20:06. JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2019

“Iluminando el ‘prao’ de El Carmín esta noche evitaremos accidentes y robos”

Oviedo, Siero
20 julio, 2015

Jenaro Soto volvió en 2012 a la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, que ya había presidido en otras dos etapas (de 1984 a 1986, y de 1994 a 2000). Desde su regre­so, algunas de sus decisiones han generado polémica, como organi­zar una espicha en Les Comadres, y otras han sido muy bien recibi­das, como ampliar el ‘mercau po­lesu’ durante los Güevos Pintos. Aunque los cambios que este año ha introducido en El Carmín le han enfrentado a algunos hosteleros locales, Jenaro Soto defiende los logros conseguidos hasta ahora, como el fin del botellón, o la ma­yor presencia de bandas folclóri­cas en la Cobatiella, recuperando el carácter familiar de la fiesta.

.-El Carmín de 2015 está lleno de no­vedades. La más importante, la luz en el prado de la Sobatiella.

Lo hacemos por seguridad. Hasta ahora se apagaban las luces des­pués de medianoche, pero en es­ta ocasión, permanecerán encen­didas hasta que se marchen todos los romeros.

.-¿Cada vez son más quienes se quedan?

Si. Parece que es una costumbre que los más jóvenes están adop­tando. Prefieren pasar más rato en el ‘prao’, antes de bajar a La Pola.

.-¿Fue una recomendación del Ayuntamiento?

Es una decisión nuestra. El Ayun­tamiento nos informó de que la mayoría de los accidentes que se producen en El Carmín, sobre to­do cortes graves y caídas, se pro­ducían después de apagar la ilu­minación. Y también había mu­chas denuncias por robos. De esta forma, evitaremos problemas. Es de sentido común.

.-Pero ha generado otros. Algunos hosteleros afirman que perjudica­rá a sus negocios.

Son quejas sin sentido. En El Car­mín se dan cita más de 25.000 per­sonas, el doble de los vecinos que están censados en La Pola. Hay tanga gente que es imposible que entren en los bares. Que se queden 2.000 o 3.000 en la Sobatiella, apu­rando las últimas cajas de sidra, no hace mal a nadie.

.-¿Cómo han organizado el servi­cio de transporte?

Hemos contratado a la misma em­presa del año pasado para organi­zarlo, que pondrá al servicio de la gente medio centenar de autobu­ses para acudir a La Pola desde cualquier sitio. Además, los pre­cios son asequibles, entre 8 y 10 euros

por el viaje.

.-¿También hay autobuses ‘piratas’?

Los detectamos hace años. Algu­nos quieren hacer negocio a nues­tra costa, ofreciendo un servicio de línea ilegal. Aquellos que localice­mos, serán denunciados. Los furti­vos tendrán que responder ante el Consorcio de Transportes.

.-Hay empresas que organizan viajes, con bebida incluida.

Es una moda que afecta también a otras fiestas de ‘prao’. Venden el bi­llete y una caja de sidra, y hasta la comida, a precios muy superiores a los nuestros. No nos hacen nin­gún beneficio.

.-¿Mantienen los precios popula­res para la bebida?

17 euros por una caja de sidra es un precio inigualable. Cuesta ca­si menos que comprarla en una gran superficie o en el supermer­cado del barrio. Apenas ganamos, pero así evitamos que las peñas tengan que cargar con cientos de botellas, y además, consumen en las barras de la fiesta, aunque sea a precio de coste.

.-¿Habrá controles para evitar que metan cajas de bebiba en la fiesta?

Revisaremos todos los autobuses. Está prohibido llevar la sidra de fuera, y al que pillemos, tendrá que pagar 5 euros por caja, o bebérsela fuera. Con los precios que ofrece­mos, no les merece la pena.

.-¿Han erradicado el botellón?

Es imposible eliminarlo del todo, pero estamos muy sorprendidos por la gran respuesta que ha te­nido la gente, sobre todo los jóve­nes. Cuando quisimos prohibir el botellón, hace dos años, temíamos que no lo conseguiríamos a medio plazo. Pero los romeros se están portando mejor de lo que esperá­bamos, no meten bebida de fuera, y siempre colaboran.

.-El botellón sigue arraigado entre los adolescentes.

En Carmín es diferente. Ya con­seguimos acabar con las guerras de comida, y los partidos de fút­bol que hacían por la tarde. Aun­que parezca mentira, los chicos de 17 o 18 años han respondido muy bien, y ya no se ven los botellones que había antes.

.-¿Habrá música amplificada?

No. Nada de altavoces. Siguen pro­hibidos. La música será de las ban­das de gaitas.

.-¿Se respetan los horarios para coger sitio?

Si. La gente está volviendo a ser ci­vilizada, y esperan fuera de la finca a que entren los socios, que podrán reservar el domingo. La apertura del prao será a las tres de la tarde del lunes. Los adolescentes quie­ren beber y disfrutar, pero El Car­mín también es una fiesta familiar y tiene que respetarse el lugar de cada uno.

.-Familiar, y folclórica. ¿Cómo piensa recuperar la tradición?

Este año contaremos con la pre­sencia de once grupos folclóricos y de baile regional en el prao de la fiesta. Son cuatro más que el año pasado, y esperamos ir sumando más en el futuro.

.-El desfile de gaiteros en la ba­jada de la Cobatiella dejó de ha­cerse hace años. ¿También lo recuperará?

Es nuestra intención. Cuando la gente empezó a pedir y a tirar agua por las ventanas, los grupos dejaron de actuar, porque no po­dían hacerlo entre mangueras y calderos. Queremos aprovechar las dos rutas que hay de camino a La Pola para ofrecer una alter­nativa. Quien quiera agua, bajará por donde siempre, y quien prefie­ra seguir a las bandas, podrá coger la otra calle. Así no habrá proble­mas, siempre que contemos con la colaboración de todos.

.-¿Y qué han reservado para mañana?

Lo tradicional. Danza Prima y des­carga de fuegos artificiales, para despedir El Carmín. Después de la jornada del lunes, no quedan fuerzas para mucho más.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter