00:06. VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Y Goñi cayó en desgracia

Política
28 junio, 2014
LUCÍA GARCÍA

Fernando Goñi llegó a la Junta General del Principado, el pasado lunes, como ‘número dos’ del Partido Popular en Asturias, y se fue como diputado raso. Goñi llegaba al Palacio de la calle Fruela, para participar en la reunión semanal que cada lunes celebra la Junta de Portavoces. Y nada hacía presagiar el ‘lunes negro’ de Fernando Goñi, que iba a ser despojado de los galones de portavoz adjunto del grupo parlamentario del PP. Su ‘jefa’, Mercedes Fernández, no le envió un motorista, ni siquiera le envió un whatsapp, durante el fin de semana, para comunicarle su decisión; y tampoco medió ninguna reunión o conversación entre ambos. ‘Cherines’ le encargó a José Agustín Cuervas-Mons, que hiciera el trabajo sucio, y ‘Josechu’, siempre tan servicial, ejecutó la defenestración de Fernando Goñi.

Para evitar un ‘numerito’ en los silenciosos pasillos y despachos de la Junta General, Cuervas-Mons esperó a Goñi en el aparcamiento exterior, donde le soltó, a bocajarro, la decisión mañanera que había tomado Mercedes Fernández. Goñi, primero, quedó desencajado, y a continuación se fue lanzando improperios y exabruptos, a tomar un café a La Bellota, dejando al bueno de Josechu con la palabra en la boca (“no te cabrees, es una decisión que solo cambia tu papel en el partido…”). Pero Goñi se fue echando humo y escupiendo sapos. Un mal trago, y un golpe bajo, que ni siquiera había imaginado, pese a que su relación con ‘Cherines’ es muy distante y no había ningún tipo de química, entre la portavoz y el portavoz adjunto. Acostumbrado a hablar, a golpe de móvil, con Ovidio Sánchez, 10 o 15 veces diarias; Fernando Goñi nunca llevó bien la poca comunicación, verbal y telefónica, que mantiene con la lideresa del partido. Por cierto, ¿a quién llamó Fernando Goñi, desde La Bellota, para comunicarle su cese exprés?

Defenestrado Goñi, Mercedes Fernández se plantó rumbosa en el salón Argüelles donde se celebra la reunión semanal de la Junta de Portavoces. Llegó, como no, con Emma Ramos, a la que presentó con reiteración (“Fernando (Lastra) te presento a mi nueva portavoz adjunta”, “Cristina (Coto) te presento a mi nueva portavoz adjunta…”) ante la cara de estupefacción de sus señorías. Y no porque no conocieran, de antemano, a Emma Ramos, una especie de Bambi en el parlamento asturiano (“trabajadora y muy buena chica”, a decir de un diputado socialista), más bien por el exultante estado de ‘Cherines’ a esas horas de la mañana.

Mercedes Fernández justificó el relevo de su portavoz adjunto, para que tenga más tiempo para dedicarse a las cuestiones internas del partido (“acumula una tarea inmensa”). Asumida, aunque no digerida su ‘liberación’, Fernando Goñi, con pucheros, se sacó una foto -el martes- junto a ‘Cherines’ en una visita a Gijón. “No fue de buena gana, le llamó Susana (López Ares) para que acudiese al acto con el fin de dar una imagen de normalidad”, relata a este periódico un veterano dirigente del PP. Y Goñi, con cara de pocos amigos, se plantó en Gijón tras haber sido destituido como portavoz, además de haber tenido que cambiar de despacho, y perder un ‘bocado’ mensual de 324 euros.

Con la caída en desgracia de Fernando Goñi, Mercedes Fernández le ha dado el ‘matarile’ a todos los dirigentes del PP que heredó del pasado. Solo queda José Agustín Cuervas-Mons, un superviviente perteneciente a la ‘cuadra’ de Gabino de Lorenzo, eficaz, y poco amigo de meterse en líos. A Goñi, por ahora le queda la secretaría general del partido, aunque está en ‘libertad vigilada’, y su carrera política está condicionada a los resultados que el Partido Popular consiga el próximo año en las elecciones municipales y autonómicas. ‘Cherines’, sutil y cruelmente, le ha cargado ese ‘muerto’. Y si la gaviota astur no consigue remontar el vuelo, Goñi se habrá convertido en un fiambre político. Perderá la condición de secretario general, y posiblemente también dejará de ser diputado, ya que Mercedes Fernández malicia embarcarle en la candidatura que el PP presentará a la alcaldía de Gijón. Así se las gasta ‘Cherines’, sabedora de que los populares se encaminan hacía un nuevo batacazo electoral en Gijón. Tras más de dos décadas en la Junta, a Fernando Goñi le quedan dos telediarios.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter