04:18. MARTES 26 DE MAYO DE 2020

El PSOE vuelve al tajo…

Política
7 agosto, 2011
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El 22-M marcó el inicio de la ‘operación salida’ en el gobierno asturiano. Diez consejeros (ocho del PSOE y dos de IU), han tenido que hacer la mudanza de sus despachos para buscar una nueva ocupación profesional o volver a su trabajo anterior donde tenían solicitada una excedencia. La mitad de ellos seguirán en la primera línea política, tras renovar sus escaños en la Junta General del Principado en esta nueva legislatura. El resto están, de momento, en el ‘paro’.

El ex presidente Vicente Álvarez Areces, tras 24 años siendo una referencia de los gobiernos socialistas en la región, 12 como alcalde de Gijón y 12 como presidente del ejecutivo, ha anunciado que por el momento no tiene destino político. “Recuperaré la vida ciudadana, de la que hace tiempo que no disfruto”. Areces se ha facultado para el cargo de Presidente de Honor de la Fundación Niemeyer, y no tiene previsto retomar su carrera docente (fue profesor de Topografía en la Escuela de Gijón, y profesor titular de Estadística en la Universidad de Oviedo). Otro de los destinos que se barajan para Areces es la candidatura que el PSOE presentará a las elecciones generales del 22-M.

Tres de sus consejeros ‘sobrevivirán’ en la política autonómica. Ana Rosa Migoya (Administraciones Públicas y Portavocía), entró en el parlamento asturiano en 1991 y, cuatro años después, entró a formar parte del primer gobierno presidido por Álvarez Areces. Migoya mantiene su acta de diputada por el PSOE. También Maria José Ramos Rubiera (Presidencia) y Mercedes Álvarez González (Cultura), seguirán en el grupo socialista de la Junta. La primera se incorporó al gobierno asturiano en 1999, con la llegada de Areces, tras formar parte del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Gijón, donde entró en 1979. Álvarez González también comparte pasado político con su hasta ahora compañera de gobierno regional. Entre 1999 y hasta su llegada al ejecutivo autonómico, fue la edil de Cultura y Universidades, también en el consistorio gijonés, antes de llegar al gobierno regional en 2007. Por su parte, los ex consejeros de IU, Noemí Martín (Bienestar Social y Vivienda) y Aurelio Martín, también han pasado del gobierno a la oposición, una responsabilidad que ya habían desempeñado en anteriores etapas. El ex consejero de Medio Rural y Pesca es parlamentario desde 2000, mientras que Noemí Martín, es diputada desde 1995. También seguirá en la Junta General María Jesús Álvarez, aunque como diputada ‘rasa’, y no como Presidenta de la Mesa, cargo que ocupaba desde 1999.

Un futuro ligado a
la enseñanza

Tres de los consejeros del gobierno saliente, tienen una carrera en la docencia además de su experiencia en la política. Es el caso de Jaime Rabanal (Economía), licenciado en Económicas por la Universidad de Santiago de Compostela, y profesor de la Universidad de León, donde regresó el mes pasado, cuando participó como docente en uno de los cursos de verano de la institución, sobre la situación del mercado turístico. Rabanal, que fue Director General de Presupuesto y Patrimonio, y posteriormente consejero de Economía y Hacienda, ha anunciado su reincorporación a la administración pública. Una vez ‘liberado’ de sus responsabilidades como consejero, su nueva ocupación le dejará más tiempo para combinar su labor como funcionario y como docente.

También Herminio Sastre (Educación) ha vuelto a las aulas de la Universidad, en este caso en Oviedo. Recupera la Cátedra de Tecnología de Medio Ambiente, tras sustituir a José Luis Iglesias Riopedre después de la salida del ex consejero del gobierno asturiano. Otro de los ‘veteranos’ del saliente gobierno socialista, Graciano Torre (Industria y Empleo) también es profesor, en este caso de Historia. Su plaza le aguarda en el Colegio Público Rey Aurelio, de Sotrondio, donde fue director antes de dedicarse a la política, un ‘paréntesis’ en su profesión como él mismo lo ha definido.

Por otra parte, José Ramón Quirós (Salud y Servicios Sanitarios), también es funcionario de carrera de alto nivel, en el Cuerpo de Médicos de la Sanidad Nacional, y en el Cuerpo de Facultativos y Especialistas Sanitarios del Principado. Tras cuatro años como consejero, se distancia de la política para reincorporarse al puesto que le corresponde en la Dirección General de Salud Pública.

De regreso a Gijón

El Ayuntamiento de Gijón ha sido en la etapa de Vicente Álvarez Areces la principal ‘cantera’ del gobierno asturiano, y ahora servirá de ‘retiro’ a algunos altos cargos del último ejecutivo socialista. Francisco González Buendía era Técnico de Administración General en el consistorio gijonés antes de ser nombrado -primero- Director General de Ordenación del Territorio e Infraestructuras del gobierno asturiano, y posteriormente ‘ascender’ a consejero en 2003. González Buendía ha retomado el cargo de funcionario municipal, al igual que Jorge Fernández León, ex viceconsejero de Promoción Cultural y Lingüística, quien también ha regresado al ayuntamiento donde llegó a ser Director de la Fundación Municipal de Cultura.

Tras doce años de gobiernos socialistas en el Principado, la llegada de Francisco Álvarez Cascos ha puesto ‘patas arriba’ toda la estructura del ejecutivo, obligando a buscar trabajo, o a volver al ‘tajo’, a quienes durante los últimos años formaron parte del Gobierno Regional. A los consejeros, ya ex consejeros, hay que añadir la ‘bolsa’ de altos cargos (viceconsejeros y directores generales) que ahora buscan acomodo en las instituciones aún controladas por el PSOE. Aún así, y tras doce años de poder regional, y ocho -si no sucede nada raro- a nivel nacional, los socialistas tienen ‘cola’ en los pasillos de la calle Fruela y en Santa Susana, de altos cargos del partido que no encuentran -por ahora- salida profesional.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter