15:59. DOMINGO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Los ‘papeles’ de Joaquín Fernández

Caso 'Pokemon'
28 noviembre, 2015
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

Los ‘papeles’ de Joaquín Fernández, intervenidos por los agentes de Vigilancia Aduanera en los registros que realizó en su casa y en su despacho, señalan a Joaquín Aréstegui, ex presidente del PP de Avilés, como un “activo colaborador de nuestra empresa” (Aquagest), y contienen abundante y valiosa información sobre la privatización del agua en el concejo de Avilés. Los documentos detallan las fechas del contrato, las “posibilidades” (al “50%”), la inversión (“entre 20 y 30 millones”), las “intensas y múltiples negociaciones políticas” realizadas por Joaquín Fernández para allanar el camino de la adjudicación, con la ‘colaborción’ de Aréstegui, a quien el conseguidor de la ‘trama del agua’ se refería como “Nerón”. En las mismas fechas (2009), Joaquín Aréstegui y su esposa, Carmen Vega (ex concejal del PP), disfrutaron de estancias en el balneario de Las Caldas pagadas por Aquagest. Meses antes, Avilés había privatizado el servicio de agua, con los votos a favor del PSOE (en el gobierno), el PP, y el partido independiente ASIA, mientras IU (socios de gobierno de los socialistas), votó en contra alegando sospechas de “corrupción”. El voto de los populares no fue determinante (el PSOE y ASIA sumaban 15 votos, mayoría absoluta), pero la documentación intervenida por los agentes de Vigilancia Aduanera, revela que Joaquín Aréstegui pudo influir a favor de Aquagest. Tanto él como su esposa, han sido imputados por la juez que instruye el ‘caso Pokémon’, Pilar de Lara, por supuestos delitos de blanqueo, tráfico de influencias y cohecho. Una de las hojas de dietas y gastos encontradas por los agentes en el ordenador de Joaquín Fernández, titulada “Resumen Nerón” enumera los regalos que habría recibido el ex diputado y presidente del PP en Avilés, desde “gastos de campaña” (10.578 euros) a “limpieza” (150). La “cantidad comprometida” ascendía a 360.000 euros, y la “cantidad pendiente de pago” a 251.642. Y ante tal cúmulo de pagos, los agentes siguieron adelante con la investigación.

El auto del ‘caso Pokémon’ contiene también correos electrónicos intercambiados entre Joaquín Fernández y Carmen Vega (la mujer de Aréstegui) hablando del “chollazo” de una obra en su domicilio (16.000 euros). El ‘comercial’ de Aquagest (“Joaco”, según el correo, escrito en un lenguaje muy familiar), apunta que “no pretendemos cobrarte eso”, y le asegura que se “olvide del dinero del IVA, y a la base imponible ponle un descuento entorno al 60%”. El coste final queda en “entre 12.000 y 14.000 euros”, y además a pagar en cómodos plazos, tras la finalización de la obra. Las conversaciones demuestran, según los informes policiales, que Aquagest pagó la reforma de la vivienda del matrimonio Aréstegui-Vega.

Vigilancia Aduanera contrastó los apuntes contables de Joaquín Fernández, con las facturas de las compras realizadas, como dos televisores, pagados por la empresa Construcciones en Piedra Sigrás (CPS), la misma constructora que alquiló el coche utilizado por Joaquín Fernández, Agustín Iglesias Caunedo (ex alcalde de Oviedo) y Manuel Pecharromán (ex portavoz del PP en Gijón), durante su viaje a Florida, y que realizó las obras en la vivienda de Aréstegui y su mujer. CPS es una de las empresas vinculadas a la ‘trama del agua’, utilizada como tapadera para la compra de regalos y el pago de favores en Galicia, y Asturias.

El análisis de una cuenta bancaria de Joaquín Aréstegui y Carmen Vega en NovaGalicia Banco, también detectó ingresos realizados directamente por Joaquín Fernández (1.200 euros, el 6 de febrero de 2013); y múltiples pagos de 600 euros a favor de Carmen Vega, en concepto de “alquiler Brigadas Internacionales”, un piso propiedad del matrimonio Aréstegui. La juez Pilar de Lara, basándose en las transferencias y en la fecha de compra de la vivienda (enero de 2010), señala que pudo ser utilizada para blanquear el dinero que Joaquín Aréstegui y su esposa, recibieron de la ‘trama del agua’. Compraron un piso, y apenas y tres días después, firmaron un contrato de alquiler por 8 años con la empresa CPS (de nuevo, la misma ‘intermediaria’). El piso estaba alquilado a CPS, que derivaba la factura a Aguas de Avilés (la empresa mixta formada por el Ayuntamiento y Aquagest), aunque en los extractos bancarios, también figuran ingresos realizados por Joaquín Fernández.

Por la estrecha relación que mantenía el matrimonio Aréstegui con Joaquín Fernández, el conseguidor de la ‘trama del agua’, tendrán que comparecer el próximo 13 de enero en los juzgados de Lugo, para explicar su versión de los ‘papeles’ y los hechos. La documentación incautada por los agentes de Vigilancia Aduanera ha permitido imputarles por cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de capitales. Los ‘papeles’ de Joaquín Fernández reflejan 24 pagos mensuales de 2.500 euros cada uno, durante 24 meses (de mayo de 2010 a abril de 2011), 60.000 euros en total, en los años posteriores a la adjudicación de la privatización del agua en Avilés. Más indicios inculpatorios.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter