17:54. LUNES 30 DE MARZO DE 2020

No, a los presupuestos

Editorial
20 noviembre, 2015

Las cuentas de Javier Fernández merecen un rotundo suspenso, una enmienda a la totalidad, y una reprobación del gobierno regional. El presupuesto del Principado para el próximo año alcanza los 4.121 millones de euros, la cuarta cifra más elevada de los últimos 20 años, solo por detrás de los presupuestos de 2009, 2010 y 2011, y 162,7 millones más, en relación al presupuesto actual; sin embargo, la inversión cae hasta los 302,7 millones, 25 millones menos que en 2015, y 60,3 millones menos que en 2014. Crece el presupuesto, aumenta -aún más- la presión fiscal, y la inversión se desploma a mínimos históricos. El PP, por “sangrantes para los asturianos”, ya ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad de los Presupuestos. El resto de los grupos políticos, incluida IU, y a la vista de estos números, tienen que posicionarse en la misma dirección.

Los presupuestos pergeñados por el gobierno regional, no tienen un pase, aunque los socialistas se afanen en discursear que el 69% de las cuentas va destinado a “gasto social”. La misma cantinela que ya trompetearon en el preámbulo presupuestario de 2013, 2014 y 2015. ¿Se puede considerar, ‘gasto social’, los 1.583 millones que el gobierno destina al pago de las nóminas de los empleados públicos? ¿Y el sueldo de los consejeros, viceconsejeros y directores generales? Hay razones para pensar que Javier Fernández, y su consejera de Hacienda, se están pitorreando de los asturianos.

Las cuartas cuentas más elevadas de los últimos 20 años, 4.121 millones, solo reservan 302,7 millones para inversiones “productivas”. Pura calderilla, para una comunidad que necesita reactivar las obras públicas y la puesta en marcha de políticas que generen actividad, y por consiguiente empleo. Cae la inversión, y sube el pago de la deuda (vencimientos), que por tercer año consecutivo -el tiempo que Javier Fernández lleva al frente del gobierno- volverá a superar a la inversión. Sin producirle ningún rubor, la consejera de Hacienda ha anunciado que las cuentas del Principado para el próximo año destinarán 455 millones para ‘tapar agujeros’ y solo 302,7 millones para magras inversiones, que además nunca se ejecutan en su totalidad. Otro motivo más para invalidar las cuentas de la lechera del gobierno regional.

Las cuentas no se sostienen por ningún lado, y son un desatino. El gobierno regional contará con 162,7 millones más de presupuesto, pero destinará 25 millones menos a inversiones, y más de 100 millones menos en relación a 2011, el último año de gobierno de Vicente Álvarez Areces. Javier Fernández está estrangulando las inversiones, al mismo tiempo que ceba la galopante deuda con un nuevo endeudamiento de 511 millones. Cuando llegó al gobierno (2012), la comunidad debía 1.834 millones a los bancos, hoy debe 3.500, y prevé -según los presupuestos- que alcance los 3.760 millones a finales del próximo año. El balance ‘provisional’ nos deja un ‘agujero’ de 1.926 millones imputables a Javier Fernández. ¿Cómo es posible que el Principado haya doblado su deuda sin apenas inversiones?

En los presupuestos 2015, pendientes de aprobación, solo crece la presión fiscal, aunque se ‘normaliza’ el Impuesto de Sucesiones para las herencias que no excedan de 150.000 euros. Los nuevos tributos impuestos por IU (tasa por el uso de bolsas de plástico y nuevo gravamen sobre los residuos industriales) volverán a recaer sobre el bolsillo de los contribuyentes, como ya sucedió con el fallido impuesto a la banca que las entidades endosaron a sus clientes. Los ciudadanos, que ya venían pagando en los supermercados por las bolsas de plástico, pagarán doblemente por el nuevo impuesto que pretende aplicar el Principado, ya que los supermercados repercutirán a sus clientes el nuevo gravamen. Al margen de esta nueva penitencia fiscal, hay que concluir que ambos tributos son muy poco ‘botín’ para Izquierda Unida que, por ahora, es el único partido dispuesto a ser cómplice de semejante aborto presupuestario.

La primera votación de los presupuestos se celebrará en vísperas de Nochebuena y la segunda en vísperas de Nochevieja, lo que certifica la poca voluntad de Javier Fernández de someter a votación las cuentas de su gobierno. Las elecciones generales que se celebrarán el 20 de diciembre han condicionado y ralentizado el calendario presupuestario. Aún así, el PSOE solo podrá dar luz verde a los presupuestos, sí cuenta con el apoyo de los 9 diputados de Podemos, que ayer volvieron a ‘cantarle las cuarenta’ a un presidente reincidente en su hastío, modorra y pereza gubernamental.

Por responsabilidad política, Podemos, IU, Foro y Ciudadanos -el PP ya ha fijado suposición-, tienen que votar en contra de unos presupuestos que son muy lesivos para los asturianos y letales para la comunidad. Los números, aquí expuestos y razonados, no admiten vuelta de hoja. Presupuestos ‘sí’, pero no estos.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter