18:41. LUNES 14 DE OCTUBRE DE 2019

La ‘gran coalición’

Gijón
25 noviembre, 2016
LUCÍA GARCÍA

Foro Asturias podría sacar adelante los presupuestos con los votos del PP y Ciudadanos, y la abstención de XSP e IU

A Carmen Moriyón empiezan a salirle las cuentas del próximo año, aunque con ‘fórceps’, y con una ‘alianza de civilizaciones’ en la que tienen cabida desde Xixón Xí Puede, el Podemos local; hasta el PP, e incluso Izquierda Unida. La maquinaria de los presupuestos ya está en marcha, y también el forcejeo, y el tira y afloja de los munícipes gijoneses. Tras un 2016 administrado con las cuentas de 2015, Gijón podría tener nuevos presupuestos el próximo año. Y para que haya ‘fumata blanca’ el 27-D, Moriyón está dispuesta a hacer concesiones a diestra y siniestra, incluso al PSOE que vio aprobadas todas sus enmiendas hace un año, para apuntillar posteriormente los presupuestos. El equipo de gobierno ya tiene descontados los 7 ‘noes’ de los concejales socialistas, y además de los 8 votos que le corresponden a Foro, barruntan que también sumarán los 3 votos del PP y el voto del único concejal de Ciudadanos. En total 12 votos, que pueden ser suficientes en un salón de plenos que tiene colgado el listón de la mayoría en el concejal número 14. Izquierda Unida, con dos concejales, está más cerca de la abstención que del ‘no’, y sus votos lógicamente computarían pero no alterarían un ‘marcador’, por ahora, que refleja un 12-7 favorable al equipo de Moriyón y, por consiguiente, a los nuevos presupuestos. La abstención, ni suma ni resta, pero le viene bien al partido gobernante cuando llegan la ventolera presupuestaría.

Pero hasta aquí, las cuentas de la lechera, que en política todo es posible y la aritmética es muy variable. En estas primeras escaramuzas presupuestarias, falta por saber que harán los 6 concejales de Xixón Sí Puede, aunque el profesor Mario Suárez del Fueyo lo sigue fiando a lo que decidan su asamblea estudiantil y ‘podemita’. En plata, la militancia tendrá la última palabra, y puede que Del Fueyo tenga la tentación de abstenerse en la votación, lo que daría luz verde a las cuentas, pero también puede que las bases tumben los presupuestos del Ayuntamiento de Gijón, y lo que no ha conseguido -ni va a conseguir- el PSOE en el salón de plenos, lo remate la militancia ‘podemita’. ¿Pueden 200 o 300 militantes dejar a toda una ciudad, la mayor de Asturias en número de vecinos, sin presupuesto? Por poder pueden, otra cosa es que la dirección de XSP, un partido con acrónimo de consola y de play, les permita semejante afrenta y herejía.

El profesor Mario Suárez Del Fueyo, muy valorado por sus alumnos y en el Instituto, tiene la sartén presupuestaria por el mango, pero también la responsabilidad política de evitar que Gijón encadene un segundo año con las cuentas prorrogadas. Y más aún, cuando ha conseguido que Carmen Moriyón apruebe una Renta Básica o Salario Social, para los más desfavorecidos. La Renta Básica nace algo pobre y rácana de presupuesto, pero es una necesidad para cientos y miles de familias, y también un logro de Xixón Sí Puede. 2017 puede ser el año de las políticas sociales en Gijón. Menos ayudas para poner una segunda ‘piel’ a las fachadas, menos dinero para los barrios más degradados que ya se han llevado un buen pellizco del dinero municipal, y más dinero para los Servicios Sociales (el presupuesto crece de 17,8 millones a 20,3) y las políticas de empleo (12,8 millones, la más alta de los últimos veinte años). La ‘gran coalición’ (Foro Asturias, Xixón Xí Puede, PP, Izquierda Unida y Ciudadanos) puede dar toda una lección de concordia y entendimiento, en beneficio de los gijoneses, a toda una comunidad maltrecha por la nueva y la vieja política.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter