23:44. VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Los cheques de HUNOSA no explican la fortuna oculta deVilla

Asturias
31 enero, 2015
DAVID ASCASO

El líder minero recibió talones por valor de 250.000 euros, según renonoció ayer la presidenta de Hunosa, Teresa Mallada, y cobraba más de 9.000 euros al año en dietas

250.000 euros en cheques, y más de 9.000 euros al año en dietas. Esa fue la ‘tajada’ que Villa sacó de HUNOSa durante sus años como líder sindical. Algunos de los testigos citados por la comisión de investigación, apuntaron durante esta asemana a los cursos de formación y a la financiación de la fiesta minera de Rodiezmo, como posibles orígenes de las fortuna de Fernández Villa. Sin embargo, hasta ayer, nadie había concretado ningún ingreso. Fue Teresa Mallada, presidenta de Hunosa, quien arrojó algo de luz sobre el dinero del líder sindical. “Villa recibió 243.462 euros en cheques nominativos, entre 1989 y 2011”, destinados al pago de dietas a los miembros del SOMA por su asistencia a las reuniones del comité de empresa. Unos talones ‘al portador’ que nunca llegaron al sindicato, y que comenzó a cobrar antes de la fecha citada por Mallada. En la documentación remitida por HUNOSA a la comisión, la empresa confirma que el primer cheque fue entregado en 1978, por 215.000 de las antiguas pesetas. Sin embargo, los ingresos que Fernández Villa pudo obtener de HUNOSA, de espaldas al SOMA, son insuficientes para explicar los 1,4 millones que blanqueó. En 2012, HUNOSA comenzó a hacer los ingresos a nombre de los sindicatos, no de sus líderes.

La comisión también citó ayer a Luis Tejuca, al frente de HUNOSA de 1996 a 2004, quien reconoció la entrega ‘en mano’ de los talones al entonces secretario general del SOMA. “Como para no dárselo a Villa…¿a quién se lo iba a dar, al conserje?”. Tejuca reconoció que nunca se preocupó de dónde acababa el dinero, destinado a viajes y comidas. “Era un problema entre él (Villa) y su sindicato”. Al mismo tiempo, el ex presidente de la empresa pública, alego que el dinero pagado a los sindicatos era “calderilla” comparado con las millonarias pérdidas registradas cada año. Tejuca también cifró los ingresos de Villa como miembro del consejo de administración, en representación del SOMA y posteriormente del parlamento asturiano. “Cobraba unas 140.000 pesetas (843 euros) por cada una de las once reuniones anuales”. Al ser preguntado directamente por el origen de la fortuna, el ex presidente de HUNOSA, negó que estuviera en los Fondos Mineros. El sucesor de Tejuca, Juan Ramón García Secades (presidente entre 2004 y 2012), también negó saber de dónde sacó Villa el dinero, como era de esperar, y al igual que han hecho todos los comparecientes. García Secades aseguró que “en relación con HUNOSA todo es transparente, porque tiene controles muy eficaces”. Durante su mandato, Fernández Villa estaba prejubilado, pero seguía asistiendo a la reuniones del comité intercentros como asesor. También indicó que nunca se sintió presionado o “mediatizado” por Villa. La comisión también citó a José Luis Marrón Jaquete, ex director financiero de la hullera, quien afirmó que no le consta que exista ninguna conexión entre HUNOSA, los Fondos Mineros y el dinero de Villa. “Poco más puedo aportar aquí”
Por su parte, Juan Antonio Fernández, propietario de la empresa Alcedo de los Caballeros, la constructora que levantó el geriático del Montepío en Felechosa, por 31 millones, se presentó ante la comisión en la Junta General, pero no respondió a ninguna de las preguntas formuladas por los diputados. El empresario, que acudió acompañado por su abogado, se limitó a leer un comunicado.“Villa, Postigo (el ex presidente del Montepío), o sus familiares, nunca me pidieron ningún dinero”. Aseguró que su empresa ganó la adjudicación en un concurso público, y que tenía capacidad para ejecutar una obra “grande, pero no compleja” que costó 31 millones, Además, reconoció que el Montepío quedo tan “satisfecho” que le realizó otros encargos en los complejos vacacionales de la entidad, siempre “a precio de mercado” : Salamanca (3,9 millones), Murcia (649.800 euros) y Almería (695.000). Fernández se defendió, asegurando que entre sus clientes también figura Cajastur, el Banco Santander, o la compañía de seguros Ocaso, aunque se trata de pequeñas rehabilitaciones de oficinas. El empresario, recordó que nunca fue detenido, y que las oficinas de la empresa no fueron registradas por la Policía. “Solo se han fijado en la obra de la residencia, porque está cercana en el tiempo a la amnistía fiscal de Villa”.

Los diputados de Ignacio Prendes (UPyD), Esther Landa (Foro Asturias), y Luis Manuel Álvarez (IU), preguntaron al empresario por la facturación, la capacidad y el personal de Alcedo de los Caballeros (4 trabajadores en 2008) y por los beneficios obtenidos por el “pelotazo” del geriátrico de Felechosa, en palabras de Ignacio Prendes, pero se quedaron sin respuesta. El arquitecto del proyecto, Manuel Sastre, aseguró tener la conciencia tranquila “porque he trabajado con honestidad”. Desde su punto de vista, las obras realizadas se corresponden con las partidas certificadas. Según Sastre, quien tampoco respondió a las preguntas de sus señorías, la ejecución fue “modélica”, cumpliendo plazos y respetando las calidades. Finalmente, el jefe de obra, Fernando Farpón, reconoció que se realizaron algunas ampliaciones que no previstas en el proyecto original, como las instalaciones del spa. Farpón indicó que nunca había escuchado a nadie hablar de comisiones o de pagos en dinero negro, mientras trabajó en el geriático. Sus palabras pusieron fin a la primera ronda de comparecencias, que continuarán el próximo lunes.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter