18:28. LUNES 30 DE MARZO DE 2020

El Calatrava, fuera del presupuesto

Oviedo
11 noviembre, 2016

No habrá ninguna partida para el Calatrava en el presupuesto de 2017. El equipo de gobierno llegó hoy a un acuerdo sobre las cuen­tas, y argumenta que “al no existir sentencia firme en el proceso judi­cial, el Ayuntamiento no está obli­gado a incluir este presunto gasto en sus cuentas de 2017”. Con esta maniobra, los socios de gobierno esquivan -por ahora-, el pago de unos 27 millones, y un drástico re­corte del gasto corriente (de entre 3 y 4 millones). Sin embargo, las cuen­tas del próximo año si harán frente a los 32,8 millones que el consistorio debe abonar por el palacete de Villa Magdalena, tras la sentencia del Tri­bunal Supremo. La cuantía duplica la inversión municipal de los últimos años, que ronda los 14 millones. La elaboración de los presupuestos, condicionada con el pago de mi­llonarias facturas heredadas del gabinismo, ya va con retraso. El PSOE, Somos e IU llegaron a un acuerdo para cerrar los capítulos 2 y 4 (gastos corrientes en bienes y ser­vicios, y transferencias corrientes), pero el cierre definitivo no se produ­cirá hasta la próxima semana, según las previsiones del concejal de Eco­nomía, Rubén Rosón. Por otra par­te, la teniente de alcalde de Somos, Ana Taboada, aseguró que su grupo “no está dispuesto a recortar ni un solo euro en gasto social, para pagar los pufos de otros partidos”. Solo los intereses estimados por el Calatrava y Villa Magdalena, ascen­dían a 13 millones. Los “sangrantes recortes” en partidas sociales, serán evitados al dejar fuera de las cuen­tas los pagos por la Operación de los Palacios. Ana Taboada también adelantó que el Ayuntamiento re­currirá al Fondo de Contingencia (un millón), para hacer frente a los intereses de Villa Magdalena. La in­tención del tripartito era incluir los intereses dentro de las operaciones de capital, para que no computasen como gasto corriente. No sería la primera vez que el consistorio com­puta el pago de una deuda como una inversión. Ocurrió en 2013, cuando el Ayuntamiento transfirió 36 millo­nes a Cinturón Verde, para hacer frente a los créditos de la sociedad instrumental.

La alternativa elegida ahora, es evitar la factura del Calatrava, y dejarla pendiente para próximos ejercicios, hasta que haya sentencia firme. La Ley de Estabilidad Presu­puestaria obliga “a pagar antes los intereses que los servicios públicos”, explicó Rubén Rosón, pero Oviedo ha encontrado una vía de escape. Según el techo de gasto aprobado por Hacienda, el Ayuntamiento po­drá elevar el presupuesto un 2,3%, permitiendo el mantenimiento del gasto social. Los socios de gobierno volverán a citarse la próxima sema­na para rematar el acuerdo político de los presupuestos (se había anunciado para mediados de la semana pasada) y concretar el resto de parti­das que siguen pendientes, antes de trasladar la información económica a la oposición y emprender la fase de alegaciones, que durará un mes. Después, será convocado el Pleno definitivo para la votación de los presupuestos, que saldrán adelante con los votos del tripartito. El tiempo para aprobar las cuentas antes del 1 de enero, se agota.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter