19:32. JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2019

El Principado, sin comprador

Asturias
9 agosto, 2014
DAVID ASCASO

El Principado no logra deshacerse de parte de su patrimonio, ni rebajando sus expectativas de ingresos. No hay compradores para los edificios públicos puestos en venta y ni siquiera los ‘fondos buitre’ se han interesado -por ahora- en acudir a las subastas, que han quedado desiertas. El gobierno regional confiaba en poder soltar ‘lastre’ y obtener al mismo tiempo un beneficio renunciando a sus ‘embajadas’, y poniendo en el mercado antiguas sedes administrativas, judiciales, y también su participación en sociedades públicas y mixtas, una parte esencial del Plan Económico-Financiero, que se ha ido al traste.

Los primeros edificios en la lista eran las delegaciones asturianas en Bruselas y Madrid. El inmueble de la capital comunitaria fue tasado en 17,5 millones, mientras que el situado en el barrio de Argüelles, salió a subasta con un precio inicial de 11,2 millones, en enero de 2013. Las perspectivas del ejecutivo eran alcanzar los 30 millones de euros, y para redondear los beneficios, también se puso en venta una parcela en el Parque Tecnológico de Gijón, por un millón de euros. Pero no hubo ni una sola puja. Un año después, en las previsiones de ingresos de las cuentas autonómicas, el Principado redujo su optimismo, y valoró la operación de venta en 25 millones. Actualmente, la situación del mercado ha obligado a reducir las perspectivas por debajo de los 20 millones. Por el momento, no se ha convocado una segunda subasta.

La sede judicial de Gijón

Desde hace tres meses, los antiguos juzgados de Gijón, en la calle Decano Prendes Pando, están vacíos. El traslado definitivo de la actividad y los archivos al nuevo Palacio de Justicia, puso fin a tres décadas de actividad, y dejó en manos del Principado un viejo edificio para vender y recortar la deuda. Hace un año, la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, afirmó en la Junta General que iba a iniciarse “un proceso de enajenación mediante subasta pública”. El precio de salida podría rondar los 11 millones de euros, correspondiente a la tasación realizada cuando el gobierno regional ofreció el inmueble al Ayuntamiento de Gijón. El consistorio rechazó tanto una permuta como adquirir directamente la sede judicial, por su elevado coste.

Sedes, ni en bloque ni por ‘piezas’

La constructora pública Sedes es una de las sociedades participadas por el Principado, sentenciadas en el Plan de Reequilibrio Financiero. El año pasado, para tratar de reducir su deuda, el Principado intentó vender parte de su patrimonio, el edificio que ocupa el número 10 de la calle Uría. El inmueble albergó las consejerías de Trabajo y Presidencia, y acabó siendo propiedad de Sedes a través de la permuta que permitió al Principado hacerse con las oficinas del Palacio de Congresos de Calatrava. En junio del año pasado se celebró la subasta, que se cerró sin ofertas. Nadie igualó siquiera el precio de salida, de 8,2 millones. Nueve meses después, el Principado organizó una nueva subasta, para desprenderse de sus títulos en la constructora. Las acciones tienen un valor contable de 28 millones de euros, pero finalmente la consejería de Hacienda tasó su valor real de mercado en 4,5 millones. Tampoco llegó ni una sola oferta. Sedes no resulta atractiva para los compradores, tras los procesos judiciales (ERE) puestos en marcha por los trabajadores, y también por la ruinosa operación urbanística del Calatrava.

HOASA, demasiadas condiciones

Adiós a Melia y bienvenida a la cadena Hotusa, que a partir de ahora se hará cargo de la explotación del Hotel de La Reconquista de Oviedo. Atrás quedan cinco años, de penosa gestión en la que Melia no ha sabido explotar las ‘cinco estrellas’ del Reconquista, cerrando, incluso, el célebre Bar Americano. Por no tener, el Hotel de la Reconquista ya no tiene, apenas, ni bodas, ni celebraciones, ya que su alto precio no se corresponde con su pésima gastronomía. Desde 2009, la cadena hotelera Meliá ha gestionado el Hotel de la Reconquista, y según el acuerdo con el Principado, iba a seguir al frente del establecimiento hasta 2024. Pero tras los primeros ejercicios, los resultados no convencieron a ninguna de las partes, y después de varias modificaciones en el acuerdo, el gobierno regional sacó a concurso la explotación del hotel. El ejecutivo aseguró que al menos cinco empresas se habían interesado por la oferta, pero ninguna dio el paso definitivo. El concurso quedó desierto en marzo, y el consejero de Empleo, Graciano Torre, aseguró que “el alto coste de la plantilla” y la exigencia de invertir dos millones de euros para modernizar El Reconquista, hacían poco atractiva la propuesta de la administración. Ahora, el Hotel de La Reconquista ha quedado en manos de la cadena catalana Hotusa, por la módica cantidad de 440.000 euros anuales (canon), y un variable a partir del quinto año de gestión.

‘Migajas’ para redondear

En las cuentas de 2013, el Principado incluyó como ingresos 6 millones de euros procedentes de la venta de parte del parque público de vivienda, destinado al alquiler. El plan era ofrecer los pisos a sus actuales inquilinos, para que pasasen a ser propietarios, pero la operación fue un fracaso. En el proyecto presupuestario de 2014, volvieron a aparecer esas estimaciones de ventas, aunque ahora reducidas a 5,3 millones. El gobierno regional también quiere hacer caja con los antiguos apartamentos turísticos en Zureda (Lena), y el albergue, ahora en desuso, en Poo (Llanes). El pasado mes de noviembre, la directora general de Patrimonio, Begoña Fernández, reconocía en una respuesta formulada por Foro Asturias en la Junta General, que “se ha iniciado el procedimiento correspondiente para la enajenación, mediante subasta pública”, del albergue llanisco. El Principado no ha hecho pública la valoración de estos edificios, aunque aporta unos números globales, para redondear. La venta de las delegaciones en Madrid y Bruselas, el edificio de la antigua sede judicial en Gijón, el centro juvenil de Poo y los apartamentos de Lena, podrían aportar, en total unos 20 millones de euros.

La oposición propone más ventas

El PP ha propuesto al ejecutivo de Javier Fernández ir más allá en las ventas y privatizaciones, y enajenar ITVASA, el servicio de ITV del Principado, que cada año deja unos beneficios en las cuentas regionales de unos 1,5 millones de euros. Según los cálculos del PP, enajenar la inspección de vehículos generaría unos ingresos de 16,8 millones. Sin embargo, el gobierno se niega a desprenderse de una de las pocas empresas públicas que no causa pérdidas.

Aunque la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, insista en que el plan de ajuste continua avanzando, las ventas están resultando un fracaso. Ya han pasado casi tres años desde que el proceso se inició con el gobierno de Foro Asturias, quien en julio de 2011 decidió vender las embajadas en Bruselas y Madrid, abiertas por Vicente Álvarez Areces. Y no hay comprador, ni para estos edificios, ni para ningún otro bien del Principado. Las propiedades públicas no interesan a inversores ni especuladores, mientras el gobierno no rebaje aún más los precios, y ofrezca auténticas ‘gangas’

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter