui­tos’ del gobierno regional. Se trata de un organismo autónomo (como el Centro de Bellas Artes o la Or­questa Sinfónica), y las críticas que recibe no llegan por su elevado pre­supuesto, sino por la falta de ejecu­ción de partidas, que se arrastran año tras año, en materia de preven­ción. Ni los sindicatos ni la patronal estarían de acuerdo con su desapa­rición, alegando que se trata de un organismo público que reduce las tasas de siniestralidad en Asturias.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter