11:17. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Emilio León, el candidato alternativo

Asturias
30 mayo, 2015
DAVID ASCASO

Si Podemos (9 diputados) logra el apoyo de IU (5 escaños) sumaría 14 votos en la sesión de investidura, los mismos que Javier Fernández, que solo contará con los votos del PSOE

102.807 votos nunca dieron para tanto. Podemos, y sus nomenclaturas varias, tienen la ‘ganzúa’ que abre las puertas del gobierno regional, y también de los ayuntamientos de Oviedo y Gijón, entre otros consistorios asturianos. Hace un año, Emilio León (Gijón, 1971) era un trabajador precario en el Palacio de los Niños, que emigró a Francia para dar clases de español. Hoy es la ‘pareja’ de baile más solicitada en un parlamento donde, hasta tres bloques, empatan en representación parlamentaria. Pero el ‘ciclón’ Podemos sopla más allá del parlamento regional, ya que el voto de sus concejales serán determinante en los ayuntamientos de Oviedo, Gijón, Siero, Langreo, Llanera, Cabrales o San Martín del Rey Aurelio … , entre otros. La ‘mareona’ morada era previsible, aunque en Asturias, al igual que en otras comunidades, sus señorías subestimaron sus efectos y su crecida electoral. En las elecciones europeas, Podemos consiguió 51.417 votos en Asturias, y el pasado domingo dobló esa cifra, hasta alcanzar las 102.807 papeletas y nueve diputados, además de ser un partido determinante en los principales consistorios asturianos. El ‘ciclón’ Podemos también barre Asturias.

Podemos se ha estrenado con 9 diputados en la Junta General del Principado, pero pudo haber sido uno más. A lo largo de la noche electoral, llegó a empatar con el PP como segundo partido más votado en Asturias, pero perdió un escaño en los ‘minutos basura’ y cuando su candidato, Emilio León, comparecía ante sus militantes en la plaza de La Escandalera, en la recta final del recuento.

Los números de Podemos, en su bautizo electoral, son de nota alta. Además de 102.807 votos, Podemos logró representación en las tres circunscripciones asturianas (7 diputados en el centro, 1 en el Oriente y 1 en el Occidente), además de medio centenar de concejales en sus agrupaciones locales. Incluso superó al PP en el voto emigrante, situándose por detrás del PSOE (820 papeletas para los socialistas, 629 para Podemos, y 515 del PP). Y fue la opción más votada por los emigrantes de la circunscripción central, superando al PSOE por 2 votos (541 frente a 449), acabando con el dominio absoluto de los socialistas entre los asturianos de la diáspora. En poco más de un año, Podemos ha pasado de convocar ‘círculos’ en los barrios y a pie de calle, a ser un partido clave y determinante, que tiene en sus manos la gobernabilidad del Principado. Podemos fue el tercer partido más votado en Gijón (a tan sólo 2.297 votos del PSOE), y también en Avilés (8.686 votos por 9.863 de los socialistas). Y en la circunscripción central, donde se deciden las elecciones, se quedó a tan solo 559 votos de superar al PP, empatando en el reparto de diputados (7). Podemos se ha quedado muy cerca de la segunda posición, una meta que no ha podido alcanzar por la inesperada fortaleza de IU en el Principado, a quien no ha conseguido desgastar.

En la cámara regional, los votos de los nueve diputados novatos de Podemos, ya son los más solicitados. Entre otras razones, porque garantizarían la investidura de Javier Fernández (aunque el presidente en funciones también podría revalidar su condición en minoría), pero, también, porque sus nueve representantes, con el apoyo de los diputados de Izquierda Unida, podrían presentar a un candidato alternativo a la Presidencia de Asturias, algo inédito a lo largo y ancho de las nueve legislaturas anteriores. Por ahora, Emilio León ni confirma ni desmiente su posible candidatura, pero rechaza entrar a formar parte de un gobierno capitaneado por el PSOE del Musel, del ‘caso Villa’, el ‘caso Marea’, el Niemeyer y el Calatrava. Aunque en minoría, Emilio León está en condiciones de plantear batalla por la Presidencia de la Junta, ahora que las instituciones han quedado sujetas y sometidas, a pactos bilaterales y multilaterales. El PSOE, o lo que es lo mismo, Javier Fernández, necesita a Emilio León para gobernar, pero el ‘número uno’ de Podemos, no necesita al jefe de los socialistas, ya que se siente cómodo ocupando, muy pronto, un puesto de privilegio en el banquillo de la oposición. Entre el PSOE y Podemos, entre Javier Fernández y Emilio León, no hay ninguna química, ni siquiera se conocen, y además las ‘hordas’ de Podemos no tienen prisa en alcanzar un poder que ya vislumbran a cuatro años vista. ¿Sellarán un pacto de gobierno, o un matrimonio de conveniencia Podemos e IU? Buena pregunta. A bote pronto, y a un mes vista de que se constituya el nuevo parlamento regional, son más las cosas que les unen, que las pocas que les separan.

Podemos, y Emilio León, tienen en sus manos muchas decisiones de gobierno, y no parecen tener ningún apego a ocupar los sillones de los gobiernos entrantes. Les vale, con entrar a lo grande en el Principado y en los principales ayuntamientos donde su voto será decisivo. Y esperar hasta las elecciones generales para aumentar más su cosecha de votos. Desde las elecciones europeas, han doblado su número de votos. Y quieren más. Asturias, desde hace más de un año, es uno de los principales graneros electorales de Podemos, y las urnas del 24-M así lo han confirmado. En su primer asalto electoral, Podemos se ha situado a tan sólo 40.093 votos del PSOE, y a 13.643 del PP, se ha convertido en la tercera fuerza política, y se ha colocado a tan solo dos diputados del grupo parlamentario popular. Y lo ha conseguido sin fagocitar el voto de IU, que apenas se ha resentido de la irrupción del partido morado. Podemos no ganó las elecciones en Asturias, pero fue el gran vencedor del 24-M en la comunidad.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter