19:55. LUNES 21 DE OCTUBRE DE 2019

La deuda municipal se reducirá en 25 millones de euros en 2016

Oviedo
21 diciembre, 2015
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El presupuesto destinará más de 10 millones a la amortización de la deuda, y los 14,5 millones restantes saldrán del remanente

El Ayuntamiento reducirá su deu­da en 25 millones el próximo año. El agujero de las cuentas munici­pales pasará de 96 a 71 millones en doce meses, un 26% menos de un plumazo, y sin afectar a las inversiones, según las previsio­nes de Rubén Rosón, concejal de Economía (Somos). El presupues­to de 2016 aún no está cerrado, y aún hay muchos flecos que pactar dentro del equipo de gobierno, aun­que las grandes cifras de las prime­ras cuentas del tripartito, ya no su­frirán grandes cambios. Los ingre­sos alcanzarán los 202 millones, y el gasto ascenderá a 215 millones. La clave está en la reducción de los números rojos, que permitirán al consistorio solicitar préstamos a lo largo del ejercicio, pero sin au­mentar el déficit. El presupuesto destinará algo más 10 millones a amortizar deuda, y los 14,5 res­tantes, saldrán del remanente de tesorería (que asciende en total a 28 millones). Rubén Rosón explica que “pagaremos la deuda de for­ma anticipada, adelantándonos a las amortizaciones y ahorrando en intereses, y además tendremos la posibilidad de solicitar nuevos créditos, que no empezaremos a devolver hasta los próximos ejer­cicios”. Encaje de bolillos presu­puestario y mucha ingeniería, pa­ra sacar adelante las cuentas. Du­rante la última semana, Somos ha facilitado varios borradores del presupuesto a sus compañeros del equipo de gobierno, cifras provisio­nales que han resultado estar por encima de las definitivas. El gasto no será de 230 millones, ni de 240, sino de 215.

El capítulo 1 (gastos de perso­nal) no se incrementará en 6 mi­llones, sino en 5, subiendo a unos 58 millones en total. “Las contrata­ciones previstas en el Ayuntamien­to no se realizarán en enero, sino más adelante, así que no tendre­mos que pagar los nuevos sueldos desde principios de año”, aclara Rubén Rosón. También habrá una subida en el capítulo 2 (gasto co­rriente), que pasará de 82,8 a unos 85 millones. Esta partida incluye desde la limpieza de los centros sociales, a propaganda, telecomu­nicaciones y suministros de la Po­licía Local.

El capítulo 6 (inversiones), tam­bién variará. Las cuentas de 2015 contemplaban 13,9 millones en obras, aunque la ejecución real está muy por debajo de las previsiones. En el presupuesto redactado y cua­drado por Rubén Rosón, la partida es de unos 10 millones, pero es uno de los ‘flecos’ que aún debe pactar el equipo de gobierno. “Podría bajar a 9, o subir a 11”. La asignación definitiva se completará con el re­manente de tesorería, en otros 18 millones. “Las inversiones reales en 2016 oscilarán entre los 27 y los 28 millones”.

La aprobación, a mediados de enero

La cohabitación política nunca fue fácil. Y eso es lo que le sucede al tripartito carbayón. Los conce­jales de Somos, tratan de llevar la iniciativa municipal, y han comen­zado a dar ‘visibilidad’ a sus políti­cas y propuestas. El alcalde, Wen­ceslao López, se encuentra muy so­lo, y limitado al tener, unicamente, cinco concejales. Y en Izquierda Unida, “van por libre”, según sus socios de gobierno. Por eso, Wen­ceslao López se afana en mantener el equilibrio entre tres partidos de izquierdas, pero que recelan entre sí. El pasado miércoles, el PSOE, Somos e IU mantuvieron un en­cuentro para acercar posturas so­bre el presupuesto, que se prolongó durante más de 3 horas. Roberto Sánchez Ramos, portavoz de IU, fue el gran ausente. Se encontra­ba en Madrid, donde mantuvo re­uniones en el Ministerio de Cultura y en el Teatro Real, para comenzar a diseñar la programación del Tea­tro Campoamor en 2016 y 2017. Su sustituta en las negociaciones fue Cristina Pontón, concejal sin ‘car­tera’. Desde Somos apuntan que a pesar de las diferencias de criterio entre los tres socios de gobierno, IU no tiene motivos para desmarcarse del presupuesto, y menos cuando IU ya pactó con el PP los dos presu­puestos anteriores. Somos también recuerda que en diciembre de 2011, se produjo un acuerdo entre el PP y el PSOE. Entonces, la Comisión de Hacienda rechazó las enmiendas a la totalidad de IU y Foro, pero el equipo de gobierno (liderado aún por Gabino de Lorenzo) aceptó parcialmente las propuestas socia­listas. Semanas después, el PSOE se abstuvo en la votación que hizo alcalde a Caunedo. Por otra parte, el concejal de Economía confía en que el acuerdo político con el PSOE e IU llegue la próxima se­mana. Los plazos de enmiendas y la tramitación, se alargarán hasta mediados de enero, como mínimo. Oviedo comenzará 2016 con un presupuesto prorrogado, a la es­pera de la aprobación definitiva de las nuevas cuentas.

La negociación con el PP Ciudadanos

El concejal de Economía, Rubén Rosón, anunció a los socios del equipo de gobierno su intención de sentarse a dialogar el presu­puesto con el PP y Ciudadanos, y darles información de las cuentas antes de que pase por la Comisión de Hacienda. Somos ya contó con la oposición durante los trámites de las ordenanzas fiscales (apro­badas por unanimidad en la Co­misión de Hacienda del jueves), y pretende repetir su oferta en la ne­gociación más importante del año, a pesar de la negativa del PSOE e IU a contar con los otros dos par­tidos, para ampliar el consenso al máximo. Somos y el PP, totalmente opuestos ideológicamen­te, podrían encontrar un punto de acuerdo en los números municipa­les. Y de paso, Rubén Rosón abre la posibilidad de poner en marcha un ‘plan B’, si IU llega a desmar­carse del acuerdo presupuestario. Los acuerdos alcanzados en ma­teria fiscal volverán a hacerse evi­dentes en el pleno extraordinario del próximo martes, donde el PP y Ciudadanos volverán a votar a fa­vor del informe de alegaciones de las ordenanzas fiscales, un peque­ño paso más, antes de la aproba­ción de las cuentas.

Más becas y ayudas

Tres de cada diez euros del presu­puesto, estarán destinados al gas­to social. Habrá partidas nuevas, como las ayudas a autónomos, 200.000 euros, una rebaja del IBI a familias con pocos recursos, finan­ciada con 100.000 euros, o 150.000 euros para pagar desayunos es­colares. Y también hay partidas que aumentan. El presupuesto de 2015 reservaba 80.000 euros para las becas de libros de texto (100 euros por alumno), que el equipo de gobierno amplió en noviembre en 9.900 euros más. Según el pro­yecto de presupuestos de 2016, las becas de material escolar subirán hasta los 100.000 euros (un 20%), y llegarán a 200 familias más. El pre­supuesto contempla la creación de bonos sociales de transporte para parados, con un coste de 300.000 euros. La partida es nueva, pero la idea no. Formaba parte del acuer­do firmado por el PP e IU hace un año, y tendría que estar en servicio desde septiembre, como anunció el alcalde, Wenceslao López. En total, el plan plurianual de inver­siones diseñado por el equipo de gobierno asciende a unos 40 millo­nes. Más de la mitad podrían ejecu­tarse el próximo año, a través del presupuesto y el remanente, y el resto quedarían para el ejercicio de 2017, o posteriores.

Los nuevos ayuntamientos, contra la deuda

El Ayuntamiento de Oviedo segui­rá en 2016 la línea marcada por los principales consistorios gober­nados por las marcas locales de Po­demos. En Cádiz, la deuda se ha re­ducido en 10 millones. En Madrid, Manuela Carmena ha conseguido bajar los números rojos en 54 mi­llones durante el tercer trimestre del año, y en Barcelona, Ada Co­lau logró una merma de millones. Oviedo, tiene previsto aligerar su deuda en millones a lo largo de 2016, sumándose a la contención emprendida por los consistorios dirigidos por nuevos equipos de gobierno.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter