21:27. JUEVES 02 DE ABRIL DE 2020

Nuevo césped para el Tartiere

Oviedo
17 junio, 2016

El Real Oviedo jugará la próxima temporada sobre un nuevo césped. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer (fuera del orden del día y de forma urgente) la sustitución del terreno de juego. La concejal de Deportes, Mercedes González, explicó que el presupuesto rondará los 164.000 euros, el plazo de ejecución será de un máximo de tres semanas, “y comenzaremos lo antes posible”. El consistorio no tiene mucho margen, ya que el Oviedo podría disputar su primer partido el 20 de agosto, en función del sorteo de la LFP. La falta de tiempo ha obligado al Ayuntamiento a recurrir a la vía de urgencia, para acelerar la licitación y la adjudicación del contrato.

El alcalde, Wenceslao López, ya había anunciado en enero el cambio del césped, incluyendo en el mismo contrato su mantenimiento durante de tres años, elevando la cuantía a la adjudicación a los 400.000 euros. Sin embargo, el tiempo se le echó encima al Ayuntamiento, y ha tenido que separar el contrato (la sustitución y el mantenimiento) para llegar a tiempo al primer partido de Liga. Aunque el césped del Carlos Tartiere pasó por muy malos momentos (sobre todo después del concierto de ‘Maná’ durante las fiestas de San Mateo de 2011), después de algunos arreglos realizados la pasada temporada en el sistema de drenaje, el terreno de juego se mantuvo en buenas condiciones, y el cambio no parecía tan urgente. La empresa FCC, propiedad del mexicano Carlos Slim, máximo accionista del Real Oviedo, renunció al contrato de mantenimiento el pasado mes de febrero. Ahora el Ayuntamiento tendrá que licitar otro contrato para encontrar una empresa que sustituya a FCC, pero aún no hay plazos ni pliegos.

El presupuesto de 2016 reservaba medio millón para obras en el estadio municipal. 164.000 se destinarán al césped, y otros 112.000 fueron ‘bloqueados’ para compensar el crecimiento del déficit. Aún restan más de 220.000 euros para afrontar otras mejoras. Por ahora, el Ayuntamiento no pagará la sectorización del Carlos Tartiere (una imposición de la LFP), ya que considera inviable la separación entre gradas, a causa del diseño del estadio. Y tampoco construirá una pasarela para que los aficionados visitantes accedan a su fondo sin mezclarse con los locales. Ambos proyectos han quedado aplazados, sin fecha de ejecución, y el consistorio solo afrontará la renovación del tapete.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter