17:01. SáBADO 19 DE OCTUBRE DE 2019

Gijón y Avilés, en alerta por contaminación

Asturias
21 diciembre, 2015

Hace dos semanas, el Ayuntamiento de Oviedo cortó el tráfico en la entrada de la autopista ‘Y’ ante el aumento de la contaminación, y ahora las alarmas se disparan en Gijón y Avilés. El gobierno del Principado activó ayer el nivel de prealerta por el elevado nivel de partículas en el aire registrado en la zona oesta de Gijón, el este de Carreño, y la calle Llano Ponte, en Avilés. Durante la jornada de hoy, se reunirán las comisiones de seguimiento de la calidad del aire en ambos concejos.

El Ayuntamiento de Gijón ha tomado varias medidas para frenar la polución, incluyendo restricciones al tráfico. Los vehículos de más de 3.500 kilos no han podido circular entre las 7 y las 9 de la mañana, en el entorno de El Musel, Veriña, la zona de la playa del Arbeyal, la carretera de Avilés, la avenida de Portugal, la avenida Príncipe de Asturias en dirección a Oviedo, y la avenida de Los Campones. Durante toda la semana, los operarios municipales limpiarán los viales de la zona oeste: Cerillero, Lauredal, Tremañes, Lloreda, Veriña, Jove, Pescadores, Portuarios y Monteana. Durante la pasada semana, los vecinos ya se habían quejado de los altos niveles de contaminación, disparada por la ausencia de lluvias. El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias hizo público un comunicado indicando que «aunque este episodio no debería suponer un riesgo evidente para la salud, se recomienda a las personas con problemas respiratorios que eviten realizar actividades que impliquen un esfuerzo físico al aire libre». Además, se recomendó el uso del transporte público, y limitar el encendido de las calefacciones de carbón. En torno a las ocho de la tarde de ayer, los niveles volvieron a la normalidad.

En Avilés, el Principado activó la segunda prealerta por contaminación en menos de dos meses. Medio Ambiente informó que para reducir la polución, se está procediendo al riego de carreteras, como la salida de Avilés a Tabaza y la glorieta de Luanco. El Principado atribuye el aumento de los registros a la meteorología, y no a una mayor emisión de partículas nocivas por parte de la industria pesada. La ausencia de lluvias «dificulta la dispersión en la atmósfera de partículas contaminantes y ha producido en los últimos días un aumento de la contaminación atmosférica por partículas en suspensión», como restos metálicos, hollín, ceniza, polvo, polen, o cemento.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter