10:14. MIéRCOLES 08 DE ABRIL DE 2020

Juan Ramón López Muñiz, un entrenador de Primera

Deportes
19 noviembre, 2016

Mareo también es una cantera de entrenadores: Luis Enrique, Abelardo, Marcelino García Toral… y Juan Ramón López Muñiz. El actual técnico del Levante tiene profundas raíces rojiblancas. Empezó a jugar en los filiales del Sporting, y debutó en el primer equipo en 1991, donde estuvo cinco temporadas. Y no tiene buen recuerdo de sus enfrentamientos con el Real Oviedo. Como defensa, jugó y perdió muchos derbys en Primera, durante los mejores años de los carbayones, cuando los azules disputaron la Copa de la UEFA. Entre 1991 y 1996, el Oviedo ganó 6 de los 10 ‘clásicos’, empató 2, y perdió otros 2. Tras dejar el Sporting, Muñiz apuró sus últimos años como jugador en el Rayo Vallecano y el Numancia, antes de emprender su carrera como entrenador, pasando por el Marbella, el Rácing, el Málaga (en dos ocasiones), y el Alcorcón. El pasado junio, Muñiz, recibió la llamada de dos equipos recién descendidos: el Rayo Vallecano y el Levante. El ex sportinguista eligió al conjunto granota que ha hecho una apuesta muy fuerte para regresar a Primera. El técnico fue recibido con el lema “Muñiz, contigo volveremos”, y está cumpliendo su parte del trato. El Levante, líder indiscutible, es un firme candidato al ascenso desde antes de empezar la Liga, ya que su presupuesto (más de 25 millones) dobla a la mayoría de los equipos de la categoría. Aunque Muñíz pudo elegir algunos fichajes (como el del central Chema, procedente del Alcorcón), Vicente Blanco director deportivo, y su ayudante, Carmelo del Pozo, son responsables de la ‘revolución’ en la plantilla, con 14 bajas y 14 altas, que el técnico gijonés ha logrado transformar en un bloque compacto, a pesar de las rotaciones. El Levante llega a Oviedo con 31 puntos -nunca antes había superado la barrera de los 30 puntos en las 14 primeras jornadas-, y solo ha perdido un partido desde que comenzó la temporada. A este ritmo, podría certificar el ascenso a tres o cuatro jornadas del final.

A golpe de talonario

Juan Ramón López Muñíz es un técnico de urgencias. Siempre se ha sentado en banquillos calientes, en situaciones complicadas, y casi siempre ha tenido éxito. Después de acompañar a Juande Ramos como segundo entrenador en el Español y el Málaga, se puso al frente del banquillo del Marbella (2006) en Segunda B, y ese mismo año, regresó a Málaga, en Segunda. En 2008 logró el ascenso para los andaluces, y fichó por el Racing de Santander, que se había clasificado para la UEFA. Dirigió a los santanderinos en la competición europea, ganando varios partidos (Racing 3-Manchester City 1), pero fue despedido a final de temporada, tras acabar en la 12º posición. De nuevo, regresó a Málaga, donde logró la permanencia en la última jornada (empatando con el Real Madrid), y de nuevo fue cesado. Tras una temporada en el Alcorcón, el Levante le fichó a golpe de talonario. Tenía una cláusula de 150.000 euros.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter