23:49. VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El personal del Huca denuncia riesgos para los pacientes

Oviedo
27 junio, 2014
ALEJANDRO CAICOYA

A primera hora de esta mañana, coincidiendo con el cambio de turno, médicos, enfermeros y técnicos del HUCA se dieron cita en las puertas de Hospitalización. Tres centenares de batas blancas, se concentraron para protestar por los problemas del nuevo Hospital, que tras dos semanas de rodaje, aún no se han solucionado. Ni lo harán a corto plazo. A diario sufren apagones, fallos informáticos y varias áreas siguen en obras, afectando a su labor. Bajo el lema ‘Los pacientes primero’, quisieron mostrar su descontento y su preocupación por la gestión del traslado y la chapuza con la que se encontraron al llegar a La Cadellada. Entre gritos de “¡Consejero dimisión!”, amenazaron con abandonar el sistema Millenium y volver a rellenar altas y expedientes a mano, pero la vuelta al papel, es solo uno más de los contratiempos del HUCA.

Susana Junquera es una médico residente, recién llegada. “Pasé los primeros 15 días en El Cristo, y después me trasladaron”. Trabaja en el servicio de Urgencias, “donde todo es un caos”. Reconoce largas esperas, mucho más extensas que en las viejas instalaciones, y deficiencias en el edificio y los equipos. “De no ser por los esfuerzos del personal, que intenta compensar los problemas, Urgencias estaría colapsada”. Como muchos de sus compañeros, no comparte la valoración del consejero de Sanidad, Faustino Blanco, sobre la relativa ‘normalidad’ del HUCA. “¿Cómo puede saber lo que está pasando si no ha visitado las plantas y los servicios? Desde la consejería, todo se ve muy fácil”. Por su parte, Lucía Álvarez, fisioterapeuta de Rehabilitación, asegura que todo el personal está estresado y la calidad asistencial ha bajado. “¿A quién se le ocurrió poner escaleras para llegar a las salas de Rehabilitación?”. Tanto ella como sus compañeras en el servicio, denuncian que los pacientes se pierden por el edificio, intentando encontrar la entrada. “Ni siquiera las señales están bien puestas”. Rocío Moliner, técnico especialista, reconoce que se están cometiendo errores. “Nadie puede negar que la calidad de la atención ha bajado. Y la salud de los pacientes puede ponerse en riesgo”. Junto a ella, Alfredo Menéndez, enfermero, trata de quitar hierro a sus afirmaciones. “Los pacientes están por encima de todo. No corren ningún peligro”. Sin embargo, la opinión mayoritaria es la contraria. Dos neurólogas, que prefieren no dar sus nombres, denuncian la situación la que trabajan. “No hay unidad del Ictus. Los pacientes están ingresados en la UCI, y no en un área especializada”. El área del Ictus debería estar al final de la octava planta del edificio de Hospitalización, pero las habitaciones “están lleno de cables, mientras colocan el techo de escayola. Seguro que tienen para un mes o dos de trabajo”. También deben lidiar con la falta de material. “Tenemos dos ordenadores para toda la planta. Y se supone que es nuestra principal herramienta de trabajo”. Ambas neurólogas también reconocen “fallos” en la atención a enfermos, aunque no quieren dar más detalles sobre sus consecuencias.

Entre los ‘desajustes’ que el consejero, Faustino Blanco, reconoce, está la falta de cobertura en varias zonas del HUCA, “que dejan a los médicos incomunicados, sin poder utilizar el busca”. Pero más peligrosos son los apagones. El pasado jueves, Parte del Bloque A de Consultas Externas, se quedó a oscuras durante media hora. Los médicos se preguntan qué consecuencias tendría una ‘incidencia’ similar en el edificio de Hospitalización. Un día antes, el fallo ocurrió en los ordenadores. El sistema Millenium se bloqueó y estuvo fuera de servicio durante más de una hora. “Estábamos mejor en El Cristo”.

Los médicos más jóvenes, sobre todo los MIR, se las apañan mejor con el sistema Millenium que los más veteranos, aunque todos están aprendiendo a la vez. Incluso los técnicos contratados para solventar sobre la marcha las dudas. “Ellos han tenido siete horas de formación sobre el programa, menos aún que nosotros”. Una facultativa asegura haber remitido ya cinco incidencias a sus superiores, pero no confía en obtener respuestas, o una solución.

El personal de Pediatría (47 sanitarios, entre médicos adjuntos, residentes y enfermeros), también se suma a las protestas. En una carta abierta, denuncian que las urgencias infantiles son “un cuello de botella” que solo se alivia cuando los expedientes se cubren a mano, mientras los servicios de Laboratorio y Radiología están “completamente desbordados”. Una de las áreas más sensibles de todo el hospital es Neonatología, donde la administración de medicamentos requiere de la máxima precisión. Según los profesionales “debemos comprobar triplemente el pautado, porque el programa distorsiona las indicaciones”. Ángel Colmeiro, portavoz del SIMPA, aseguró que “todos los trabajadores sabemos que hay riesgos para los pacientes. No queremos crear alarmas, pero cualquier persona que se acerque a Urgencias puede comprobarlo”. Dejando en un segundo plano los problemas con los muebles, la cobertura o los accesos, Colmeiro, advirtió que algunas vidas podrían ponerse en peligro. “El Millenium ha fallado en la UVI”, y la incompatibilidad de los sistemas de Urgencias y los Laboratorios, provoca retrasos de hasta cinco horas. “Los casos urgentes tienen que entrar a quirófano a ciegas, sin analíticas”. Por una vez, médicos, enfermeros, auxiliares técnicos y celadores están de acuerdo. El nuevo HUCA no es el edificio inteligente y ‘sin papeles’ que les habían prometido. “Tenemos un compromiso inquebrantable con los enfermos”, apunta Colmeiro, que nadie puede negar. El 14 de junio, el día que cerraron las Urgencias en El Cristo y comenzó el traslado, el personal que estaba de descanso fue ‘movilizado’ para acompañar a los pacientes en las ambulancias, y varios médicos y enfermeras acudieron de forma voluntaria, para echar una mano y evitar el colapso. Dos semanas después, las críticas aumentan.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter