19:57. LUNES 21 DE OCTUBRE DE 2019

Estreno de ‘Mazepa’ en el Campoamor

Cultura
11 septiembre, 2016
ALEJANDRO G. VILLALIBRE

Piotr Illich Tchaikovsky fue el compositor paradigma del romanticismo más pasional, sin embargo sus óperas –género siempre considerado como la sublimación del movimiento romántico– no le granjearon fuera de su Rusia natal el reconocimiento que sí le llegó a través de sus sinfonías, conciertos o ballets como ‘El cascanueces’, ‘El lago de los cisnes’ o ‘La bella durmiente’. Por eso el estreno de hoy de ‘Mazepa’ en la Ópera de Oviedo supone un hito en España, ya que nunca, desde su estreno en 1884, se había escuchado este drama en nuestro país. Rossen Milanov dirige a la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias y a un elenco esencialmente ruso liderado por Vladislav Sulimsky y Dinara Alieva, en una producción firmada por Tatjana Gürbaca. Cuatro funciones (11, 13, 15 y 17 de septiembre) darán comienzo a la temporada lírica ovetense.

La ópera cuenta la historia de Ivan Mazepa, jefe de los cosacos ucranianos, quien asesina al padre de su amada y se alía con el rey Carlos XII de Suecia para luchar contra el zar Pedro el Grande en la batalla de Poltava. El propio Tchaikovsky, en colaboración con Viktor Burenin, escribió el libreto que se basa libremente en el poema ‘Poltava’, de Aleksandr Pushkin. Porque al compositor no le interesa la veracidad histórica, sino realizar un estudio psicológico del amor, la fascinación por el poder y las ambiciones personales. A pesar del fatalismo de la historia, la música de Tchaikovsky se presenta, como en él es habitual, ampulosa, elegante y preciosista, buscando la amplitud y el vuelo romántico de unas melodías que nos remiten a otras piezas de su catálogo y que, sin embargo, y pese al carácter lóbrego de sus personajes, funciona como contrapunto épico y a la vez intimista del relato de Pushkin.

Tchaikovsky mencionó por vez primera la idea de una ópera basada en ‘Poltava’ a su editor en el verano de 1881. Muy pronto se obsesionó con esta historia de amor trágico y traición política, y de inmediato comenzó a escribir algunos números, basándose para ello en algunos pasajes musicales de su poema sinfónico ‘Romeo y Julieta’. El libretista Burenin siguió el poema de Pushkin, incorporando grandes extractos del texto original al libreto, pero Chaikovski no estaba muy contento con la obra de Burenin: decía que no sentía ningún entusiasmo especial por los personajes, e hizo algunos cambios críticos por sí mismo, añadiendo más versos de Pushkin.

El libreto fue revisado una y otra vez, incluso después del estreno de la ópera. Eligiendo centrarse en la historia de amor como núcleo de la ópera, el compositor añadió el personaje de Andréi, un chico enamorado cuyo amor por la bella María da a su trágico destino una especial profundidad. Mazepa comparte muchas características con ‘Eugene Onegin’ de Chaikovski: ambas se centran en una joven cuyo poderoso amor la arrastra a una espiral catastrófica.

La producción operística de Tchiakovsky es amplia, llegando hasta los 11 títulos, algunos de los cuales sí se han mantenido regularmente en un repertorio internacional, como ‘Eugene Onegin’, ‘La dama de picas’ o ‘Iolanta’, sin embargo ‘Mazepa’ se ha visto lastrada por una historia que nos resulta ajena, batallas que sí pertenecen a la memoria rusa y que en un mundo más occidental nos resultan totalmente extrañas. Paliando esta carestía, Oviedo apuesta por estrenar en España un título que fue muy exitoso en su estreno, y que aún hoy es la novena ópera más representada en Rusia, aportando novedad y ampliando los límites del aparentemente inamovible repertorio tradicional.

Y para ello se cuenta con un elenco artístico que conoce este tipo de repertorio ruso. Rossen Milanov estará en el foso dirigiendo a la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, y el barítono Vladislav Sulimsky, miembro del teatro Marinskii de Moscú desde 2004, será el encargado de representar el papel principal de Ivan Mazepa. Sulimsky es un cantante especializado en ópera rusa, ha representado los papeles protagonistas de las principales óperas de Tchaikovsky y Shostakovich. Fue precisamente por su grabación de ‘La Nariz’ de Shostakovich bajo las órdenes de Valeri Gergiev por lo que fue nominado a los Grammy como mejor cantante de ópera. A su lado la soprano azebayana Dinara Amieva será María, su enamorada, con la que comparte una relación de amor-odio toda la representación. Amieva es habitual solista del Teatro Bolshoi –el mismo teatro que estrenó ‘Mazepa’ en 1884– que se presenta en España por primera vez una vez realizado con éxito su debut en la Deutsche Oper de Berlin

La producción procede de la belga Vlaamse Opera –institución con la que la Ópera de Oviedo posee una estrecha relación de colaboración–, y la firma la directora de escena alemana Tatjana Gürbaca. Apuesta por escenarios diáfanos y decorados alegóricos, que remiten al imaginario ruso y buscan dinamismo desde el absoluto protagonismo del canto.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter