01:44. MIéRCOLES 26 DE FEBRERO DE 2020

Poca chicha y muchos avales

Oviedo
27 septiembre, 2014
Por MARINA GARCÍA

Elecciones en la AMSO. Dos viejas glorias, un funcionario, y un ‘becario’. Cuatro candidatos, pero muy poca chicha, y muchos -demasiados- avales, para poder opositar a la alcaldía de Oviedo. A Caunedo, y a los ‘circulitos’ de Podemos, el PSOE carbayón se lo está poniendo a huevo.

A Antonio Masip no le salen las cuentas, pero tampoco a Wenceslao, a García Monsalve, y menos aún a Peláez. Con un raquítico censo, formado por 845 militantes, conseguir 169 avales, es poner el listón muy alto. El cuarteto de precandidatos tienen que reclutar, como mínimo, el apoyo del 20% del censo socialista inscrito en la Casa del Pueblo. ‘Numerus clausus’ para poder llegar a la final de la AMSO, y opositar a la alcaldía capitalina. Pero los números no salen ni con fórceps, aunque las reglas son las mismas para todos los contendientes. Manda el Reglamento Federal del PSOE para la elección de candidatos o candidatas, y en Oviedo, al igual que en Sotrondio, o en Azuqueca de Henares, provincia de Guadalajara; el ‘listón’ está colocado en el 20% de la militancia, lo que se traduce en 169 avales que tienen al borde de un ataque de nervios al precandidato Antonio Masip.

Masip se sabía ‘caballo ganador’, y por eso fue el primero en saltar a la arena, nada más ser descabalgado de la caravana europea. Sin embargo, el ex alcalde, ex consejero, ex diputado autonómico, ex eurodiputado, y ex secretario general de la AMSO, está recibiendo más coces de las que esperaba. Entre otras, de varios ex concejales en el Ayuntamiento de Oviedo, que ya en agosto le aconsejaron que no plantease batalla, y que dejase paso a las nuevas hornadas socialistas. En plata, que viese la faena desde ‘su ventana’ con vistas al Campo San Francisco. Pero pedirle a Masip que se dé a la contemplación es un imposible, y la cacareada renovación es una utopía en el desvencijado y oxidado socialismo carbayón.

Reclutar 169 avales, esa es la peliaguda cuestión. La lógica política anticipa que de los cuatro tenores, solo van a pasar el corte tres, o tal vez dos. El joven ‘becario’ socialista, Guillermo Peláez, tiene todas las papeletas para quedarse fuera de la parrilla de salida. Aún así, hará ‘pupa’, ya que el medio centenar de votos que rasque, se los restará al otro trío de precandidatos. A Peláez le apoya el concejal, Feliz Fernández Fernández, que no es el hermano pequeño de Javier Fernández Fernández; y que apoyó públicamente a Pedro Sánchez, cuando también ejercía de precandidato. ¿Y a quién dará su aval, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oviedo, Alfredo Carreño? Buena pregunta, está claro que ni a Wenceslao, ni a Masip. Hay quién malicia que el 19 de octubre, Carreño se volverá a ir de vacaciones.

Hasta entonces, los teléfonos y los ‘whatsApps’ van a echar humo. Wenceslao cuenta con el respaldo del ‘aparato’ de la AMSO, que para eso es el secretario general de la Casa, aunque solo sea por tan solo cuatro votos de diferencia, uno de ellos se lo dio Antonio Masip. ‘Wences’, no solo tiene las llaves de la Casa del Pueblo, también ha ‘controlado’-con la ayuda de Mallada- la caja de La Guinda, por donde apenas se dejó ver Alfredo Carreño, ni ninguno de sus concejales, a excepción de F.F.F. La de este año, aunque un día se acabó el pan congelado, fue una Guinda un tanto mustia. Volviendo a los ‘cuarteles generales’ de los precandidatos, Jorge García Monsalve, cuenta con el apoyo de la diputada autonómica, Pilar Alonso; o lo que es lo mismo, con el apoyo de la poderosa UGT, ahora que el SOMA está en horas bajas, y ya ni pincha, ni corta el bacalao, más allá de Las Cuencas. A diferencia de otros procesos, como las primarias de los socialistas de Gijón, el clan dirigente de la FSA, Gutiérrez&Fernández, no ha tomado partido por ninguno de los precandidatos, y se mantiene neutral, a excepción de Fernando Lastra que, al igual que Masip, hasta cuando está quieto mata y espanta moscas con el rabo. ¿Y cuales son, además de las muletas, los apoyos de Antonio Masip? Pocos, aun que diversos y heterogéneos. Masip sigue concitando muchos más apoyos fuera que dentro de la Casa del Pueblo. Un ‘pata negra’, por el que suspira, hasta la derecha carbayona.

Primarias cerradas y capadas en Oviedo, Taramundi, y en todas las agrupaciones patrias. Así lo decretó, el nuevo mandamás socialista, Pedro Sánchez, que en el Comité Federal del pasado 13 de septiembre, determinó que las Juventudes Socialistas no tengan ni voz ni voto en una consulta donde se eligen a los candidatos municipales. Otra nueva cagada de Pedro Sánchez, vulnerando y modificando, el Reglamento Federal para la elección de candidatos o candidatas, aprobado en enero, y donde quedó establecido en el Artículo 2, bajo el epígrafe de Derecho de sufragio activo, que “tendrán derecho a participar en el proceso de primarias como electores los y las miembros del PSOE y de JSE”. Sánchez, él solito, ha hecho añicos el manoseado discurso de la renovación del ‘SOE’ y de la regeneración de un partido monolítico. Las Juventudes Socialistas no pintan nada en el ‘SOE’ cuyos destinos están en manos de una marioneta cuyos hilos los mueve la lozana andaluza.

Elecciones en la AMSO. Dos viejas glorias, un funcionario, y un ‘becario’. Cuatro candidatos, pero muy poca chicha, y muchos -demasiados- avales, para poder opositar a la alcaldía de Oviedo. A Caunedo, y a los ‘circulitos’ de Podemos, el PSOE carbayón se lo está poniendo a huevo.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter