06:52. JUEVES 09 DE ABRIL DE 2020

El circuito de karts de Fernando Alonso, abierto solo a cursos ‘VIP’

Oviedo
3 junio, 2016
MAR DÍAZ

El circuito de karts de Fernando Alonso, inaugurado en junio del año pasado, y financiado por el Principado (5 millones), está tan desierto como el museo del piloto ovetense, y que a pesar de abrir to­dos los días (de diez de la mañana a ocho de la tarde), apenas recibe vi­sitas. El gobierno regional asumió el coste de las obras, y cedió la ges­tión de las instalaciones a la Funda­ción para el Fomento del Automovi­lismo, presidida por José Luis Alo­nso, el padre del piloto. Son más de 95.000 metros cuadrados (la mitad corresponden a las pistas), aunque apenas hay actividad. En los últi­mos 11 meses, el “mejor circuito de karts del mundo”, como lo defi­nió el bicampeón mundial de F1, no ha acogido ni una sola competición oficial. En diciembre, celebró una carrera solidaria, y desde febrero, alumnos de varios colegios astu­rianos, de tercero de Primaria, han visitado las pistas, para recibir cur­sos de formación vial. Ambas ac­tividades, fueron financiadas por Liberbank, en colaboración con la Fundación de la familia Alonso. Pe­ro carreras, ninguna.

Los únicos karts que han dis­putado un par de vueltas por el cir­cuito, son los del campus de pilotos de Fernando Alonso. El año pasa­do, la Fundación ofertó 40 plazas, pero solo cubrió la mitad. El pre­cio del curso, de 5 días oscilaba entre los 1.400 y los 1.900 (con alo­jamiento en el Gran Hotel de Las Caldas). Los precios para la próxi­ma edición, que se celebrará entre el 27 de junio y el 30 de julio, han subido. El ‘paquete sencillo’ cuesta 1.650 euros; y con alojamiento en Las Caldas y pensión completa, 2.150. Cada niño recibirá un curso de conducción de 15 horas (teóri­co y práctico). El resto del tiempo se reparte entre cursos de idiomas, cursos sobre dieta equilibrada, y formación práctica sobre pilotaje. Ni siquiera es un curso de tecnifi­cación. Solo permite la inscripción de niños que no hayan participado en ninguna carrera y no tengan licencia.

El año pasado, la Fundación de Fernando Alonso anunció un solo turno, pero este verano, ha amplia­do la oferta, con cinco semanas y cinco turnos diferentes, multipli­cando las opciones de negocio. Todo son beneficios para la Fun­dación: los karts fueron diseñados por Fernando Alonso, y disponen de unas instalaciones construidas por el Principado y explotadas comercialmente por una funda­ción privada, que además organi­za actividades financiadas por Li­berbank, y se embolsa el dinero de las entradas al museo. El campus permite a la familia Alonso hacer caja, con el reclamo del nombre del piloto. Aunque el bicampeón no im­parte clases. El año pasado, Alon­so visitó a sus ‘alumnos’ después del Gran Premio de Hungría, y les dio algunos consejos. En 2013, José Ra­món Tuero, director general de De­portes del Principado, aseguró que el circuito y el museo tendrían “mi­les de visitantes”, y las pistas aco­gerían competiciones internciona­les. Pero las pistas de La Morgal ni siquiera forman parte del campeo­nato nacional. Ninguna escudería entrena en sus instalaciones, no hay karts en los boxes, y solo los niños del campus, previo pago, re­corren sus curvas privadas, paga­das dinero público.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter