05:55. MARTES 26 DE MAYO DE 2020

Mercadocracia

Opinión
6 agosto, 2011
Por HUGO MORÁN

Mientras se apilan análisis y análisis que intentan desentrañar los orígenes de la crisis económico financiera que arrasa presentes y futuros, individuales y sociales, los hay que comienzan a hacer caja a costa de las consecuencias de la misma. Esto es, la inmensa mayoría de los ciudadanos estamos en la búsqueda de responsabilidades, entretenidos en identificar las causas con claridad para no cometer los mismos errores en el futuro; pero el gran negocio no se detiene, los gobiernos comprueban desconcertados como en realidad no gobiernan, y las instituciones financieras internacionales sólo pueden constatar que son una pieza más de la especulación, que ya tiene descontadas sus decisiones antes de que se produzcan, y sean éstas del tipo que sean.
¿Pero de verdad se demuestra la política incapaz de controlar a los mercados? Rotundamente no, los mercados hacen su política. Y es que mientras que hasta ahora el capital se limitaba a patrocinar la acción de su opción partidaria, aquella que defendía sin rubor que lo privado era lo más barato, los más efectivo, lo mejor y lo que más empleo creaba; y lo hacía dentro del ejercicio del juego democrático que le permitía gobernar, o no, según la voluntad mayoritaria de los ciudadanos en cada momento; ahora ha decidido dar un paso más, que consiste en que quiere gobernar siempre, gane o pierda las elecciones, de tal forma que sea irrelevante la decisión democrática de la sociedad; y eso sólo puede conseguirlo privatizando los países, reduciendo a la mínima expresión los márgenes de maniobra de gobiernos y parlamentos, dejando fuera de su ámbito de competencias todo aquello que sea susceptible de ser convertido en negocio. Una indecencia.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter