06:11. JUEVES 17 DE OCTUBRE DE 2019

Liberbank, el banco que más desahucios ejecuta en Asturias

Oviedo
13 noviembre, 2015
MAR DÍAZ

Cada día, tres familias asturianas pierden su casa El drama de los desahucios no cesa, a pesar de los compromisos de los bancos para limitar los desalojos, y acep­tar la dación en pago o alquileres simbólicos. Según los datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, y el Observatorio de Derechos Económicos y Socia­les (PAH), más del 3% de los des­ahucios de los últimos dos años a nivel nacional, fueron ejecutados por Liberbank. El dato se incluye en un informe basado en las en­cuestas a más de 11.000 personas que acudieron a la PAH en busca de ayuda. Bankia (15,2%), BBVA (15,9%) y el Santander (14,2%) ocupan los primeros puestos, mientras Liberbank se sitúa entre los bancos que están por debajo del 5%. Según el INE, el año pasa­do se registraron 32.645 ejecucio­nes hipotecarias en toda España. En torno a un millar correspon­den a Liberbank. A nivel regional, Carmen García-Trelles, responsa­ble del Servicio de Intermediación Hipotecaria del Principado, no tie­ne dudas. “Liberbank es el peor banco para negociar y el que más desahucia”. En torno a la mitad de los 300 casos atendidos por el Servicio, llevaban la firma de Liberbank. Carmen García Trelles apunta que la anterior vicecon­sejera de Vivienda del Principado, Ana Rivas, “tuvo que recordar a Liberbank que habían firmado un código de buenas prácticas”.

El Servicio de Intermediación del Principado, integrado por le­trados del Colegio de Abogados de Oviedo, ha conseguido un re­sultado favorable en el 60% de las demandas. “Cuando empezamos, hace tres años, había algunos pro­cesos que ya estaban en los juz­gados, y no pudimos evitar la pér­dida de la vivienda. Pero ninguno los casos que llevamos desde el principio acabó en desalojo”. En opinión de Carmen García-Tre­lles, “los bancos han ablandado su postura, y los jueces actuán con más contundencia, defendiendo a las familias.”.

Liberbank es uno de los ban­cos más duros a la hora de nego­ciar. Según la Plataforma de Afec­tados por la Hipoteca, solo en con­tadas ocasiones acepta la dación en pago, y habitualmente lleva la ejecución hipotecaria hasta las úl­timas consecuencias: el desahucio. En otros casos, la entidad traspasa las hipotecas a fondos buitre, cu­yo propósito es quedarse con la vivienda.

Varios gobiernos autonómicos, como los de Asturias y Cantabria, o el Ayuntamiento de Oviedo, han intentado negociar con Liberbank, para que sea más flexible a la ho­ra de buscar alternativas al desalo­jo. Pero con escasos resultados. El mes pasado, el presidente de la en­tidad, Pedro Rivero, evitó compro­meterse con representantes de la PAH a flexibilizar la política de Li­berbank. El banco también ha recibido más de 400 denuncias por la imposición de cláusulas suelo en sus hipotecas. Los altos intereses de los préstamos son una de las principales causas de la morosidad. El pasado martes, el Pleno municipal declaró Oviedo “libre de desahucios”. El tripartito asumió las peticiones de la PAH, que incluyen la imposibilidad de embargar la vivienda habitual, o la creación de un parque de vivienda pública con los pisos vacíos propiedad de los fondos buitre. Además, el Ayuntamiento propondrá a las entidades bancarias crear un ‘grupo de trabajo’ para abordar, junto a los afectados y las administraciones, la problemática de los desahucios. Pero la ley sigue estando de parte de los bancos.

Por otra parte, las ejecuciones hipotecarias se han frenado en los últimos trimestres, aunque no se detienen. Entre mayo y junio de 2014 se alcanzó el mayor núme­ro de ejecuciones (451). El tercer y cuarto trimestre continuó bajando (292 y 194), para repuntar en los tres primeros meses de 2015 (313). Los últimos datos recogidos en el INE hacen referencia al segundo trimestre de 2015, y cifran los des­ahucios en 287. El Servicio de In­termediación del Principado, que atiende casos en Oviedo, Avilés, Siero, Langreo o Mieres, también confirma una reducción de las pe­ticiones de ayuda. Hace dos años, tenían 8 abogados dedicados en exclusiva a los desahucios, de lu­nes a viernes. Ahora solo trabajan dos letrados, durante dos días a la semana. Los desahucios, poco a poco, se van frenando, pero están lejos de desaparecer.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter