05:35. MARTES 26 DE MAYO DE 2020

La mina, un pozo sin fondo

Opinión
25 enero, 2016

El sector minero ha recibido 27.000 millones de euros a fondo perdido, y otros 3.000 millones durante los últimos cuatro años. En total, 30.000 millones que no han servido para crear una in­dustria alternativa al carbón. Los Fondos Mineros destinaron, entre 1998 y 2012, 6.000 millones, casi un billón de las antiguas pesetas; a las cuencas mineras de Asturias, que tampoco ge­neraron empleo ni reactivaron el maltrecho tejido económico de los municipios del Nalón y el Caudal. Desde hace tiempo, el sector minero español es un pozo sin fondo. Trapicheos con el carbón, costosas prejubilaciones, y una gigantesco ‘rescate’ de 30.000 millones. La mina se muere, y los mineros van ca­mino de su extinción.

El ‘PER’ astur

El PER andaluz y el Salario Social astur. Asturias sigue siendo una comunidad subsidiada y subvencionada, y así nos luce el pelo. La comunidad está a la cola del país en crecimiento, crea­ción de empleo y población activa, según los últimos datos de la EPA. En paralelo, el Salario Social sigue desbocado y aumenta, cada año, en unos 20 millones. 45 millones en 2012, 60 en 2013, 82,3 en 2014 y 101 millones durante el pasado año. El pago del Salario Social ya equivale, prácticamente, a la mitad del presu­puesto de los ayuntamientos de Oviedo y Gijón, y su coste se­guirá creciendo durante los próximos años. Asturias no crea empleo neto, y el papeleo, y la burocracia administrativa, pro­picia que muchos receptores de ésta renta básica, prefieran se­guir cobrando un ‘cheque social’ de 500 euros al mes, antes que aceptar un trabajo temporal y un sueldo mileurista.

Cerrojazo y campus fantasmal

El Centro Europeo de Soft Computing, ubicado en el campus de Mieres, cerró ayer definitivamente sus puertas. El Principado, con la complicidad de Cajastur, ha estrangulado económicamen­te a lo que en su día ‘bautizó’ como “la gran apuesta científica y tecnológica de Asturias”. Los últimos ocho investigadores del centro, abandonaron ayer las instalaciones, sin saber, ni siquie­ra, si cobrarán las indemnizaciones a las que tienen derecho. El gobierno regional, una vez más, ha dado la espalda a los traba­jadores, pero también a la ciencia, y al I+D+i. Por desidia y pere­za gubernamental, el Principado no ha buscado una salida que hubiese evitado el cierre. Tras el cierre del Centro de Soft Com­puting, en el fantasmal Campus de Mieres, ya solo quedan 400 universitarios, aunque tiene aulas para cerca de 6.000. Otro timo y embuste más, a cuenta del ‘Gordo’ de los Fondos Mineros.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter