01:12. MIéRCOLES 26 DE FEBRERO DE 2020

19.528 asturianos en lista de espera

Asturias
27 septiembre, 2014
DAVID ASCASO

Hay 923 pacientes más en lista de espera que en enero. Las demoras de más de 180 días, han aumentado de 270 a principios de año, a 1.617. En el HUCA, 1.303 personas aguardan una operación desde hace más de 6 meses

19.528 asturianos esperan la llamada del SESPA para entrar en quirófano. Son 923 más que en enero, y 345 más que hace doce meses. Respecto a agosto de 2012, el atasco de la Sanidad ha aumentado en 3.129 personas. La huelga sanitaria que inauguró la legislatura, y los traslados del HUCA y el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres, han disparado el número de operaciones que están en lista de espera. Además, desde que comenzó el año, las demoras de más de 180 días se han multiplicado por seis, de 270 a 1.617. Aunque el Principado destaca que en el resto de la red de hospitales (excluyendo el HUCA y Mieres), la lista de espera se ha reducido en 243 casos, los retrasos siguen siendo un problema crónico de la red pública.

En el informe mensual de la LEQ (Lista de Espera Quirúrgica), la Consejería reconoce que “de los 1.617 pacientes que presentan esperas de más de 6 meses, el 81% corresponden al HUCA, en concreto 1.303”. Hasta que el nuevo centro hospitalario de referencia de la región se ponga al día, seguirá lastrando los datos de toda Asturias. El cierre de El Cristo y la apertura de La Cadellada, supuso el aplazamiento de 524 operaciones, entre mayo y junio. En Mieres, también se detuvo la actividad durante tres semanas, cancelando 75 operaciones quirúrgicas. Además, durante el verano, los médicos se fueron de vacaciones y solo tuvieron preferencia las intervenciones consideradas urgentes, provocando un nuevo repunte de las esperas aunque, al menos, ya ningún paciente tiene que aguardar durante más de un año para entrar en quirófano. Mientras en el Hospital de San Agustín, o el del Oriente, todas las esperas se han reducido por debajo de los seis meses, sus números apenas tienen impacto en la media regional. Entre ambos, hace un año, solo sumaban 32 pacientes con una demora superior a 180 días.

La espera media se aproxima a 100 días

Para recibir una prótesis, operarse de juanetes o varices, o someterse a una completa intervención cardíaca, el tiempo medio de espera actual es de 92 días, y a este ritmo, al acabar el año, podría acercarse a los 100. El pasado mes de julio, era de ‘solo’ 81 jornadas (similar a agosto de 2013, 83), al acabar enero, era de 72 días (al nivel de julio de 2012, 73). Además, aunque el Principado se esfuerce en evitar que cualquier paciente sobrepase la barrera del año, hay varios casos que ya lo rozan. Un paciente aguarda desde hace 363 días la llamada de su médico (datos a 31 de agosto).

7.355 pacientes en el HUCA

El HUCA es el buque insignia de la sanidad asturiana, y el hospital donde se producen mayores colas. Aunque no se hubiera producido el traslado, seguiría liderando todos los registros. En agosto de 2012, antes de la huelga de médicos que se alargó, de forma intermitente, durante tres meses, había 6.174 pacientes en espera. Un año después, eran 7.050. Los datos mejoraron en el último trimestre de 2013, cuando los quirófanos funcionaron a mayor rendimiento para aligerar la ‘carga de trabajo’, pendientes ya del traslado a La Cadellada. El pasado enero se cerró con 6.557 casos, pero han remontado hasta los 7.355. Las demoras medias también han crecido, pasando de 77 días, a 113; 36 más. Todos los indicadores del HUCA están al alza: demora máxima (de 210 a 363 días), pacientes pendientes entre tres y seis meses (de 2.196 a 2.959) y pacientes de seis meses a un año (165 a 1.303). Después de suprimir las peonadas entre los médicos, la ‘estrategia’ utilizada por anteriores consejeros de Sanidad para recortar las esperas y anunciar mejoras en la Sanidad, Faustino Blanco ya no dispone de la ‘solución’ de sus antecesores para hacer frente al constante crecimiento de las demoras. Y menos cuando varios quirófanos del HUCA tardaron en entrar en funcionamiento, y no todos funcionan a ‘dos turnos’. A este ritmo, y pese a recuperar el nivel de actividad normal, será muy difícil que puedan producirse avances. Acabar con las listas de espera es imposible, pero además el Principado no puede contener su crecimiento. Excluir al HUCA del balance, y mostrar los ’logros’ de otros centros, no enmascara los números finales. En el Hospital Universitario Central, desde su inauguración, en junio, se han realizado 2.945 intervenciones quirúrgicas, además de 6.500 ingresos y 28.165 urgencias atendidas. Pero, a pesar de todo, las listas de espera siguen creciendo.

Los departamentos de Oftalmología y Traumatología son los más ‘lentos’ a la hora de atender las citas quirúrgicas, con 1.488 y 1.433 pacientes esperando, desde hace 105 y 134 días de media, respectivamente, aunque hay casos que están a solo dos días de cumplir los 12 meses. Para mantener a ‘cero’ el casillero que señala el “número de pacientes con más de 365 días de espera”, el Principado da prioridad a los casos que rondan el año.

Operar una catarata o una cadera, puede no ser urgente en todas las situaciones, pero también hay 826 personas pendientes de intervenciones de Cirugía General y Digestiva; 273 en Ginecología; 321 en Otorrinolaringología; 504 en Urología; 271 en Cardíaca; 240 en Neurología y 300 niños que necesitan una operación de Cirugía Pediátrica (algunos desde hace 289 días).

Sin información sobre las pruebas diagnósticas

El Principado publica las listas de espera quirúrgica, pero su compromiso de transparencia no llega a las listas de pruebas diagnósticas, como escáneres o resonancias. Desde septiembre de 2013, no hay datos sobre la demora de los análisis, que en función de su resultado, pueden recomendar una operación. Mientras no se hagan, no habrá más ‘colas’ a la espera del quirófano. Según los testimonios de los pacientes, el tiempo que pasa desde que el médico registra la petición de la prueba, hasta que se realiza, puede llegar a superar, en casos puntuales, un año. Albano Longo, diputado de Foro Asturias, afirma que el servicio de Radiología está “desbordado”, y también sostiene que se están derivando pacientes a centros concertados (otra práctica habitual de la sanidad asturiana) para descongestionar el atasco, aunque el Millenium también pone problemas a la ‘externalización’, ya que ningún otro hospital en Asturias utiliza este sistema informático. Además, aunque se realicen los escáneres, no se estudian de forma inmediata. Más de 500 radiologías y ‘TACs’ se acumulan en el HUCA, a la espera de diagnóstico. De esta forma, el paciente sale de la lista de espera, pero su caso no se soluciona. Por otra parte, IU siempre ha defendido que las listas de espera no son un problema coyuntural, relativo a un incremento concreto en unos meses, sino “estructural”, en palabras de la diputada Noemí Martín, quien reconoce que las demoras “siempre existirán” aunque pueden minimizarse con más medios y recursos. Sin embargo, la reducción de la plantilla del viejo Hospital Central en cerca de un millar de trabajadores, para adaptarla al nuevo HUCA, no ha contribuido a aumentar el número de intervenciones realizadas cada día. Y si no se aumenta el ritmo, las listas de espera seguirán creciendo mes tras mes.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter