16:03. VIERNES 28 DE FEBRERO DE 2020

Javier Fernández promete más recursos y personal para el Salario Social

Asturias, Política
26 septiembre, 2014

La inminente negociación presupuestaria y las próximas elecciones autonómicas, matizaron esta mañana las respuestas de Javier Fernández, en el pleno de la Junta General. El presidente, que solo interviene una vez al mes (y seguirá siendo así hasta que la oposición le fuerce a contestar a sus preguntas cada dos semanas), aprovechó la ocasión para deslizar algún pequeño anuncio, en clave electoral, como más recursos para el Salario Social, y la firma del contrato marco con la Universidad. Pero ante las grandes cuestiones, volvió a contestar con evasivas.

El portavoz de UPyD, Ignacio Prendes, realizó la pregunta de mayor ‘actualidad’, sobre la decisión del PSOE de apoyar la enmienda del PP a la reforma Ley del Presidente, vaciándola de contenido y provocando su retirada. Prendes preguntó a Javier Fernández por el cambio de criterio de los socialistas, quienes respaldaron la propuesta en el parlamento, pero la tumbaron en la negociación posterior. En su primer turno de respuesta, el presidente alegó que él no intervino en la decisión, que fue tomada por el grupo parlamentario, pero ante las acusaciones de Prendes, sobre el “pacto vergonzante y bajo la mesa” que mantendrían el PP y el PSOE, Fernández endureció su discurso. Criticó al único diputado de UPyD por acusarle de llegar a acuerdos con el PP, “cuando usted apoya mociones de los populares casi todos los plenos”, y de promover y respaldar reformas por intereses electoralistas, con la intención de ‘multiplicar’ el valor de su voto en la Junta General. Para Javier Fernández, la anormalidad legislativa en el parlamento asturiano, el único de toda España (incluyendo el Congreso de los Diputados) donde no se puede votar en contra de un candidato a presidente, no resulta un déficit democrático. Además, el presidente también anunció que en caso de ganar las elecciones y comenzar una segunda legislatura, no optaría a un tercer mandato, ni se acogería a los privilegios de los ex presidentes, las otras dos cuestiones que IU pretendía reformar. Según Javier Fernández, “limitar los mandatos de los presidentes no garantiza la regeneración democrática” de las instituciones, aunque él mismo se pone como límite dos etapas al frente del Principado. Además, destacó que, según la actual normativa autonómica, cualquier partido (excepto UPyD, con un solo diputado), podría haber presentado a un candidato a la presidencia, y el resto de formaciones, votar en consecuencia.
Por otra parte, Aurelio Martín, portavoz de IU, quiso conocer qué medidas tiene previsto adoptar el gobierno, para acabar con el retraso en el Salario Social, “con esperas medias de 15 a 16 meses”. El diputado enumeró los compromisos adquiridos, e incumplidos, por la consejera de Bienestar Social, Esther Díaz, desde su llegada al cargo: destinar más personal, mejorar la gestión, implantar un sistema informático, y acabar con la lista de espera. Javier Fernández adelantó que destinarían “más esfuerzos económicos y más recursos personales” a la tramitación de los expedientes. También reconoció que a fin de año, las ayudas habrán consumido 85 millones, 5 más de los estimados hasta ahora por la Consejería. Además, sobre la reforma normativa para agilizar el sistema, Fernández señaló que se cambiará la ley, para que primero se reconozca el derecho al cobro, y después comprobar los requisitos, para acortar los tiempos de espera y evitar que la burocracia retrase en exceso los ingresos para las familias en apuros económicos. De cara a los presupuestos, el presidente recordó que este ejercicio, el Salario Social necesitó un crédito de 23 millones para hacer frente a la creciende demanda, ya que IU no apoyó las cuentas y fuero prorrogado el presupuesto de 2013. “Espero que respecto a los presupuestos de 2015, antepongan el interés general, a sus intereses partidistas”. El presidente también utilizó el mismo argumento ante el PP, citando el crédito extraordinario para la Universidad de Oviedo (3,8 millones), y apuntando que en prórroga presupuestaria, la institución no tendrá garantizado el año que viene los fondos necesarios para su funcionamiento. Así respondió Javier Fernández a la presunta de Mercedes Fernández, sobre el contrato marco de la Universidad, que se firmará (según los cálculos del gobierno) antes de fin de año, aunque también matizó que todo dependerá de las negociaciones con el Rector, Vicente Gotor, para concretar los términos de la financiación durante los próximos cuatro años, dando estabilidad financiera a la Universidad. La respuesta dio pie a la presidenta del PP para enunciar su programa electoral educativo, reclamando inversiones en los campus, I+D+i y programas de intercambio para alumnos extranjeros, además de poner en duda la firma del acuerdo, antes del 31 de diciembre.
El intercambio verbal entre Javier Fernández y su antecesor, Francisco Álvarez-Cascos, tuvo un tono más relajado que de costumbre. Ambos estuvieron de acuerdo en la necesidad de reducir el ‘tarifazo eléctrico’ para evitar la deslocalización de la industria pesada del Principado. El líder de Foro afirmó que estamos ante “una macroamenaza para nuestra economía”, al tener unos costes energéticos un 30% superiores al de otros países competidores, mientras el gobierno de Mariano Rajoy no pone en marcha medidas para paliar la situación, aún con el amparo de la UE. En su réplica, el presidente abogó por un pacto de Estado sobre energía, y citó decisiones del gobierno central que perjudican a Asturias, mientras benefician a otras regiones productoras de energía, como la paralización de la regasificadora de El Musel, y los privilegios concedidos al País Vasco, donde el sector goza de mejores condiciones. En esta ocasión, ambos políticos estuvieron de acuerdo, aunque fuese para señalar que el problema del coste y la producción energética asturiana, solo puede solucionarse desde fuera de la región.
La proximidad del debate presupuestario y la cercanía de las elecciones, ha templado el discurso del presidente ante la oposición, aunque mantuvo ayer su ya tradicional enfrentamiento con Ignacio Prendes, insistiendo, una vez más, en su ‘soledad’ parlamentaria, mientras se mostró más dialogante con IU, el PP, e incluso con Francisco Álvarez-Cascos.
Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter