04:11. MARTES 26 DE MAYO DE 2020

El ‘pinchazo’ del automóvil

Oviedo
7 agosto, 2011

Las matriculaciones del pasado año y el acumulado del primer semestre, sitúa al sector
del automóvil en las cifras de venta de hace 17 años

Por tercer año consecutivo, las ventas de coches no alcanzarán el millón de unidades y el sector del automóvil cerrará con unos números muy parecidos a los de 1994 cuando se matricularon 909.682 vehículos en todo el país. Desde 1997 hasta 2008 -doce años consecutivos- las ventas de coches siempre habían superado, holgadamente, el millón de unidades. En el 2007, se vendieron 1.614.835 unidades; en el 2008 comenzó el desplome del sector y las ventas bajaron hasta el 1.161.176; en 2009 el ‘pinchazo’ del automóvil fue aun mayor con un total de 952.772 coches vendidos; y, el año pasado, el sector cerró 982.015 ventas en todo el país, lo que equivale a 632.000 matriculaciones menos que en 2007, un año antes de que la crisis irrumpiese en nuestros bolsillos. El final del ‘plan2000E’ y de las ayudas públicas para renovar el automóvil, así como la subida del IVA, colocan al sector en los mismos números de hace 17 años.

En Asturias, los números también van a la baja y con descensos mensuales entre el 30 y el 40%. Si en junio de este año se matricularon 1.249 vehículos en Asturias, en junio de 2010 fueron 2.186. El mes pasado, se vendieron 1.224 turismos en los concesionarios asturianos, cuando hace un año fueron 1.203. Durante el primer semestre de 2011 se han vendido 6.639 coches nuevos, por los 10.708 puestos en circulación durante el mismo periodo del anterior ejercicio. (-37,91%). La situación en Asturias es aún peor que la registrada en el conjunto nacional, donde el descenso acumulado es del 26,81%, con 442.912 turismos y todoterrenos vendidos, 83.385 de ellos en junio. Faconauto advierte que las ventas a particulares, que suponen el principal canal de negocio de los concesionarios, llevan más de un año situadas en la mitad de su volumen ‘habitual’, que sería de 800.000 unidades al semestre. De continuar el actual ritmo de ventas, Faconauto cifra en 840.000 las ventas totales a fin de año. Para la patronal, de no ser por las empresas que están renovando su parque automovilístico, los despidos y los cierres se habrían multiplicado. También sostiene que las marcas y los concesionarios están aplicando descuentos por un valor medio de 2.800 en cada vehículo, un ‘esfuerzo’ que reduce el porcentaje de ganancia en cada venta. Por otra parte, las ventas de coches usados han crecido en España un 14,3% en el primer trimestre. En total, en 6 meses se han vendido 812.349 coches de segunda mano, 132.886 en el último mes.

Javier Rodrigo Romeo, gerente de Citröen Moviedo, considera que “las caídas se sucederán en los próximos meses, pero no serán tan graves como en junio”. Apunta que las ventas no fueron tan malas hace doce meses “porque los clientes adelantaron la compra de vehículos para evitar la subida del IVA”. La única solución que ve a corto plazo “es que se celebren elecciones anticipadas, cuanto antes, y que si se confirma el cambio de signo político, el mercado vuelva a salir a flote”. La recuperación de la confianza es la única receta válida para frenar las caídas, por encima de los descuentos o las promociones. Bernardo Antolín Aparicio, jefe de ventas de Autonalón, cree que a partir de ahora, los porcentajes de ventas serán más ‘reales’, porque compararán meses en los que no intervenían ayudas estatales u otros condicionantes externos, como el IVA. “Los datos de los próximos meses confirmarán la tónica que vivimos ahora mismo. Los compradores no están por la labor de dar el paso y adquirir un vehículo, y eso se lo debemos en parte a la inseguridad que genera la política”. Un ejemplo más de esta pérdida de confianza, se encuentra en la antigüedad media del parque de vehículos. En 2009, los coches que circularon por nuestras carreteras tenían, de media, 8 años. Ahora ya han superado los 10, cuando la media en Europa es de 7. Esto significa que los españoles prefieren aguantar más con su actual vehículo, o bien que no tienen posibilidades de comprar uno nuevo. “Por más ofertas, descuentos y regalos que hacemos, no conseguimos que esto reflote, estamos en la UCI”, sentencia Antolín Aparicio.

Jesús Jardón, gerente de Tartiere Auto, también ve el vaso cada vez más vacío. “La primera parte de 2010 fue buena, y la segunda catastrófica. Desde entonces, mantenemos una línea descendente de ventas”. Para Jardón, el futuro solo podrá despejarse si hay una mejora general de la economía. “Para comprar un coche, las expectativas de futuro son muy importantes para nuestros clientes, y ahora tanto el futuro como el presente son muy negros”. También apunta que hay potenciales compradores con capacidad para adquirir un vehículo, “que no lo hacen por el qué dirán, para no parecer derrochadores en tiempos de crisis”. Considera que una nueva línea de ayudas podría ser beneficiosa pero no determinante. “Para empezar, deben estar limitadas en el tiempo, para no perder su efecto”. Para Jardón, es el Estado quien más se beneficia de estas ayudas. “Nosotros las adelantamos y ellos tardan en pagarlas entre 6 meses y un año. Y luego cobran más por los impuestos en la matriculación de lo que aportan”. Por otra parte, las ayudas directas a la adquisición de vehículos nuevos, han demostrado tener un efecto rebote, al concentrar las ventas sobre todo en el mes anterior a la retirada de la ayuda, y provocando fuertes recaídas en los meses posteriores. La crisis también ha provocado que cambie el tipo de coche que buscan los clientes, que se decantan por vehículos pequeños, de gama media y de gasoil. José Ramón García, gerente de Fancars, donde vende coches de alta gama de segunda mano, confirma las dificultades para cerrar una compra. “Al menos para nuestro sector (Jaguar, Mercedes y Audi de alta gama), no se nota ninguna mejoría. Entre diciembre y junio, solo vendimos un vehículo”.

Aunque la situación en Asturias es mala, es peor aún en otras regiones, con notables excepciones. La caída de ventas en Salamanca supera el 50%, y en Cáceres roza el 52%, mientras que en Las Palmas y Alicante solo han retrocedido un 4,1 y un 8,2% respectivamente. Segun Faconauto, cada concesionario recibe la visita de dos posibles compradores al día, cuando según sus datos, en el primer semestre de 2010, la media estaba en cinco clientes diarios. Tal como pronostican los concesionarios, tendrán que enfrentarse a nuevas bajadas en las ventas en el segundo semestre del año, en comparación con los seis últimos meses de 2010, calificados como ‘desastrosos’ por el sector. El número de matriculaciones, previsiblemente, no remontará y difícilmente volverá a las cifras de hace cinco años. La venta de coches ha caído en picado. Unos por estar en paro o tener pocos ingresos, y otros por miedo a la inseguridad laboral, los compradores están dilatando el máximo tiempo posible la adquisición de un vehículo nuevo, que se ha convertido casi en un artículo de lujo.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter