05:26. JUEVES 27 DE FEBRERO DE 2020

El Desfile del Día de América cumple 64 años

Oviedo
19 septiembre, 2014
San Mateo se acerca a su fin, y el Desfile del Día de América en Asturias, señaló esta tarde  el comienzo de la traca final mateína. Los paraguas se abrieron al paso de la cabalgata, pero no por la lluvia, sino para proteger al público del sol, que comenzó a brillar a primera hora de la tarde, después de jugar al escondite entre las nubes toda la mañana. Las tormentas anunciadas por el ‘hombre del tiempo’ respetaron la larga tradición de las carrozas, que desde hace 64 años, esquivan al mal tiempo. Los 23 pasos salieron de la calle Independencia y rodearon el Campo San Francisco, deteniéndose al final del paseo de Los Álamos, ante las autoridades. Allí, ocupando las clásicas sillas de madera (desde la llegada de Agustín Iglesias Caunedo, el Ayuntamiento ya no monta la ‘tribunona’), políticos e invitados escucharon el ‘Santa Bárbara Bendita’ de Tina Gutiérrez, tangos, ‘popurrís’ de gaiteros y las canciones del grupo Petit Pop. El alcalde, sentado junto a Pedro Sanjurjo, presidente de la Junta General, estaba rodeado por los concejales del PP, con la excepción de Jaime Reinares, quien ‘reapareció’ en el Desfile, aunque tuvo que sentarse en segunda fila, y lejos del regidor, acompañado solo por Benjamín Rodríguez Cabañas. En primera fila se apretaron, pasando algunos apuros, el Rector Vicente Gotor, el presidente del Centro Asturiano, Alfredo Canteli, la ex alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, o el presidente de la patronal de los constructores, Serafín Abilio, junto a sus parejas. También apareció Mateín, (quien solo se deja ver cuando está cerca el alcalde) a bordo de una carroza dedicada a Tintín y Milú, los personajes de Hergé, saludando al respetable. En cuanto la Policía Local cerró el Desfile, y se acercaban los barrenderos para borrar las huellas del confeti, todos dejaron la calle Uría, unos rumbo a los chiringuitos, y otros a las casetas de Gastromateo, para ‘refrescarse’ después de una calurosa tarde. Como cada año, la SOF habrá contado a ‘ojo’, y elevará a 200.000 personas el número de asistentes, aunque nada más sobrepasar el edificio de la Junta General, ya había amplios huecos vacíos en las aceras de la calle Marqués de Santa Cruz.
El Día de América en Asturias ya pasó, pero todavía quedan por delante tres noches de conciertos y chiringuitos. Como cada año, los ovetenses no han perdonado ni un día de fiesta, en las plazas del Oviedo Antiguo, o en la carpa de La Ería. Esta edición comenzó con fuerza, con dos llenazos consecutivos de Víctor Manuel (20.000 espectadores) y continuó con polémicas y cambios sobre los escenarios. La cancelación de las actuaciones de la Noche Dance (pocas entradas vendidas) y Extremoduro (con cruce de acusaciones entre la SOF y la banda), obligaron al Ayuntamiento y a los promotores a improvisar, contratando sobre la marcha al DJ Fonsi Nieto para el jueves, y a Rosendo, Dixebra y Miguel Costas, para la ‘noche rock’, en una jornada de ‘puertas abiertas’, como consolación para los seguidores de los extremeños, que se quedaron con las ganas. Pese a la desilusión de los rockeros, y al poco público que lograron atraer The Charlatans (poco más de un millar de fieles), o Fonsi Nieto (cuando comenzó a pinchar, había apenas un centenar de jóvenes ante el escenario) los conciertos en La Ería, de pago, han consolidado el nuevo modelo de San Mateo, puesto en práctica el año pasado, acabando con las aglomeraciones en la Catedral. Mientras tanto, a los chiringuitos, que este año no han sufrido cambios ni restricciones, no deja de aumentarles la competencia. A las barras que brotan de cada bar, y al botellón, desplazado a la plaza del Sol desde el Campo San Francisco, se suma también Gastromateo, las casetas montadas por Hostelería de Asturias, que se están llevando a buena parte del público mateín, que prefiere los platos ‘de autor’ y el jamón a los bocadillos de calamares. Al menos, el tiempo ha respetado a todos. A excepción de algunas tormentas de verano, que descargaron el domingo y el miércoles por la tarde, este San Mateo está siendo caluroso y soleado, a pesar de los malos augurios metereológicos.
No todo sigue igual en San Mateo. La SOF decidió retirar el chiringuito ‘privado’ de la plaza del Ayuntamiento, donde cada noche actuaban DJs hasta la madrugada, por un escenario donde payasos y títeres actúan por las tardes, para el público infantil. También hay largas colas para montar en el recuperado tren ‘turístico’ del Campo San Francisco, que no deja de rodar por el parque, ni bajo la lluvia. La SOF contrató el tren con la misma asociación de feriantes que amenazó con boicotear los conciertos, cruzando sus camiones en las calles de acceso a La Ería, aunque al final, no hubo protestas. Las exigencias de los barraquistas, y los enfrentamientos entre diferentes grupos de empresarios, han dejado a los niños, un año más, sin caballitos, ni norias, ni hinchables, aunque por lo menos, el lunes será fiesta y no habrá ‘cole’. El fin de semana comienza fuerte, con el punk de Bad Religion y cinco grupos más en la carpa de La Ería, y José Mercé en la Catedral, en una noche que arrancará con flamenco y terminará con una orquesta de ‘fiesta de prao’. Hombres G, Duncan Dhu (domingo) y Sergio Dalma (lunes), clásicos de los 80 y los 90, ocuparán en escenario en la recta final de San Mateo 2014, una edición que será recordada por el llenazo de Victor Manuel, y el fiasco de Extremoduro. La Noche de los Fuegos (hoy), y el Día del Bollo (mañana) irán consumiendo las últimas horas, hasta la despedida definitiva, el lunes a medianoche.
Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter