20:42. JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2019

«Mis libros tienen una doble lectura, para el público infantil y adulto»

Asturias, Cultura
13 abril, 2016

Mónica Rodríguez (Oviedo, 1969), recogerá mañana el XIII Premio Anaya, por su novela ‘Alma y la isla’, dirigida a lectores a partir de 10 años. Residente en Madrid desde hace más de dos décadas, y madre de tres niñas (10, 11 y 13 años), lleva casi siete años dedicándose a la literatura, y ha cosechado varios premios.

.-Ha escrito más de 30 libros, y tiene una docena de premios. Casi todos sus cuentos y novelas han sido galardonados.

El reconocimiento me ayuda a salir adelante, pero cada vez que te enfrentas a un nuevo proyecto empiezas de cero, y no importa que tu anterior trabajo haya tenido éxito. Por suerte, he tenido muchos espaldarazos, gracias a los premios de los críticos y las editoriales.

.-¿Resulta complicado convencer al mismo tiempo a un público infantil, y a los jurados adultos?

Sobre todo es difícil que tus historias sean reconocidas por los niños y los jóvenes. Ellos son los mejores críticos, francos y directos. Si algo no les gusta, te lo dicen a la cara, y no buscan tantas explicaciones como los adultos.

.-Cuando escribe, ¿también piensa en los padres?

Intento ofrecer una doble lectura, plural, para que niños y adultos puedan extraer su propio mensaje. Es mucho más interesante y tiene mejores resultados.

.-¿Es más difícil escribir literatura infantil que dirigirse a un público adulto?

Cada una tiene su propia dificultad. La literatura es un oficio duro, que requiere sobre todo constancia, sin importar quién es el destinatario final.

.-¿Por qué empezó a escribir para niños?

Era una forma de comunicarme con mis amigos. Empecé inventando cuentos, y decidí unir mis dos pasiones, la literatura y los niños. Ellos tienen una visión limpia y pura, y me gusta dirigirme a ellos directamente.

.-A cambio, ha dejado de lado otra profesión. Es licenciada en Física, especializada en Energía Nuclear, y con plaza en el Instituto de Investigación Ciemat del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Hace años, vendimos la casa familiar en Asturias, y decidí utilizar el dinero para cumplir mi sueño, que es escribir. Gracias a aquel dinero y a algunos premios, sigo en excedencia. Pero a menos que tenga un gran éxito de ventas, volveré a la investigación dentro de un año.

.-Sus hijas, ¿la ayudan con sus libros?

Si, muchas veces. Cuando me atasco, o no se cómo continuar, les leo lo que he escrito, y les pregunto cómo continuarían ellas la historia. Y me abren nuevos caminos, desde el punto de vista de un niño, justo lo que necesito.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter