06:44. LUNES 18 DE NOVIEMBRE DE 2019

Cae en Trubia la banda que colocaba ‘cepos’ en cajeros asturianos

Oviedo
11 agosto, 2014

La Guardia Civil de Oviedo procedió a la  detención de una persona y la imputación de otra, ambos de nacionalidad rumana, como supuestos autores de un delito de estafa consistente en la  colocación en cajeros automáticos de entidades bancarias de dispositivos fraudulentos, llamados en el argot policial cepos.

El método consistía en eliminar la pletina del cajero que sube automáticamente cuando va a entregar el dinero al cliente y colocar una pletina de plástico de las mismas dimensiones y características externas que las originales de los cajeros, pero en esta pletina iba adosado en su interior un adhesivo al cual se quedaban adheridos  sin salir al exterior los billetes que los clientes intentaban  extraer del cajero.

La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo tiene conocimiento desde el pasado mes de marzo de las incidencias habidas en varios cajeros automáticos de entidades bancarias ubicadas en sucursales de las localidades del centro  del Principado de Asturias, hechos denunciados en distintos Acuartelamientos de la Guardia Civil.

Por este motivo la Guarida Civil inicia un operativo especial de servicio encaminado a la detención del autor o autores de estos hechos delictivos.

Operación BOLA DE NIEVE:

Las investigaciones llevadas a cabo por la Comandancia de Oviedo, dieron comienzo a mediados del mes de marzo iniciándose  con intensas gestiones en las distintas entidades bancarias afectadas visionando en un principio las cámaras de seguridad de estas instalaciones, a su vez un gran número de cajeros automáticos  fueron sometidos a una intensa y continua vigilancia por parte de los agentes de investigación.

En uno de los servicios de vigilancia realizado a una entidad bancaria de la localidad de Trubia  por agentes de investigación de la Compañía de Oviedo, observan como una persona se acerca al cajero automático, lo manipula simulando que estaba haciendo una gestión de las habituales y se aleja para introducirse en su vehículo, el cual estaba a una distancia prudencial con visión directa sobre el cajero, manteniéndose a la espera y vigilando constantemente el cajero.

Momentos más tarde una persona de avanzada edad se dispone a realizar una operación de retirada de dinero en el cajero y tras efectuar esta operación comprueba que el efectivo en  metálico solicitado no salía del cajero, abandonando el lugar creyendo que la operación de retirada del dinero no se había efectuado por esta incidencia,  a continuación y tras una brevísima espera de los guardia civiles que estaban en ese dispositivo policial de vigilancia observaron como el sospechoso salía del vehículo, iba al cajero retiraba el dispositivo y colocaba otro con gran rapidez, cuando el sospechoso se dirigía otra vez al vehículo, los guardia civiles lo interceptaron, encontrándole el cepo con dinero adherido que acababa de retirar,  procediendo a su detención e inmediata lectura de derechos.

Ya en el Acuartelamiento de la Guardia Civil de Oviedo cuando se procedió a realizar un minucioso registro al vehículo en el que se desplazaba, los agentes de investigación encontraron  tras un embellecedor del vehículo tres cepos listos para ser instalados en los cajeros así como una gran cantidad de dinero en billetes de 20 y 50 euros y en el maletero los útiles necesarios para cometer estos hecho, como pegamento, cúter, disolvente, destornilladores, etc.

El joven detenido, de 27 años, se trasladaba desde la Comunidad Valenciana donde residía hasta Asturias donde instalaba los cepos en los cajeros de las entidades bancarias del centro asturiano (Trubia, Teverga, Lugones, Gijón, Oviedo, etc.) y en otras de la Comunidad de Gallega,  siempre actuaba los fines de semana con el fin de no ser detectado el dispositivo por las sucursales al encontrarse estas cerradas al público y escogía un determinado tipo de cajeros.

Las cantidades estafadas a los usuarios de estos cajeros oscilan entre los 20 y 700 euros, calculándole un total del efectivo estafado en más de  25.000 €,  siendo considerado el detenido el supuestos autor de 73  hechos delictivos de estas mismas características.

Asimismo la Guardia Civil procedió a imputar por los mismos hechos delictivos a otra persona también de nacionalidad rumana la cual mediante las investigaciones y gestiones realizadas se pudo comprobar que colaboraba con el detenido para que este pudiera llevar a cabo estos hechos delictivos.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter