06:48. MARTES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Los ‘sobrecostes’ de Aquagest en Aguas de Avilés, superaron los 1,5 millones

Asturias
28 noviembre, 2015
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El Ayuntamiento aprobó un ‘blindaje’ de 500.000 euros, en caso de incumplimiento de contrato. Las obras de la sede de Aguas de Avilés, multiplicaron por 5 el presupuesto inicial

La reforma de la sede de Aguas de Avilés estaba estimada en 280.450 euros, pero acabó costando 1,5 millones. Sus almacenes generales, pasaron de 500.000 a 1,03 millones; y los arreglos en las depuradoras se dispararon de 75.000 a 300.000 euros. Los sobrecostes pagados por el Ayuntamiento de Avilés a la empresa Aquagest, superan los 1,5 millones de euros. La juez, Pilar de Lara, que instruye el ‘caso Pokémon’, sospecha que las facturas ‘engordadas’ fueron utilizadas por Aquagest para pagar sobornos y regalos a políticos.

Los ‘papeles’ de Joaquín Fernández, el ‘conseguidor’ de la trama corrupta, revelan que el ex diputado del PP, Joaquín Aréstegui, recibió 65.000 euros en metálico, y 43.337 en ‘especies’. Aréstegui (ex presidente del PP de Avilés) y su mujer, Carmen Vega (ex concejal), recibieron regalos, comidas, noches de hotel, y hasta muebles y televisores pagados por Aquagest, a través de Joaquín Fernández. Las ‘atenciones’, incluyendo estancias en el balneario de Las Caldas, coinciden con la privatización del agua en Avilés. Joaquín Fernández dejó escrito en sus apuntes contables que los agentes de Vigilancia Aduanera encontraron en su domicilio, “importantes negociaciones políticas” en las mismas fechas, y señalan a Aréstegui como un “un activo colaborador” de la trama. La juez, Pilar de Lara, lo considera un ‘cooperador necesario’ en la privatización, aunque el Ayuntamiento estaba gobernado por el PSOE. Las investigaciones de Pilar de Lara, apuntan hacia las obras en los depósitos de La Lleda, como posible origen del dinero que pudo haber recibido el matrimonio Aréstegui. La denuncia presentada por IU de Avilés (incorporada al auto) pone bajo sospecha media docena de obras adjudicadas a Aquagest que acabaron costando mucho más de lo presupuestado por los técnicos municipales.

En septiembre de 2009, el Ayuntamiento de Avilés aprobó la creación de ‘Aguas de Avilés’, una empresa mixta integrada por el consistorio y Aquagest. Los pliegos de condiciones dejaron establecido que las obras serían adjudicadas directamente a Aquagest. Además, el acuerdo fijó una cláusula que ‘blinda’ a Aquagest. Si el consistorio incumple el contrato tendrá que pagar 500.000 euros a la empresa. En paralelo, también incluyó una serie de obras que tendrían que ser ejecutadas por Aquagest. En todos los casos, el coste de la adjudicación superó (y llegó a triplicar) el presupuesto inicial estimado por los técnicos municipales.

El domicilio social de Aguas de Avilés está en un edificio municipal de la calle Cabruñana. En 2006, la Unidad Técnica de Proyectos y Obras del consistorio, fijó el coste de su rehabilitación en 280.450 euros, según el anteproyecto encargado por el Ayuntamiento. En el pliego de condiciones de la constitución de Aguas de Avilés, el presupuesto se elevó a 900.000 euros, más del triple. Y el ‘proyecto de ejecución’ subió aún más la ‘factura’, hasta los 1,29 millones (más IVA). Finalmente, Aquagest ejecutó la obra, con un sobrecoste del 356%.

Otra de las obras que figuran en el pliego de condiciones, es la construcción de unos almacenes generales para sustituir las instalaciones que se encontraban en los terrenos de Divina Pastora. La estimación inicial del coste de los trabajos era de 500.000 euros. Posteriormente, el proyecto de los ingenieros municipales elevó las obras a 969.206 euros (2011). Un año después, la adjudicación fue fijada en 1,037 millones, más del doble de los cálculos iniciales El coste final rozó los 1,3 millones, con el 10% de beneficio industrial. Y la lista de sobrecostes y partidas hinchadas es aún más larga. La “impermeabilización y reparación de filtros” de las plantas depuradoras, pasó de 75.000 a 300.000 euros. Los “medidores del caudal del Depósito de La Lleda” y “reparaciones de válvulas y calderería” sumaban en los pliegos del acuerdo 95.000 euros. El Ayuntamiento incluyó ambos proyectos en el ‘Resumen de obras pendientes de iniciar’ (abril de 2013) cifrándolos en 129.600 euros. Las obras de impermeabilización del depósito de La Lleda se ‘encarecieron’ de 250.000 a 281.000 euros. IU de Avilés ha remitido el pliego de condiciones de la empresa mixta, el ‘Resumen de obras en ejecución’ y el ‘Resumen de obras aprobadas pendientes’, a la juez Pilar de Lara, ya que “las diferencias entre las previsiones iniciales y el coste de ejecución, muestra desviaciones notables”, siempre favorecen a Aquagest (Aguas de Avilés).

Además, los abogados de IU señalan que fijar como obligación la contratación directa de una empresa (Aquagest) “roza la ilegalidad”, al ir en contra de los principios de transparencia, competencia y libre concurrencia. Y además, en perjuicio de las cuentas municipales. En Aguas de Avilés, los trabajos son adjudicados directamente a Aquagest, sin posibilidad de lograr una mejora económica. IU de Avilés detalla varias obras ejecutadas en el concejo durante 2012 y 2013, con rebajas de entre el 22,5 y el 27,2%. Sin embargo, las obras ejecutadas por Aguas de Avilés se encarecían y llegaron a multiplicar por tres, el coste inicial estimado por los técnicos municipales.

Por otra parte, IU de Avilés también ha denunciado que Aguas de Avilés puso en marcha obras de canalización y saneamiento en el casco urbano (calle Llano Ponte), adjudicadas directamente a Aquagest, y que no estaban incluidas en las condiciones de constitución de la empresa mixta. Fueron divididas en dos fases, de 318.548 y 141.706 euros (460.254 euros en total). La denuncia de IU apunta que “Aquagest resultó adjudicataria, sin baja alguna, convirtiendo el presupuesto de licitación en el presupuesto de adjudicación”. Pero Aquagest no ejecutó las obras, las subcontrató a otra empresa, aumentando su margen de beneficios. A pesar de las peticiones de IU de Avilés para conocer qué constructora realizó la obra y por cuánto dinero, Aquagest sigue sin aportar información. Alejandro Cueli, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Avilés, reconoce que “es una empresa privada y no tiene obligación de revelar sus contratos”. Aquagest podría haber utilizado su red de ‘tapaderas’ para ejecutar las obras.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter