06:47. MARTES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Más que 3 puntos en juego

Deportes, Oviedo
27 febrero, 2016

Al Real Oviedo ya no le valen los empates. El equipo de Sergio Egea solo ha ganado dos de los últimos ocho partidos, y con un solitario gol. Los carbayones, con un fútbol ‘resultadista’ -y hasta con cierta fortuna-, están resolviendo sus partidos por los pelos, incluso en el Carlos Tartiere, donde han sumado tres pírricas victorias por 1-0 (Almería, Zaragoza y Tenerife) y un empate, en los últimos cuatro partidos que ha disputado en casa. En la otra balanza, el Real Oviedo lleva once jornadas consecutivas sin perder, y nueve partidos invicto en el Tartiere. Abonado al empate (lleva 10), y con ley del mínimo esfuerzo, el Real Oviedo sigue ocupando la tercera plaza, con tres puntos menos que el Leganés y a cinco del Álaves, que se enfrentan mañana en Madrid, en un partido en el que, pase lo que pase, sacarán tajada los carbayones. El Oviedo tiene, por ahora, la suerte de cara, y los resultados le acompañan. Pero el equipo tiene que meter una velocidad más, para empezar a resolver sus partidos con mayor solvencia y holgura en el marcador. No lo puede fiar todo a la diosa fortuna y al estado de gracia de Toché, que en cualquier momento puede fallar todo lo que hasta ahora ha metido. Además, si por delante las distancias son cortas, por detrás también lo son. El Real Oviedo solo aventaja en tres puntos al Osasuna, octavo clasificado, y le saca cuatro al Elche, noveno, y con quién se verá las caras en la tarde de mañana. Los azules ya han ‘agotado’ su cupo de empates, y a partir de ahora, deberán sumar de tres en tres, en el largo sprint final en el que está en juego el ascenso a la mejor Liga del mundo.

El Real Oviedo recibe mañana al Elche, y ya sabrá el resultado del Leganés-Alavés (domingo, 12 horas). En Butarque, se verán las caras el segundo y el primer clasificado. El Leganés recibía al Alavés, y a los azules les vale el empate, pero también una victoria de los madrileños, para apretar -aún más- las tres primeras posiciones, siempre que el Oviedo, haga debidamente sus deberes. El cuarto equipo en discordia, el Córdoba -con los mismos puntos que los azules-, recibió ayer al Osasuna. Más madera en la zona alta de la clasificación. Enfrentamientos directos que otorgan a esta jornada un valor superior a los tres puntos y con un ‘plus’ en función de lo que suceda en tres  terrenos de juego (Butarque, El Arcángel y el Carlos Tartiere). Por eso, al Real Oviedo ya no le vale el reparto de puntos, y menos hoy. A los ilicitanos, sí les vale el empate, y si dan la campanada en el Carlos Tartiere, volverían a meterse en la lucha por el ascenso, tras haber sumado, unicamente, dos puntos de los últimos nueve en juego.Su principal amenaza es el delantero Sergio León, pichichi de Segunda con 14 goles. En las últimas ocho jornadas, el Elche solo ha perdido un partido, y ha ganado tres. Una victoria del equipo de Sergio Egea, dejaría al Elche a 7 puntos, pero una derrota situaría a los ilicitanos a solo un punto de los asturianos.  En la primera vuelta, el Elche y el Real Oviedo empataron a un gol.

Los azules llevan ya once jornadas invictos, pero puede que no sea suficiente para disputar la fase de ascenso, teniendo en cuenta la excesiva dependencia que tienen de los goles de Toché. El gol de Susaeta -de penalti-, el pasado domingo, fue el primero que no firman Toché ni Borja Valle desde el 6 de diciembre, hace casi tres meses.  Sergio Egea, condicionado por las lesiones y sanciones, pero también por sus variantes tácticas lleva 21 onces diferentes en 26 jornadas de Liga. Y hoy podría presentar la variante número 22. Borja Valle, ausente en Girona por molestias en un tobillo, no ha entrado en la convocatoria, mientras Koné podría regresar al ‘once’. El delantero costamarfileño, el refuerzo más caro del Real Oviedo esta temporada, no está cumpliendo las expectativas, y está muy lejos de ser el delantero desequilibrante del Racing de Santander, antes de caer lesionado. 17 partidos, 14 como titular, y tan solo dos goles, así lo certifican. Egea recupera a Verdés para la zaga, y uno de los nuevos fichajes, Michel, se ha convertido en un fijo en el centro del campo. Egea mañana podría volver a plantar sobre el terreno un 4-4-2, con dos delanteros, la cara más ofensiva de los azules, que necesitan ganar y convencer, a base de goles.

En los puestos de cabeza, y luchando por un ascenso que era impensable allá por el mes de agosto, el Real Oviedo tiene que exprimir, aún más, todo su poderío ofensivo. Los empates ya saben a poco, y este fin de semana están en juego mucho más que tres puntos.

El Real Oviedo es el único equipo de Segunda División que no conoce la derrota en 2016, y su racha solo es comparable a las del Barcelona y el Real Madrid. Sin embargo, su imbatibilidad no es suficiente. Desde enero, ha sumado menos puntos que los equipos que ocupan los seis primeros puestos, excepto el Córdoba. En los últimos 8 partidos, los  azules sólo han logrado 12 puntos (6 empates y 2 victorias), mientras que el líder, el Alavés, ha sumado 15 (4 victorias, 3 empates y una derrota), y el Leganés, que ocupa la segunda plaza, lleva 19 puntos (6 victorias, un empate y una derrota). El Nástic de Tarragona (quinto) ha añadido en los últimos 8 partidos 13 puntos a su casillero, igual que el Mirándés (sexto). Solo el Córdoba, con 10 puntos (3 victorias, un empate y 3 derrotas), se ha dejado más puntos, desde que empezó al año, que el Real Oviedo.

La solidez del Oviedo ha evitado derrotas y salvado puntos al borde del final, pero  cualquier tropiezo puede suponer bajar varios peldaños en la clasificación (entre el segundo y el octavo solo hay 6 puntos de diferencia). En casa, los azules han ganado al Zaragoza y al Tenerife (por 1 a 0), y han empatado con el Alavés. Y fuera, el equipo de Sergio Egea no gana desde el 13 de diciembre (1-2 ante el Mirandés). Ni siquiera contar con la pareja más goleadora de Segunda, Toché y Susaeta (12 y 8 tantos respectivamente), le permiten al Real Oviedo resolver sus partidos con mayor holgura. La última vez que los azules lograron dos goles de diferencia sobre su rival, fue el 15 de noviembre, ante el Nástic. Desde enero, Esteban ha encajado 7 tantos , mientras el equipo ha marcado 9. Los justos para lograr dos victorias. La larga ausencia por lesión de Linares, y la poca efectividad de Koné (lleva solo dos goles), impiden que el equipo abra brecha con respecto a sus rivales más directos.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter