01:40. LUNES 18 DE NOVIEMBRE DE 2019

Principio de curso, fin de legislatura

Política
30 agosto, 2014
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

Comienza el curso político, y se inicia también la cuenta atrás de la legislatura. El mayo habrá elecciones autonómicas y municipales, pero la precampaña se anticipará mucho a las fechas oficiales. En septiembre se celebrará el debate sobre el estado de la región, y un mes después (según la Consejería de Hacienda), llegará a la Junta General el borrador de los presupuestos de 2015. Los grupos parlamentarios utilizarán estas citas para ‘marcar’ sus posiciones, de cara al año electoral. Al mismo tiempo, el Principado se encamina a una nueva prórroga presupuestaria, a menos que el PSOE, contra todo pronóstico, consiga apoyos para sacar adelante sus cuentas. Si no lo logró hace un año, ahora parece ‘misión imposible’. Aunque el parlamente reabre sus puertas con algunos deberes pendientes (Ley de Transparencia, reforma de la normativa sobre el Salario Social), la atención está puesta en la próxima cita con las urnas. Sin embargo, aún quedan cuatro meses de 2014, para ejecutar las partidas asignadas a este año, o dejarlas sin gastar, aumentando el superávit. El gobierno de Javier Fernández, fiel seguidor de la doctrina de la austeridad de Cristobal Montoro, cumplirá sin problemas los objetivos del Plan de Equilibrio Económico-Financiero, que ‘caduca’ el próximo 31 de diciembre, aunque no la ‘letra pequeña’. Las sedes autonómicas en Madrid y Bruselas siguen sin venderse, al igual que la constructora Sedes. La fusión de entes públicos ha sido puro maquillaje, y solo la supresión de la Procuradoría ha supuesto un auténtico ahorro, cifrado en 2,5 millones de euros, aunque IU rebaja la cifra hasta los 300.000. Al igual que en otras fusiones (Recrea y SRT, Bomberos y 112) y cierres como el del Instituto Asturiano de Estadística, los pocos puestos de trabajo suprimidos no suponen una reducción del gasto. El personal funcionario, simplemente, ha sido recolocado. Tampoco ha salido bien la intención de subir el ‘céntimo sanitario’, pero la mejora de la recaudación fiscal, con un aumento del 8,6% durante el primer semestre (78 millones más), permite al ejecutivo alcanzar el ‘equilibrio’ propuesto, aunque sea a costa de paralizar inversiones o trasladarlas a ejercicios futuros, con tal de no vaciar la caja, y contentar a Madrid.

A pesar de la legislatura agota sus últimos meses, Fernando Lastra, portavoz del PSOE, destaca la “importante labor legislativa que tenemos por delante”, haciendo referencia a las leyes de Transparencia y de Buen Gobierno. “No hemos acabado ninguna etapa, solo entramos en el último tramo, con naturalidad”. Para el veterano político, “las elecciones están ahí, pero pertenece a otra dimensión política”. Desde su punto de vista, el próximo periodo de sesiones será vital, sobre todo en lo referente a los presupuestos. “No podemos bajar la guardia ni relajarnos pensando en mayo, debemos seguir prestando la misma atención y administrar los tiempos de actuación, como hasta ahora”

A pesar del ofrecimiento de Dolores Carcedo, quien el pasado jueves anunció que abrirá “cuanto antes” el diálogo presupuestario, en Foro Asturias no se dan por aludidos. “Habrá presupuesto si pactan PSOE con PP, pero nosotros no esperamos ninguna llamada”, afirma la portavoz Cristina Coto, quien anticipa ‘pactos de despacho’ entre socialistas y populares, por sus “intereses idénticos”, y recuerda que la presidenta del PP, “lleva meses ofreciéndose a negociar con Javier Fernández”. Foro también asume, desde agosto y meses antes de la votación, que ninguna de sus enmiendas será aprobada. Pero antes de anticipar acontecimientos, Coto se remite a a los números de la ejecución presupuestaria de este ejercicio. “Según los últimos datos actualizados a 31 de mayo, hay partidas que siguen sin tocar”, y posiblemente lleguen a fin de año intactas, sin ejecutar. Sobre las medidas tomadas para reducir el sector público, la portavoz de Foro las considera ‘cosmética’ política. “Han retocado un par de entes, y blindado la TPA. Ese no era el objetivo del Plan Económico Financiero”, que por otra parte, ha resultado un éxito. “Fernández es el alumno más aventajado de Montoro”. El partido de Francisco Álvarez-Cascos anticipa más recortes y conflictos en la Sanidad y la Educación, nada nuevo, según Foro, que mantendrá su enfrentamiento con un gobierno “ausente”. Y de la misma opinión es IU. Incluso antes de finalizar las ‘vacaciones parlamentarias’, su portavoz, Aurelio Martín, descarta cualquier acercamiento con el PSOE. “Tenemos un gobierno autista, que va dejando pasar los meses para agotar la legislatura”. En su opinión, en los próximos meses, el parlamento podrá alcanzar pactos en cuestiones ‘menores’, pero no relativos “a los grandes temas que más preocupan a los asturianos, como la economía, la industria o el empleo”. El ‘núcleo duro’ de la política quedará aparcado hasta después de las elecciones, ya que, según Martín “el ejecutivo no tiene un proyecto”. También reprocha los habituales retrasos del gobierno y su falta de agilidad, aunque da un voto de confianza a la consejera de Hacienda, quien se comprometió a entregar el borrador del presupuesto en octubre. Aurelio Martín espera que Javier Fernández, utilicé el debate sobre el estado de la región para adelantar las líneas maestras de las cuentas autonómicas, al considerar que “la acción política y la inversión deben ir paralelas”.

Por su parte, Ignacio Prendes, portavoz y único representante de UPyD en el parlamento, considera que el año político comenzará como acabó el curso pasado, marcado por “el estancamiento de la región”. En su opinión, los socialistas siguen gobernando Asturias al apoyo del PP, convertidos en aliados que se prestan ayuda mutua para defender intereses comunes. Pero la ‘cordialidad’ no durará mucho tiempo. Prendes pronostica que ambos partidos elevarán el tono de sus críticas y enfrentamientos a principios del próximo año, aunque será puro teatro. “Intentarán marcar apariencias ficticias, solo para aparentar”. Para UPyD, a PSOE y PP les unen más cosas de las que les separan.

Aunque quedan ocho meses para las elecciones, el calendario ‘hábil’ para el parlamento se reduce a la mitad, por mucho que Fernando Lastra asegure que no habrá parones ni se detendrá la actividad de la Junta General. Cuando concluya el primer trimestre de 2015, la legislatura entra en la prórroga. Hasta entonces, Javier Fernández continuará siesteando, cómodamente instalado en el inmovilismo, viendo pasar las semanas y los meses sin dar golpe. Solo despertará cuando llegue el momento de hacer campaña. Mientras tanto, ni la oposición, ni el resto de Asturias, saben a qué se dedica el presidente del Principado, desaparecido de la ‘vida pública’. El debate de la Ley de Transparencia, una de sus promesas cuando llegó al cargo, llegará a la cámara en el último periodo de sesiones, sobre la bocina, y no está prevista ninguna iniciativa de calado, ni reformas políticas, ni planes ambiciosos sobre economía, industria o paro, tres cuestiones íntimamente relacionadas. Poco se podrá hacer desde el Principado en ‘el tiempo de descuento’ para reducir la cifra de 100.000 parados, o incluso para reducir las listas de espera. A la hora de negociar los presupuestos, la oposición exigirá conocer en detalle el grado de ejecución de las actuales cuentas, como ya hizo el año pasado, y en esta ocasión, no se esperan ‘sorpresas’. Habrá partidas inmovilizadas, que el ejecutivo tratará de arrastrar a 2015, año electoral, y que ya figuraban en las cuentas de anteriores ejercicios. Con las elecciones a la vuelta de la esquina, cada partido marcará distancias, pensando ya en la campaña electoral y en sus propios intereses partidistas, poniendo fin a una legislatura corta y poco productiva.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter