09:11. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

La fuerza de la zona rural

Medallas de Plata de Gijón
29 junio, 2016

‘LES CASERIES’, FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE VECINOS DE LA ZONA RURAL

Desde hace 35 años, la unión hace la fuerza en la zona rural. ‘Les Caseríes’ reúne a las asociaciones de vecinos de las 25 parroquias de Gijón, y son la voz de más de 18.000 personas. Formaron un frente común a principios de los 80, para reclamar servicios tan básicos como el saneamiento, el suministro de agua o la recogida de basura, cuando en el Ayuntamiento ni siquiera había un concejal para los pueblos. Su insistencia, y la colaboración del edil socialista Eleuterio Bayón (fallecido en 2013), les permitió salir del olvido, e ir resolviendo, paso a paso, sus pequeños problemas. Pero la gran lucha de ‘Les Caseríes’ aún estaban por llegar. Fue en 2004, cuando organizaron por su cuenta, sin ningún apoyo, las ‘marchas verdes’ que tomaron Gijón, en contra del Plan General Urbana impulsado por Paz Fernández Felgueroso, “y que la justicia tumbó años después”, recuerda Soledad Lafuente, presidenta de ‘Les Caseríes’ desde 2008. Y la historia vuelve a repetirse. “Estamos en la fase de alegaciones al nuevo PGO, y presentaremos nuestras propuestas”.
‘Les Caseríes’ pasó de reclamar tuberías y farolas, a enfrentarse a la depuradora del Pisón, a la regasificadora de El Musel, y a defender el medio ambiente ante la contaminación industrial, aunque no se olvidan de los viejos problemas. “Somos el ‘patito feo’ del concejo, apenas nos llegan inversiones, mientras en la ciudad, siempre están en obras”, apunta Soledad, mientras lamenta la falta de relevo generacional en los pueblos, y en la asociación. “Los jóvenes se marchan y solo quedamos los mayores”. Dos veces al mes, la asamblea de ‘Les Caseríes’ se sigue reuniendo en el local que tienen en Leorio, escuchando las necesidades de los vecinos para trasladarlas al Ayuntamiento. “Hace tanto tiempo que nos dedicamos a esto, que conocemos a todos los técnicos y secretarios del consistorio”. Pero cada pequeño avance, requiere esfuerzo.
Los nuevos tiempos también traen nuevos problemas. No tienen acceso a Internet porque la cobertura no llega a las parroquias rurales, y el abandono de las fincas, ha multiplicado la presencia de jabalís. Pero pase lo que pase, no abandonarán. “Los que nacemos en el pueblo, nunca olvidamos nuestras raíces”.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter