21:52. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

“Ojalá la política fuese como el kárate, que cultiva valores de respeto y tolerancia”

Entrevistas
30 septiembre, 2014
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

BENJAMÍN RODRÍGUEZ CABAÑAS, CONCEJAL DE ZONA RURAL, VÍAS Y FACHADAS

Benjamín Rodríguez Cabañas está a punto de cumplir 16 años como concejal. Además de ser un veterano en el salón de plenos, también es un karateka experimentado, tras 27 años de dedicación a este deporte. El próximo viernes, la Federación Asturiana, que él mismo preside desde 1992, le rinde un homenaje en el Centro Asturiano de Oviedo, en el que estarán presentes deportistas, políticos y amigos, de un ‘paisano ‘orgulloso de su labor municipal, de su Olloniego natal, y acérrimo seguidor del Atlético de Madrid. Incansable trabajador, Benjamín Rodríguez Cabañas mantiene una máxima desde que entró en política: nunca prometer nada que no se pueda hacer realidad.

.-Seguro que sospechaba algo de la ‘cena homenaje’…
No, me pilló por sorpresa. No merezco homenajes. Solo he trabajado por este deporte, como tantos otros compañeros.
.-¿Se parecen en algo el kárate y la política?
No tienen nada que ver. El kárate es tolerancia, respeto, afán de superación, humildad, paciencia, constancia…
.-¿Y en su carrera política, no se ha encontrado con esos valores?
Es diferente. Ojalá tuvieran más que ver, pero son dos mundos muy distintos.
.-Tras casi 16 años como concejal, aún sigue pateando ‘caleyas’ y visitando pueblos.
Es una obligación, que cumplo con gusto. El pasado martes me reuní con los vecinos de Limanes, Llovera y Faro. El Centro Social estaba lleno hasta la bandera.
.-¿Qué fue a anunciar?
El asfaltado y la limpieza de tres caminos, en El Vixil, Cantu del Rey y Llovera. En total invertiremos 99.494 euros, más IVA.
.-¿Es una promesa?
No hago promesas que no pueda cumplir. Es una realidad. La partida forma parte de los acuerdos presupuestarios entre el PP e IU, fue aprobada en Junta de Gobierno y está pendiente del concurso público, para ser adjudicada.
.-Siempre le toca dar la cara con los vecinos o con los feriantes…
Es una responsabilidad y también una satisfacción. La gente de los pueblos es franca, directa y honesta. Yo mismo me considero una persona rural, aunque lleve 42 años viviendo en Oviedo.
.-¿Le trasladaron muchas peticiones?
Siempre hay preguntas, dudas y demandas. Agradecen el asfaltado, que era una asignatura pendiente, pero como es lógico, tienen más necesidades. Las que puedo atender, las respondo personalmente. Y si no me corresponden, las remito a la concejalía correspondiente.
.-A los vecinos que reclaman un arreglo o mejoras para su pueblo, poco les importan las siglas de los partidos.
Sí, cada uno defiende su ideología en el salón de plenos, pero para arreglar baches o desbrozar una cuneta, no hacen falta ideas políticas. Solo trabajo, sentido común y responsabilidad.
.-¿No tiene la impresión de que la zona rural sigue siendo la gran olvidada?
Todo depende del presupuesto, y el dinero no da para más. En La Corredoria podemos tener más de 15.000 habitantes, mientras en los pueblos, con suerte, unos cientos. De todas formas, me sigue sorprendiendo el interés y las ganas que ponen los vecinos, luchando por lo suyo. Creo que en Faro estaban presentes todas las familias del lugar.
.-Usted mismo, que nació en Olloniego, vivió de cerca el abandono de los pueblos.
La mina se cerró, y los jóvenes emigraron. Muchos estudiaron una carrera y se fueron a Oviedo, a otras regiones, o fuera de España. Ahora queda una minoría envejecida. Por suerte, las inversiones han mejorado la situación.
.-Pero los jóvenes se siguen marchando.
Sí, pero la calidad de vida ha mejorado mucho. Antes el alumbrado público ni existía, y tenías que ir en madreñas, porque las caleyas se convertían en barrizales cuando llovía. Yo conocí aquellos caminos. Ahora hay farolas, aceras y calles peatonales.
.-Se lo agradecerán a Gabino de Lorenzo…
Gabino hizo una gran labor en los pueblos, donde le están muy agradecidos. Veguín, Trubia, San Claudio y Olloniego cambiaron mucho. Y ahora Agustín Iglesias Caunedo continúa con esa labor. Siempre hay cosas que mejorar, y arreglos que hacer. Toda la ciudad se ha transformado y ha mejorado mucho.
.-¿Echa de menos al anterior alcalde, su mentor político?
Mi opinión no importa. Habría que preguntarle a los ovetenses, no es algo que me corresponda decir a mi.
.-Volvamos a Olloniego. Allí se forjó su afición por el deporte.
De joven, llegué a jugar en Tercera División del fútbol. Pasé por el Nalón de Olloniego, el Lenense, el Santa Marina de Mieres… Después de colgar las botas, entré en un gimnasio y conocí el kárate. Y aquí sigo, cinturón negro y practicando cuando puedo.
.-Está prejubilado de HUNOSA. La política ¿también es un ‘hobby’?
No. Creo en la libertad, en la democracia y en unas ideas. Podría quedarme en casa, pero entonces, ¿quién se encargaría de esto? Si todos renunciamos a seguir activos, y a trabajar por los demás, la sociedad no funcionaría.
.-Pero se evitaría problemas, y disgustos.
A lo largo de estos casi 16 años hubo problemas y bajones. Pero no soy de los que abandonan.
.-Aunque le cueste sinsabores, e incluso dinero…
La política cuesta decepciones, dinero y hasta discusiones familiares. A veces, entre el kárate y la responsabilidad como edil, no tienes tiempo para atender a todo el mundo como se merece. A pesar de todo, aquí sigo.
.-Llegaron a llevarle una rata muerta a su despacho…
Es algo que prefiero olvidar. Un mal trago, que no merece ser recordado.
.-Ha visto pasar a decenas de concejales, mientras usted conservaba el puesto. ¿Se considera un superviviente?
Solo un veterano, junto a Jaime Reinares y Agustín Iglesias Caunedo. Siempre he sido honesto y siento un profundo respeto por los ovetenses.
.-Hace años, era más fácil gobernar.
Para mi siempre ha sido igual. Si puedo hacer algo, lo hago. Si no, no pierdo el tiempo haciendo promesas que no sirven para nada.
.-¿No se cansa de la política?
No. Hay días mejores y peores, pero no me cansa. Trabajé 42 años en HUNOSA antes de prejubilarme, y en 1999 entré en el Ayuntamiento. Llevo ya cuatro legislaturas y he vivido mucho en el consistorio, y me sigue gustando ayudar a los vecinos. Y si no puedo, lo digo sin rodeos. Hay que ser legal.
.-Las puertas de su despacho siempre están abiertas a los vecinos.
Sí, todo el día atiendo llamadas, peticiones o recibo a personas que creen que les puedo ayudar. A veces sí tengo esa capacidad, pero otras no.
.-’Partido a partido’, como diría Simeone, entrenador de su Atlético.
Ser franco, responsable y sincero, es la única forma de hacer buena política y de trabajar para la ciudad.
.-Por cierto, sigue presidiendo la única peña atlética de Oviedo.
Es igual que seguir en política. Podría ser más fácil quedarme en casa y no fundar la peña. Pero yo creo en el Atléti, en el equipo y en el club. Tampoco gano ni un euro en la Federación de Kárate, y ahí seguimos, luchando como leones, aunque nos cueste trabajo, sudor y horas de esfuerzo.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter