17:04. VIERNES 28 DE FEBRERO DE 2020

“El público a veces no comprende las puestas en escena más arriesgadas”

Entrevistas
7 octubre, 2016
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

La Temporada de Ópera de Oviedo, que comenzó con división de opi­niones en el patio de butacas, estre­na el domingo su segundo título con el regreso de ‘Faust’, una obra clá­sica con una puesta en escena mo­derna e inspirada en el diseñador Karl Lagerfeld. El presidente de la Ópera, Jaime Martínez (ha renova­do el cargo hasta 2020), mantiene el ‘libreto’ de los últimos años: una temporada conservadora en los tí­tulos, y más atrevida en los monta­jes escénicos.

.-La temporada comenzó con ‘Ma­zepa’, una apuesta arriesgada.

La ópera rusa es poco conocida en Oviedo, aunque ‘Mazepa’ es uno de los tres títulos más destacados de Tchaikovsky, nunca se había representado en España. Fue un riesgo, pero estoy muy satisfecho.

.-La puesta en escena volvió a ge­nerar división de opiniones entre el público.

Hubo público al que no le gustó porque no la comprendió, pero el trabajo de Tatjana Gürbaca fue muy bueno. Su dirección de escena en ‘Mazepa’, es una de las mejores del mundo.

.-¿Qué opinión le mereció el elenco?

Los cinco cantantes principales ofrecieron un gran nivel. La so­prano Dinara Alieva venía de re­presentar ‘Carmen’ en el teatro Bolshoi, y ‘Madama Butterfly’ en Londres.

.-También debutó en el Teatro Campoamor, Elena Mitrevska, como directora del coro.

Sí, llegó el pasado mes de abril, y en muy poco tiempo ha logrado elevar el nivel del coro. Su incor­poración ha sido un gran acierto.

.-El domingo alza el telón ‘Faust’, un título pocas veces representado en Oviedo.

La última vez fue en 1999. Tenía­mos una deuda con la obra de Gounod.

.-Este ‘Faust’ se aleja del clasicis­mo, con una puesta de escena y vestuario inspirados en el diseña­dor Karl Lagerfeld.

Creo que debemos dejar atrás lo antiguo, que no lo clásico, y es bueno renovarnos de vez en cuan­do. La música es sagrada, pero el montaje nos permite ofrecer cosas nuevas, aunque no consigamos contentar a todo el mundo. Ade­más, es una coproducción nuestra y de la Ópera de Tenerife, y ha su­puesto un importante esfuerzo.

.-El éxito dependerá de las voces, y del tenor, Stefan Pop. Un desco­nocido en Oviedo.

Es un papel muy exigente que han interpretado artistas como Alfredo Krauss. Aunque Stefan Pop nunca ha actuado en el Campoamor, tiene un currículum admirable. Y Maite Alberola, nuestra ‘Marguerite’, es una soprano con mucho encanto y elegante.

.-El tercer título, ‘Cosi fan tutte’, también es una nueva producción de la Ópera de Oviedo.

Es el tercer título del ciclo Mozart-Da Ponte, una obra tan esperada como divertida.

.-¿Qué destacaría de este título?

El director musical será Corra­do Rovaris, director de la Ópe­ra de Filadelfia, y es conocido en Oviedo por ‘Samsom et Dalila’ y ‘Ainadamar’. También contare­mos con otras voces reconocidas como Joan Martín-Royo o Paola Gardina.

.-‘E Capuletti e i Montecchi’ hará regresar a Oviedo a Ailyn Pérez.

Sí, fue nuestra ‘Traviata’. El año pa­sado recibió el Premio a la Mejor Soprano Joven de América, y ofre­ció seis funciones de ‘La Boheme’ en el Metropolitan de Nueva York. Seguro que no desfraudará en la ópera de Bellini.

.-Para acabar, otro gran clásico, ‘Rigoletto’.

Por fin hemos conseguido que Cel­so Albelo, que no pudo actuar ha­ce cuatro años por una lumbalgia, regrese a Oviedo. Junto a él, esta­rán Jessica Pratt y Juan Jesús Ro­dríguez. Los tres han actuado en el Metropolitan. Y en el foso, contare­mos con Marzio Conti. Quién me­jor que un italiano, para una obra de Verdi.

.-Ahora solo falta que no haya ‘ba­jas’ de última hora.

Lamentablemente, el año pasa­do Stuart Skelton tuvo que aban­donar ‘Samsom et Dalila’ por una inflamación en las vías respirato­rias. Nadie está libre de imprevis­tos, pero me alegro de que Skelton haya regresado, y con éxito, repre­sentando ‘Tristan e Isolda’ en Nue­va York. Disfrutamos de su voz en ‘La Valkiria’ y ‘Peter Grimes’. Ojalá vuelva pronto al Campoamor.

.-¿Volverá el ciclo de ‘El oro del Rin’?

Es nuestra intención. Aunque aún nos queden cuatro títulos por re­presentar, el ciclo del Nibelungo volverá.

.-A falta de grandes representa­ciones, la Ópera de Oviedo sigue potenciando las producciones propias.

Hemos hecho un gran esfuerzo pa­ra impulsar nuestros propios mon­tajes, y no alquilar las produccio­nes de otros teatros.

.-El presupuesto de la temporada, de 2,7 millones, sube respecto a la pasada.

Sube en unos 100.000 euros, no es mucho, pero es una buena señal. Se acabaron los recortes.

.-La temporada de Ópera de Oviedo sigue siendo uno de los ciclos que recibe menos ayudas públicas.

Somos la temporada de ópera con menos ayudas públicas de toda Europa. Apenas llegan a un 33% de nuestro presupuesto. El 66% restante depende de mecenaz­gos, entradas, y de más de 2.800 abonados.

.-Los abonos siguen siendo la prin­cipal fuente de financiación de la temporada de ópera de Oviedo. Hace un año los cifraba en más de 3.000.

Siempre hay alguna baja o pérdi­da, pero intentamos compensar­la. Los fieles abonados nos han permitido crecer y mantenernos en los últimos años. Ellos han lo­grado que la ópera de Oviedo siga muy viva.

.-¿No cree que falta relevo genera­cional en el patio de butacas?

Cualquier actividad necesita un re­levo y savia nueva. Trabajamos pa­ra conseguirlo.

.-¿Cuál cree que es la media de edad del público que asiste a las representaciones?

No tenemos datos, pero supongo que rondará los 60 años. O más. También hay jóvenes que han des­cubierto la ópera y que asisten a representaciones en cada tempo­rada. Es una labor constante, que poco a poco da sus frutos.

.-Llevan varias temporadas ofre­ciendo entradas a precios redu­cidos, pero no llega esa ‘savia nueva’.

Las entradas de última hora cues­tan 15 euros, los menores de 25 años tienen descuentos de hasta el 80%, y hay títulos que cuentan con un segundo elenco, a precios reducidos. Incluso facilitamos la compra de entradas, financiando bonos para dos o tres títulos.

.-Tal vez no sea un problema de precios.

También hacemos un trabajo di­dáctico, con óperas infantiles. Y proyectamos las representaciones en la calle, en la plaza del Ayunta­miento, y en Llanes o Cangas de Narcea. Esa es la mejor forma de acercar e inculcar la ópera al públi­co más joven. Quien asiste a la ópe­ra por primera vez, suele repetir.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter