06:58. MARTES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019

La falta de financiación deja ‘a medias’ la ampliación del Bellas Artes

Oviedo
30 abril, 2014
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

La ampliación del Museo de Bellas Artes de Asturias se inaugurará con cinco años de retraso, y a medias. Del proyecto original, después de numerosos cambios, apenas que­da nada. La consejera Ana Gon­zález, la quinta al frente de Cultu­ra desde que arrancó el proyecto, destaca la inversión realizada por el Principado (24,6 millones) por encima de los problemas detecta­dos, mientras culpa a “fallos de di­seño” los flecos que han quedado pendientes: la construcción de un acceso directo entre el ‘nuevo’ y el ‘viejo’ museo, y el montacargas pa­ra subir o bajar los cuadros a los almacenes. Ambos problemas se resolverían ejecutando el resto de la ampliación, a la que el gobierno regional ha renunciado.

Cuando el Principado puso en marcha la ampliación (adjudica­da en enero de 2007), la intención del ejecutivo era afrontar todas las obras a la vez, no por ‘capítulos’. Sin embargo, llegó la crisis y los proble­mas económicos, y en 2012 la Con­sejería de Cultura decidió dejar aparcada la reforma del edificio de servicios, anexo al Palacio de Velar­de. El presupuesto inicial de la am­pliación era de 17,4 millones, pero tras dos modificaciones del contra­to y siete reajustes en las anualida­des, el coste se ha disparado hasta los 24,6 millones. Un sobrecoste de 7,2 millones de euros, que ha deja­do sin nuevas partidas a las obras de ampliación del Museo de Bellas Artes. La reforma del edificio admi­nistrativo, permitiría abrir el hueco necesario para instalar un monta­cargas, y también nuevos pasillos hasta el Palacio de Velarde, uniendo todas las salas del museo a través de un recorrido interior. Algunas voces del Patronato, han traslada­do a este periódico que, para tirar un muro y abrir una puerta que co­necte la ampliación con el resto del museo, no es necesario realizar una inversión millonaria. Sin embargo, pasan los meses y aún no hay alter­nativas ni soluciones para conectar el ‘viejo’ y el ‘nuevo’ museo.

Las excusas de Cultura

Hace una semana, AsturiasDiario alertó de las deficiencias que arras­tra la ampliación del Bellas Artes. La consejera de Cultura, Ana Gon­zález, declaró el pasado domingo en ‘La Nueva España’ que “si hay un problema de diseño, yo no pue­do resolverlo”, y también que había fallos que solo podrían corregirse en sucesivas obras. Al día siguiente, el arquitecto, Francisco Mangado, se puso en contacto con la Conse­jería para pedir explicaciones. “Hablé con el viceconsejero (Alejandro Calvo) y me aseguró que el perió­dico había interpretado mal las pa­labras de Ana González”. Pero no hay ningún equívoco. Tras la ‘rajada’ de la consejera, su ‘número dos’ in­tentó convencer a Mangado de que Ana González se refería a “diseños de tipo programático y administra­tivo”, sin especificar a qué se refie­ría con semejante ambigüedad. Además, literalmente, la conseje­ra cita un “problema en el diseño estructural”. A pesar de que González ni siquiera atendió la llamada del arquitecto vasco, Francisco Mangado no quiere avivar la polémica, y recuerda que el edificio fue entregado hace cuatro meses y que, por tanto, ya no tiene responsabilidad en el proyecto. Ahora deben ser los técnicos del Principado quienes resuelvan la papeleta, busquen sitio para ubicar un montacargas, abran un acceso entre los ‘dos’ museos, y cubran los restos arqueológicos de la ‘fuente de la Rúa’. Mangado ya advirtió hace dos años de las consecuencias que tendría ‘partir’ en dos el proyecto de ampliación. “Hasta que se concluya, habrá problemas funcionales”.

Un problema conocido

La ‘rectificación’ de Cultura ante la llamada de Francisco Mangado, no aclara a qué “fallo de diseño” con­creto aludía la consejera, aunque lo más probable es que se refiera al problema que mantiene los alma­cenes vacíos, mientras cientos de piezas continúan embaladas y api­ladas en las salas del Palacio de Ve­larde y en un inmueble alquilado de la calle Cimadevilla, bajo las ofici­nas del personal. Las obras de arte estarían más seguras y mejor con­servadas en los nuevos almacenes, pero en caso de emergencia, evacuarlas sería una operación lenta y complicada, ya que habría que cargar cada cuadro, a mano, hasta el nivel de la calle, a través de escaleras y pasillos. Su director, Alfonso Palacio, prefiere, por el momento, dejarlos donde están hasta que se asegure una ‘vía de escape’ en caso de que se produzca cualquier tipo de eventualidad.

A pesar de la ‘chapuza’, estas deficiencias no pudieron pillar por sorpresa a la Consejería de Cultu­ra. En julio de 2012, Ana González aseguró que “es posible una am­pliación digna finalizando solo la primera fase”, ignorando que el Museo de Bellas Artes se quedaría sin montacargas, al no ejecutarse las obras de reforma en el edificio administrativo. El Principado po­dría haber resuelto el problema a lo largo del año pasado, con la ené­sima modificación del proyecto, pe­ro para poder ejecutarlo, necesita­ba la aprobación de la Consejería de Hacienda, y Dolores Carcedo no dio luz verde a más gastos en el Mu­seo de Bellas Artes, que ya arrastra un sobrecoste del 29,3%. Ahora, la excusa pasa por culpar de todos los incumplimientos a los “fallos de di­seño”, ocultando que, en realidad, es un problema de financiación. Si no se hubieran despilfarrado más de 7 millones en reformas y con­trarreformas, se podría haber re­habilitado el edificio de servicios, ejecutado el acceso a los almace­nes, y concluido una ampliación parcheada desde el principio. Ade­más, sin el ‘tijeretazo’ a la amplia­ción, no sería necesario recurrir a la ‘chapucera’ solución de conectar las nuevas salas con el Palacio de Velarde, improvisando una puerta en el hall que no estaba incluida en el diseño original, ni abrir un hue­co, en vertical, en la entrada de la zona nueva, que baje hasta el se­gundo sótano, y que según Fran­cisco Mangado, “podría provocar problemas estructurales”. En cual­quier caso, ambas obras carecen de presupuesto y, por tanto, de plazos de ejecución.

El Principado tiene menos de un año para ejecutar las obras pendientes, a menos que la inau­guración, prevista para marzo o abril de 2015, sufra nuevos retra­sos. Y mientras tanto, la reforma del edificio anexo al Palacio de Ve­larde sigue ‘en suspenso’. Allí iban a ubicarse un nuevo espacio expo­sitivo, el salón de actos y el taller de restauración, además de otras de­pendencias administrativas. Los fallidos presupuestos de 2014 no contemplaban ninguna partida para las obras, ni tampoco se han incluido en la prórroga presupues­taria. Por ahora, y hasta nueva or­den, no hay más recursos económi­cos para completar

“Cuando el alcalde tiene problemas, reaviva las polémicas” Manuel Ángel Rodríguez, PSOE

.-¿Por qué cree que el PP exige ahora la dimisión de la consejera de Cultura?

Cuando Agustín Iglesias Caune­do no tiene problemas, escenifica el acuerdo y el entendimiento con el Principado, pero cuando cree que puede estar en apuros, recu­rre al gen del PP ovetense, la con­frontación y la polémica. Lo fácil es criticar

.-También es cierto que el Museo de Bellas Artes acumula retrasos y polémicas.

Ana González ha actuado con cla­ridad y valentía, en un ejercicio de transparencia impecable. Ha reco­nocido los errores y puesto los pro­blemas sobre la mesa.

.-Pero alguien será el culpable.

Está claro que no es Ana González. Ella no era consejera cuando se to­maron esas decisiones.

.-¿Cree que la ampliación ha sido un fiasco?

No. La ampliación ha permitido re­dimensionar y dar más valor al mu­seo más relevante de Asturias.

.-Aún quedan obras pendientes, que ni siquiera han sido contratadas.

Es importante establecer priorida­des y decidir dónde invertimos ca­da euro de dinero público. No creo que se haya renunciado a la segun­da fase de la ampliación, solo se ha aplazado.

.-Insisto, ¿de quién es la responsa­bilidad de los errores?

La consejera los ha expuesto, y los asume. El PP, cuando tiene que dar explicaciones, se escuda en los técnicos.

.-Con decir que hay errores, no se solucionan.

Es el primer paso. Es una obra com­pleja, en el centro de Oviedo. No es lo mismo que levantar un edificio en un descampado.

“El PSOE cometió graves errores,y el PP nunca los denunció” Belén Arganza, Foro Asturias

.-¿Cree que Ana González debería dimitir, como pide el PP?

No hemos pedido su dimisión. Ella es la actual consejera de Cultura, pero los problemas de la amplia­ción se gestaron en sus inicios, en la etapa de Vicente Álvarez Areces. La responsabilidad es de gobiernos anteriores.

.-¿Considera que hay errores de diseño?

El PSOE cometió errores garrafa­les en el proyecto y en la gestión de las obras. Realizar la ampliación en dos fases es uno de ellos. No tene­mos datos para saber si hay otros defectos.

.-El PP utiliza el Bellas Artes para abrir un nuevo frente ante el Principado…

Hasta ahora el gobierno local de Oviedo no había levantado la voz, y de repente pide la dimisión de la consejera. Desde que Foro llegó al Ayuntamiento, hemos intentado que el proyecto del Bellas Artes se ejecutase de forma correcta y trans­parente, y nunca tuvimos el respal­do del PP.

.-El Partido Popular está represen­tando en el Patronato. ¿Tampoco ahí se pronunció?

Tampoco. Hasta ahora han preferi­do ignorar los problemas.

.-Cinco años de retrasos, y más de 7 millones de sobrecoste. Alguien debería rendir cuentas.

Asturias está plagada de museos vacíos, centros de interpretación abandonados y edificios como el Palacio de Congresos de Oviedo. Muchos políticos deberían rendir cuentas, pero al PP y al PSOE no les interesa.

“La consejera debe explicar qué fallos de diseño existen” Emilio Huerta, IU

.-¿Cómo valora las declaraciones de la consejera?

Las recibimos con mucha sorpre­sa. Ahora resulta que hay un fallo de diseño del que nadie había hablado.

.-Ana González solo ha conseguido sembrar nuevas dudas…

Debe explicar inmediatamente a que errores se refiere. No aclaró si son fallos en la estructura que afec­tan a la estabilidad del edificio, o en la programación de las obras.

.-¿Es suficiente para pedir su dimisión?

Primero que de explicaciones, y luego cada uno podrá exigir las responsabilidades que considere.

.-¿Le sorprenden las duras críticas del equipo de gobierno?

El Ayuntamiento ya había levanta­do la voz por los retrasos, porque la ampliación parece la obra de El Escorial. Pero estamos ante una si­tuación nueva, y no vale con pedir su cese. El alcalde debería, pública­mente, reclamar respuestas para saber qué ha pasado exactamen­te, y cómo se van a resolver los pro­blemas que Ana González ha reconocido.

.-Por cierto, ¿cree que llegará a eje­cutarse la segunda fase de la ampliación?

Llueve sobre mojado. La conseje­ría de Cultura y Educación solo da tumbos, y no tiene capacidad para conseguir los fondos que necesita y cumplir sus responsabilidades. Temo que por ahora, debemos ol­vidarnos de nuevas obras

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter