17:45. LUNES 14 DE OCTUBRE DE 2019

El ‘chiringuito’ de la familia Alonso

Oviedo
18 mayo, 2015
MAR DÍAZ

Tras invertir el Principado 5 millones de euros en la construcción de un circuito de karts en Llanera, la primera actividad será un cursillo de conducción que costará 2.000 euros por niño

El Principado ha destinado 5 mi­llones para construir un circuito de karts al gusto de Fernando Alonso, además de un museo para exhibir sus trofeos. Tras siete años de re­trasos desde que, Vicente Álvarez Areces, colocó la ‘primera piedra’ del circuito que llevará el nombre de Fernando Alonso, y que está ubicado en Llanera, la primera actividad que se llevará a cabo en las instalaciones, es un campus de karting para 40 niños que tendrán que pagar hasta 2.000 euros por cabeza, por un cursillo que sólo durará 5 días. La Fundación pa­ra el Fomento del Automovilismo en Asturias, que preside José Luís Alonso, padre del piloto, gestiona­rá y explotará unas instalaciones que han sido construidas con dine­ro público, y que antes de abrir sus puertas, ya anuncian un curso de karts para hacer ‘caja’ en el ‘chirin­guito’ que el Principado le ha mon­tado a la familia Alonso.

El Principado destinó 5 millo­nes para construir un equipamien­to que desde el primer momento entregó a manos privadas. “Esta­mos pensando en contar con en­tre 30 y 40 niños, en el campus que vamos a organizar”, apunta José Luis Alonso, padre del piloto. El precio del curso oscila entre los 1.400 euros (sin alojamiento) y los 1.900 (con habitación en el Gran Hotel de Las Caldas). Y ni siquie­ra está asegurada la presencia de Fernando Alonso. “Que el campus lleve su nombre, no significa que vaya a dar clases”. El programa -incluso- adelanta acontecimientos, al anunciar que la formación de los futuros pilotos se llevará a ca­bo en “las recientemente inaugu­radas instalaciones” de La Morgal que, por ahora, permanecen cerra­das. José Luis Alonso, presidente de la Fundación para el Fomento del Automovilismo en Asturias, re­conoce que la apertura no depen­de del Principado. “La obra está entregada, y la puesta en marcha es responsabilidad de la Funda­ción”. Sobre la fecha definitiva, Alonso mantiene que “espera­mos que sea a corto plazo, proba­blemente en unas semanas”. El 27 de julio, según la página web de la Fundación, es la fecha prevista pa­ra que comience el campus.

El curso incluye 15 horas de clases teóricas y prácticas, sobre seguridad vial, conducción, seña­les, alimentación saludable… Tam­bién habrá clases de inglés para españoles, y de español para ex­tranjeros, como en cualquier cam­pamento de verano. La Fundación para el Fomento del Automovilis­mo en Asturias ha programado vi­sitas al Museo del Jurásico, y hasta ofrece clases de iniciación al golf (por un suplemento de 100 euros en la matrícula). La Fundación se embolsará entre 70.000 y 80.000 euros por permitir que un grupo de niños den un par de vueltas con los karts (diseñados por Fernando Alonso). Durante las dos primeras jornadas, solo tendrán clases teóri­cas y, como máximo, están progra­madas 8 horas sobre el asfalto a lo largo de todo el campus. Para relle­nar, habrá proyecciones de docu­mentales, videos, talleres y ‘char­las con deportistas’ (sin confirmar quién las impartirá). A cambio, los participantes recibirán una licencia federativa para poder competir. La Fundación solo permite la inscripción de niños de entre 8 y 11 años, que no hayan participado en ninguna carrera. No será un campus de especialización, sino una primera toma de contacto con los karts. José Luis Alonso, presidente de la Fundación del piloto, recuerda que “los campus deportivos son caros, y no es lo mismo poner a disposición de los niños un vehículo que un balón. Por eso es más barato ir a un campamento de fútbol”, para justificar el alto coste del campus. Su hijo, Fernando Alonso, no impartirá clases, ni tampoco dará charlas, y tampoco habrá un kart para cada niño, como anunciaron otros medios de comunicación “por una confusión”, según su padre.

De la ‘Ciudad del Motor’ al circuito de Alonso

Desde hace más de una década, los políticos se disputaban la au­toría de un circuito de karts en Asturias. El ex alcalde Gabino de Lorenzo prometió construir­lo en Olloniego, sobre una mina abandonada, y Vicente Álvarez-Areces anunció una ‘Ciudad del Motor’ en Tineo. Pero fue Fernan­do Alonso, tras ganar el Mundial de F1 en 2006, quien logró que el Principado financiase unas insta­laciones a su medida, y a las de su familia, responsable de la Funda­ción para el Fomento del Auto­movilismo en Asturias. El primer proyecto fue aprobado en 2007 y adjudicado por el Principado a OCA, constructora de cabecera del gobierno regional. La coloca­ción de la ‘primera piedra’, prota­gonizada por Álvarez Areces, lle­gó en diciembre de 2008. Pero la puesta en marcha, y las fechas de inauguración fueron sucediéndo­se (2009, 2010, 2013, 2014…) a cau­sa de los retrasos y el incremento de los costes, que acabaron rozan­do los 5 millones. Desde que Ja­vier Fernández llegó al Principa­do, en 2012, las obras han estado prácticamente paradas. Y eso que solo quedaban pendientes unos pocos remates. Aunque el Princi­pado entregó en marzo las obras a la Fundación para el Fomento del Automovilismo en Asturias, el circuito sigue cerrado 14 me­ses después. Por ahora, los “mi­les de visitantes” que utilizarán las instalaciones tendrán que es­perar. 40 niños serán los primeros en visitar el circuito, previo pago de hasta 2.000 euros. Y solo verán a Fernando Alonso en fotografías. Cinco millones de euros, con car­go al Principado, en manos de la familia Alonso.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter